lunes, 15 de mayo de 2017

La Constituyente rechazada por una Plataforma que se autocalifica como Chavismo Crítico.



El 12 de mayo 2017, una nota de prensa destaca la posición de rechazo a la Constituyente por 6 organizaciones que se calificaron como Plataforma del Pueblo en Lucha y del Chavismo Crítico.

Esas 6 organizaciones: Sirtra Salud Dtto Capital.  Unidad Socialista de Trabajadores (UST).  SINATRA –UCV.  Partido Socialismo y Libertad PSL.  Programa "Tripalium, Memorias de la Clase" y  Marea Socialista.  

En el documento que suscribieron estas organizaciones, calificaron como tramposa y antidemocrática la convocatoria a la Constituyente.

El documento evalua la Constituyente y la realidad actual afirmando lo siguiente:

1.-        Sobre la naturaleza de la convocatoria:

Las seis organizaciones califican esta convocatoria como:

-Una imposición del gobierno de Maduro.
-Una estafa en la cual el Gobierno se garantiza más de la mitad de los delegados a la constituyente.
-Un absoluto contrasentido, principalmente por no consultar al Poder Originario y más aún, porque lo impulsa un gobierno deslegitimado con alto rechazo popular y sin la confianza necesaria para ponerse al frente de un proceso como ese.

2.-        Sobre la Constituyente:

Reconocen que la Constituyente no responde a las necesidades y destaca que el problema es el hambre, no la Constitución.

Advierten que la tragedia social, tiene su origen en la aplicación brutal de un paquete de ajuste, que reprime y mata de hambre.

A través de la Constituyente, denuncia el documento, el gobierno pretende:

-Evadir su responsabilidad en la catástrofe que vive el pueblo venezolano,
-Maniobrar para distraer la atención de nuestros verdaderos problemas, como son el hambre, la falta de comida, la inflación, los salarios destruidos.

Aseguran que con una constituyente hecha a su medida, el gobierno lo que busca es perpetuarse en el poder;  avanzar en las medidas totalitarias y seguir restringiendo las libertades democráticas.   Todo ello, porque se saben derrotados en cualquier proceso electoral.

3.-        Sobre la realidad.

Las organizaciones que integran esa Plataforma reivindican en el documento el derecho a la protesta y a la movilización del pueblo y califican esta realidad como una Rebelión Popular, que se va expresando de manera cada vez más continua y sin identificación concreta con partido político alguno, ni siquiera con la Unidad.

Las causas de esa llamada rebelión popular  según esta Plataforma son:

-La desesperación, orfandad e indignación popular.
-La rabia popular por las mentiras recurrentes y el “paquetazo” del gobierno de Maduro, que se une con un sentimiento que el propio documento llama de frustración e indignación popular.
-La pérdida del miedo por parte del pueblo, que poco a poco zafánadose del férreo control y chantaje de los mecanismos como el CLAP, el carné de la patría, etc.

4.-        Sobre la política de descalificación que hace el gobierno a la protesta.

El documento mediante el cual rechazan la Constituyente, dedica unas líneas a reivindicar el concepto de estallido social y a tal fin la definen como:

“Un proceso que refleja la desesperación de la gente, causada por el hambre, el desempleo, la incertidumbre, que lleva a millones de trabajadores, jóvenes y sectores populares a saquear, a buscar comida de cualquier forma, que le arrebatan todos los días los empresarios y comerciantes. Un hecho que no se atiene a formalidades jurídicas, políticas o morales pues son expresiones crudas y dramáticas de la frustración e indignación popular":

En tal sentido y de manera expresa, la Plataforma rechaza que el gobierno califique ese estallido social no actos terroristas y que los descalifique como acciones vandálicas, actos terroristas o golpistas; recordando, que de esa forma, reaccionaria e hipócrita, respondieron quienes hace 28 años llamaron de delincuentes y subversivos a quienes protestaron el 27 de febrero de 1998.  

Algo importante es que ese grupo de organizaciones reconocen que la MUD ha marca distancia de la violencia y el saqueo en este proceso complejo de estallido social.

6.-        Mensaje final.

A través del documento las organizaciones firmantes hicieron un llamado a una lucha nacional contra la convocatoria a constituyente e invitaron a realizar: asambleas, reuniones y foros por la base, para discutir las acciones a tomar de manera unitaria.

Por último, en el documento reconocen y así lo expresan, que el tema constituyente no es un asunto meramente jurídico, ni mucho menos restringido a "expertos" constitucionalistas, es fundamentalmente un asunto político, cuyo auténtico protagonista y sujeto debería ser el Pueblo Trabajador.

Carlos Romero Mendoza.
15 de mayo de 2017.

FUente:
Aporrea.org. Rechazamos el intento de imponer una Constituyente tramposa y antidemocrática. 12 de mayo de 2017.  Online en: https://www.aporrea.org/actualidad/a245919.html

No hay comentarios: