domingo, 23 de febrero de 2014

Movimiento estudiantil aporta exigencias para una Agenda de Paz.

Circula una declaración del Movimiento Estudiantil con 6 exigencias concretas al Gobierno Nacional y sobre las cuales sustentan su protesta nacional; las mismas, en cuanto a su alcance, constituyen un extraordinario aporte para construir las lineas básicas de una posible Agenda Nacional que en medio de esta crisis, pueda alcanzar, libre de toda ideologización, un verdadera Agenda de Paz y Convivencia en Venezuela.[1]

El primer punto de esa posible agenda resume 3 de esas exigencias en el respeto a los Derechos Humanos.  El movimiento estudiantil exige el cese de las torturas, la liberación de quienes simplemente están privados de libertad por protestar pacíficamente y, en tercer lugar, exhortan a dejar de criminalizar a la protesta en Venezuela.  Estos puntos coinciden con las exigencias de la Unidad, de Capriles y de López.

El segundo punto, tiene que ver con una tarea no cumplida por el gobierno: impulsar el desarme.  En este tema, también coinciden el Gobierno a través del Plan de Paz y Convivencia, la Unidad en algunas de sus declaraciones, así como también Leopoldo López y Henrique Capriles. 

El tercer punto, es la relegitimación de los Poderes Públicos Nacionales, otra tarea pendiente, que exige un debate nacional, pues hasta ahora la inacción de las autoridades nacionales nos ha llevado a unos Poderes Públicos Nacionales débiles, sin credibilidad y con períodos vencidos.

En este tema, los diputados a la Asamblea Nacional y los partidos políticos, no han logrado la presión suficiente para hacer efectiva la relegitimación de los Poderes Nacionales.  

La exigencia de los estudiantes en esta materia, acompañada de la relación directa entre elector y elegido, en otras palabras, entre representante político y soberano, puede llevar a posicionar y legitimar ésta exigencia como un reclamo que haga “eco” en cada rincón del país, así como las cacerolas se hicieron escuchar.

El cuarto punto plantea el cese de la censura en la comunicación.  Tema importante luego que el gobierno ha impulsado la tarea de revisar la programación de televisión buscando un nuevo modelo de televisión que garantice valores para la paz, pero en el marco del Plan de la Patria[2].  

Esas 6 exigencias de la declaración del Movimiento Estudiantil, son insumos útiles y concretos para construir un mensaje y un discurso que inspire la protesta pacífica.  Los recientes episodios de protestas a nivel nacional no lograron presentar un mensaje, un discurso y una orientación clara; fui testigo que luego de la entrega de Leopoldo López, la gente buscó, sin éxito, en Plaza Sadel o en la principal de las Mercedes algún mensaje que orientara sobre los pasos o las acciones siguientes para expresar el apoyo a Leopoldo López.

Por otro lado, el mensaje de los estudiantes y de los dirigentes políticos nacionales a través de las redes sociales para dirigirse a los ciudadanos durante las recientes protestas, fue insuficiente para canalizar las expectativas ciudadanas; primero, porque no todos tienen acceso a internet y segundo porque hubo quienes teniendo acceso a internet, simplemente no pudieron ver esas declaraciones por problemas técnicos.

Ha llegado el tiempo del discurso en la calle, del perifoneo y de las asambleas, sin obviar el apoyo de las redes sociales, mientras estén disponibles. Hay 6 exigencias, que pueden contribuir con una Agenda Nacional para la Paz y Convivencia que alimente la protesta pacífica, pues protesta, por muy pacífica que sea, sin mensaje pierde sentido

Carlos Romero Mendoza.


[1] Apunto.com.ve  El movimiento estudiantil pide respeto a los principios democráticos y a la constitución. 21 de febrero 2014. Online en: http://www.apunto.com.ve/el-movimiento-estudiantil-pide-respeto-a-los-principios-democraticos-y-a-la-constitucion-video/

No hay comentarios: