martes, 17 de abril de 2012

Sobre la consulta de la Ley de Transparencia en España opina Antoní Gutiérrez Rubí


Con fecha 8 de abril de 2012, Antoní Gutiérrez Rubí, presenta en su portal web un artículo sobre la Ley de Transparencia que se consulta en España, la nota dice:
Este es el texto que he enviado, a través del formulario de Consulta pública electrónica, con mis comentarios al Anteproyecto de Ley de Transparencia. Creo que hay que opinar y aportar.
Gobernar no es simplemente ejercer el poder legítimo que emana de los votos de la ciudadanía y someterse, finalmente, al escrutinio electoral de las urnas. Gobernar es ampliar, consolidar y fortalecer el concepto de lo público, del interés general. Hacerlo más profundo, compartido y asumido por todos los actores sociales. El desafío es extraordinario para las Administraciones Públicas, para las instituciones democráticas y para sus representantes. Su compromiso será clave para que las demandas de más participación, información y transparencia sean atendidas, defendidas y protegidas como un derecho democrático. La ciudadanía quiere más democracia, pero de mayor calidad. Anhela más política, pero más próxima.
Existe una nueva cultura de cambio social, sustentada en unos profundos cambios tecnológicos, que impulsará a las Administraciones (de todos los niveles) y a las organizaciones (profesionales, económicas, políticas, culturales académicas…) a ofrecer una respuesta organizada, fiable y solvente ante las expectativas de cambio y la demanda de mayor democratización por parte de la ciudadanía.  Son cada vez más voces las que apuntan a la necesidad de crear una cultura mucho más horizontal de colaboración y comunicación entre los ciudadanos y sus representantes.
Detrás de cada tecnología hay siempre una idea de fondo, una demanda que se responde. La ciudadanía exige proximidad y libertad. Proximidad para atender mejor, en cualquier momento, lugar o formato, las demandas de servicios públicos. Y libertad para ejercer la ciudadanía con un sentido más crítico, más cívico y más participativo. Cuando hablamos de una LEY DE ACCESO A LA INFORMACIÓN Y GOBIERNO ABIERTO no estamos hablando simplemente de tecnología. Es también una propuesta organizativa, creativa y, sobre todo, ética y política. Su potencial para transformar la participación política, ampliando la legitimidad representativa, es muy alto, si sabemos realmente aprovechar todo lo que nos ofrece.
España tiene retos inaplazables para ofrecer un horizonte de futuro más próspero, justo y solidario. Estos retos no se resuelven solo desde el Gobierno y de las instituciones democráticas. No se puede desaprovechar el enorme caudal de talento social que gracias a esta demanda exigente por parte de la ciudadanía en la relación con los servicios públicos está aflorando ya. Será clave transformar y hacer de las críticas, energía. De las demandas, talento compartido. De la información abierta, una oportunidad para una sociedad más comprometida con lo público. Ha llegado la hora. No hay tiempo que perder.
Fuente:

No hay comentarios: