martes, 31 de enero de 2012

Las Comunas en Buenos Aires, lo complejo y las dificultades para operar.

Gabriel D´Angelo, en el portal web de noticiasurbanas.com de argentina presenta un reportaje titulado: El duro arranque de las Comunas y como un subtitulo señala: Descentralización a puro conflicto. Pues bien se copia a continuación el artículo porque es una buena descripción de lo que sucede en cada comunidad, independientemente del país, cuando los ciudadanos quieren organizarse y se piensa en una forma asamblearia de organización.

El artículo publicado el 27 de enero de 2012 dice:

Presentaciones en la Justicia y en organismos de control; denuncias cruzadas entre el macrismo y la oposición, pero también entre integrantes del mismo partido; cuestionamientos de vecinos al Ejecutivo y a los comuneros. Estas son algunas de las manifestaciones que se desencadenaron en tan solo un mes y medio desde que comenzaron a funcionar las juntas comunales, demostrando que el nuevo proceso de descentralización que vive la Ciudad trae consigo mucha tela para cortar, con presente movedizo y un futuro incierto y aguerrido, con amparos judiciales y proyectos legislativos en carpeta que traerán nuevos cruces entre oficialistas, opositores y ciudadanos independientes.
El 10 de diciembre asumieron las juntas comunales y los 105 comuneros que los porteños votaron en las elecciones del último año. Los reglamentos internos de las juntas comunales y la convocatoria al Consejo Consultivo Comunal fueron los primeros debates que se dieron y en los que quedó demostrado que nada será fácil y que los distintos participantes tirarán de la soga para su propio rancho.

Ejemplos hay varios y acá relataremos algunos.

En la Comuna 4 (Pompeya, la Boca, Parque Patricios y Barracas), los comuneros del Frente para la Victoria, Maximiliano Nenna y Victoria Colombo, intimaron mediante una carta documento al presidente de la Comuna, Héctor Apreda (Pro), por lanzar una convocatoria por e-mail para que vecinos y organizaciones sociales se inscriban en el Consejo Consultivo Comunal (CCC), llamado que se realizó sin el aval de la Junta Comunal y “con fines partidarios”, según la denuncia. Este reclamo le sirvió al kirchnerismo para presionar al oficialismo y motivar su convocatoria para debatir el tema. Finalmente se logró el acuerdo y los siete comuneros votaron por unanimidad el reglamento interno y el proceso de inscripción a vecinos continúa como el oficialismo lo había comenzado, pero ahora con el aval de la oposición.

El llamado al CCC también está dando que hablar en otras comunas. En la 10 y la 13, los vecinos, cansados de que la Junta Comunal no realice la convocatoria oficial, se autoconvocaron y lo constituyeron ellos mismos, bajo la promesa de que luego se unirán al espacio al que convoque la Junta Comunal, aunque demostrando que reina una importante desorganización en algunas secciones.

Las internas partidarias y las diferencias entre los integrantes de las juntas comunales también florecieron en este tiempo. El caso más emblemático en este sentido es el que vive el Pro en la Comuna 10. En esta sección, el actual presidente de la Junta, Agustín Ferrari, y el expresidente del CGPC 10 y actual comunero, Osvaldo Vega, mantienen una dura disputa interna por el poder. La tensa relación entre los dos Pro-radicales se expresó de manera violenta cuando sus bandos se trenzaron a trompadas en la sede comunal, luego del 10 de diciembre. Además, en medio de esta interna surgió una denuncia por coimas que salpica a Osvaldo Vega.

En tanto, en la Comuna 11 los opositores se alzaron contra el presidente de la Junta, Carlos Guzzini (Pro), por haber encabezado un acto sin haber hecho partícipes a los otros juntistas. Guzzini, exdirector del CGPC 11 y hombre de confianza del legislador Cristian Ritondo, inauguró el solarium de la plaza Roque Sáenz Peña junto a los otros comuneros macristas pero no invitó a los opositores, motivando su descontento.

También en esta sección, la comunera Paula Resels, de Proyecto Sur, presentó ante la Defensoría del Pueblo un reclamo en el que denunció que la sede comunal, ubicada en Beiró al 4600, no está preparada para que personas discapacitadas puedan acceder. La denuncia de la comunera derivó a la Comisión para la Plena Participación e Inclusión de las Personas con Discapacidad (Copidis), y en las próximas horas se sabría la resolución. Si la respuesta no garantiza facilidades para discapacitados, podría derivar en una denuncia judicial por parte de la Defensoría.

La Legislatura de la Ciudad no estará ajena al proceso de comunas. Noticias Urbanas dialogó con la vicepresidenta de la Comisión de Descentralización, Raquel Herrero (Pro), quien comentó que desde su rol buscará “siempre el consenso y el diálogo”. “Este es un proceso lento que va a llevar tiempo y es posible que se necesiten modificaciones a la ley en algunos puntos”, adelantó la diputada, quien se quedaría con la presidencia de la Comisión en el nuevo recambio. Herrero participó en las comisiones bipartita y tripartita que se crearon en los últimos años para el seguimiento del proceso de transición a las comunas y sabe que el debate con los vecinos no es para nada fácil. Para evitar futuros cruces, la diputada buscará que la participación por el proceso de comunas se realice en el Consejo Consultivo y no en la Comisión de Descentralización, que podría retrasar su funcionamiento y el despacho de proyectos tendientes a mejorar el funcionamiento de las juntas comunales.

Justamente son los vecinos los que en esta nueva etapa que vive la democracia porteña buscan tener un papel preponderante y quieren encontrar una forma de hacer efectivos sus reclamos. En la Comuna 13 (Belgrano y Núñez), viendo que no se les había dado participación en la elaboración del presupuesto y plan de acción comunal para 2012, los vecinos recogieron más de 1.000 firmas que se adjuntarán a un pedido de Audiencia Pública a la Junta Comunal con el objetivo de acercarles a los comuneros los problemas que deben ser resueltos este año. Por otro lado, en la Comuna 9, los vecinos tienen previsto presentar un amparo para que se declare inconstitucional el reglamento interno que votó la Junta Comunal en el que se prohíbe la presencia de ciudadanos en las reuniones.

También, desde el Movimiento Comunero, agrupación que reúne vecinos de varias comunas, están estudiando la posibilidad de hacer una presentación judicial contra el Gobierno de la Ciudad por incumplimiento de la Ley 1.777 en el traspaso de competencias a las juntas comunales y su difusión. Estos reclamos de los vecinos se oyen también de boca de varios comuneros opositores, en especial por el tiempo que el Ejecutivo de la Ciudad se está tomando para pasar las funciones que les corresponden a las comunas, y que terminarían de traspasarse a fines de 2013.

Sin embargo, desde el oficialismo se defienden a capa y espada. “¿Creés que el 10 de diciembre estábamos preparados para hacernos cargo de todas las competencias? No. Entonces el traspaso gradual es lo mejor que estamos haciendo, la oposición critica por un simple juego político. Si fueran Gobierno harían lo mismo”, expresó ante NU el presidente de la Comuna 4, Jorge Héctor Apreda. Por su parte, Rubén Tzanoff (MST en Proyecto Sur), de la Comuna 9, cuestionó que existe una situación de “incertidumbre” respecto de este tema, y agregó: “Vamos a tener a los guardianes de plaza pero no sabemos cuánto presupuesto tenemos para hacerlos funcionar”. Por su parte, Carlos Eusebi (FpV), de la Comuna 11, también describió que no tiene certezas sobre el presupuesto. “Le preguntamos al presidente de la Comuna y siempre tenemos la misma respuesta: ‘No sé, todavía no hay nada’.”

Además del presupuesto que tendrán para las competencias, los comuneros están ansiosos por saber cuánto dinero tendrán para planta de gabinete, que les permitiría sumar algún asesor o ayudante para su trabajo. Algunos entusiastas esperan contar con 40 mil pesos, sin embargo, Eduardo Macchiavelli, secretario de Atención Ciudadana y a cargo del proceso comunal, destruyó sus ilusiones [ver recuadro] al afirmar ante NU que “no va a haber plata de planta de gabinete”.

Como se ve, los primeros pasos de las comunas vienen siendo bastante movidos. Así, quedan cortas estas líneas para describir en cada una de las quince secciones cuál es la situación. Esto recién empieza.

Eduardo Macchiavelli, secretario de Atención Ciudadana

“No generaremos más gastos ni burocracia”

–Desde sectores opositores y vecinales cuestionan las condiciones en que se está desarrollando el proceso de descentralización, ¿usted qué balance hace?
–Yo tengo una visión muy diferente, me parece hiperpositivo cómo se está desarrollando el proceso. Las quince juntas están funcionando, arrancaron, y todas ya tienen su sede o están en los próximos días terminándose; más de la mitad ya tiene su reglamento, más de la mitad tiene las áreas asignadas; todas abrieron el registro para la primera reunión del Consejo Consultivo. En lo personal estoy muy satisfecho, debemos estar en la séptima reunión del Interconsejo Consultivo Comunal. El balance es muy positivo.

–¿Qué análisis hace usted teniendo en cuenta que hubo presentaciones judiciales en organismos de control? Políticamente hablando, ¿está siendo complicado?
–La gestión se hace tomando decisiones y no yendo a los tribunales. Cada vez que quisieron judicializar, gracias a Dios no tuvieron éxito. Creo que esa no es la forma. Esto se hace trabajando y gestionando en respuesta a la necesidad de los vecinos. Mi sensación es que hay un marco muy importante de racionalidad por parte de todos los comuneros, excepto por unos pocos. La verdad que me imaginaba algo mucho más tumultuoso y todo viene funcionando muy bien.

–Existe desconcierto respecto al presupuesto de las comunas. ¿Cuánto dinero tendrán?
–No se transfiere plata a las comunas, se transfieren partidas presupuestarias que son unidades de compra. En lo que es poda, por ejemplo, se les entrega la cantidad de poda que se van a realizar en cada comuna y la junta decide dónde podar. El comunero opositor se va a seguir quejando porque nunca van a manejar dinero, manejan órdenes de servicios.

–Siguiendo con el tema del presupuesto, ¿los comuneros tendrán una partida para planta de gabinete?
–No va a haber plata de planta de gabinete, no sentimos que haya necesidad específica. A medida que se vayan sumando las competencias se va a sumar más gente pero no sentimos la necesidad de que los comuneros dispongan de asesores. ¿Para generar más burocracia y gastos? Ni por casualidad.

–¿Cuáles son los próximos pasos?
–Avanzar con la transferencia efectiva de competencias, con el tema de padrinazgo; los guardianes de plaza ya empiezan a reportar a las juntas comunales. Pronto arranca el relevamiento de poda, ya entregamos el censo para que cuando arranque la campaña de poda en abril, las juntas puedan designar dónde se va a hacer la poda.

Fuente:
http://www.noticiasurbanas.com.ar/info_item.shtml?x=105052

No hay comentarios: