viernes, 11 de marzo de 2011

Planificación totalitaria y centralizada, por Sánchez Meleán.

Con fecha 11 de marzo de 2011, el portal web de La Verdad, Zulia, publica un artículo de Jorge Sánchez Melean, que se titula: Planificación Totalitaria y Centralista. El cual señala:

La Ley Orgánica de Planificación Pública y Popular, promulgada en diciembre de 2010, contiene una reorientación total del sistema de planificación existente en el país. Esta nueva ley, evidentemente inconstitucional, pretende instaurar un sistema de planificación "para la construcción de la sociedad socialista". Se concibe con el objeto fundamental de desarrollar y fortalecer al inexistente "Poder Popular", para darle forma al Estado Comunal.

En la ley, el Poder Público queda subordinado al mal llamado "Poder Popular". Se equipara en el Sistema Nacional de Planificación a la Comuna con los estados y municipios, creando un Consejo de Planificación Comunal, sin base constitucional. Por ello se reforman también las leyes de los consejos estadales y locales de planificación. ¿Cuáles serían las consecuencias de la aplicación de esta ley?

En primer lugar, la instauración progresiva de un sistema de planificación orientado al empleo de los recursos públicos para la construcción de una sociedad socialista. Iríamos entonces hacia un nuevo "modo de relaciones sociales de producción", que tiene como objetivo, "la recuperación del valor del trabajo" en desmedro del resto de los factores productivos, especialmente el capital y la tecnología. De allí el énfasis en la propiedad social sobre los factores y medios de producción.

En segundo lugar, el sistema de planificación, tiende a debilitar a los estados y municipios, para privilegiar a las instancias del "Poder Popular", manejadas en forma centralizada por el poder nacional, a través de un ministerio, con lo cual pasan a formar parte del Estado Comunal.

Esta ley, en conjunto con las leyes de los consejos comunales, Consejo Federal de Gobierno, del Poder Popular, del Sistema Económico Comunal, de Contraloría Social, y la que se adelanta sobre transferencia de competencias del Poder Público (estados y municipios) al "Poder Popular" (comunas) concibe a la planificación pública con visión totalitaria y centralista, sólo con el propósito de instaurar un sistema obsoleto: el socialismo marxista de siempre. Nunca como ahora ha llegado la hora de aplicar los artículos 333 y 350 de la Constitución.

Los ciudadanos tenemos el deber de restablecer la efectiva vigencia de ella, para ser fieles a la tradición republicana y la lucha por la independencia.

Fuente:


No hay comentarios: