martes, 12 de enero de 2010

¿Cómo construir un país con este mensaje, cuando el propio Jefe de Estado habla de dos bandos enfrentados y no hay espacios de encuentro?.

Con fecha 2 de diciembre de 2009, el portal de Aporrea.org, registra las palabras que el Presidente Hugo Chávez pronunció durante la graduación de la VIII Promoción de Bachilleres de la Misión Ribas, programa que en su sexto aniversario cuenta con el apoyo de Petróleos de Venezuela, S.A. (PDVSA) y en el cual 85 mil 120 vencedoras y vencedores recibieron el título que los acredita como egresados de la secundaria.

Durante la graduación, el Comandante Presidente recordó que un día como hoy, hace siete años, comenzó el sabotaje petrolero contra Venezuela, que fue superado por el pueblo porque “estaremos siempre en batalla y nuestros adversarios estarán también en batalla”; pero “a nosotros nos tocó batalla y victoria, porque ese es nuestro camino”.

Además el presidente dijo:

“Estamos en el medio de una lucha histórica y en medio de una lucha de clases, la burguesía y sus aliados, el pueblo y sus aliados. Dos bandos enfrentados y aquí no hay reconciliación posible. Porque les voy a decir algo: la reconciliación a la que se refiere la burguesía por boca de su Cardenal y otros voceros no es reconciliación, ellos siempre han estado y estuvieron atropellando, persiguiendo y hasta aniquilando al pueblo venezolano y, en el supuesto de que esa gente vuelva al poder en Venezuela, me lo decía Fidel hace unos días en La Habana: si esa gente volviera al poder en Venezuela nadie, ni siquiera el imperio yanqui, que es su amo, pudiera evitar la carnicería sobre el pueblo, la persecución, por eso debemos evitar que esa oligarquía no vuelva más nunca al poder en Venezuela”.

El líder de la Revolución señaló que luego de los intentos de la oligarquía mediante los diferentes golpes: el militar, mediático, petrolero, financiero, y económico, surgieron las Misiones Bolivarianas como parte de la respuesta revolucionaria del Gobierno y el pueblo. No obstante, destacó que a pesar de estas situaciones, lo más importante es la conciencia del pueblo:

“Me importa la conciencia del pueblo que no se deje engañar, que no se deje manipular porque un pueblo ignorante es instrumento de su propia destrucción pero un pueblo consciente es instrumento de su propia liberación de su grandeza”, agregó.

No hay comentarios: