martes, 9 de mayo de 2017

Argumentos de la Unidad sobre la Constituyente.

El 8 de mayo de 2017, la Unidad responde a Elías Jaua la invitación a participar en las reuniones relacionadas con la Constituyente y lo hacen rechazando la invitación por las siguientes razones:

1.- Sobre la naturaleza de la iniciativa de convocar la constituyente.

La Unidad expresa de manera categórica que ningún Poder del Estado puede usurpar las funciones que corresponden al Pueblo, en consecuencia, si bien los Poderes tienen iniciativa de convocatoria, deben obligatoriamente consultar al ciudadano a través de un referendo.

En materia electoral, denuncian que Nicolás Maduro pretende imponer un proceso constituyente a su propia medida.  

La Unidad advierte que intentar instaurar unas bases comiciales sectoriales, que son contrarias a la Constitución y a la democracia, quiebra la universalidad del derecho al sufragio y desconoce el principio constitucional de un elector un voto, con el único fin de lograr un número de escaños que no correspondería con la legítima voluntad del electorado.

La Unidad es categórica al afirmar que no es posible que las elecciones sean al mismo tiempo universales y sectoriales.  Advierte además, que esas elecciones sectoriales representan una  ilegítima restricción al derecho al sufragio y una clara violación al principio de igualdad.

Destaca la Unidad que en la iniciativa presidencial para la Constituyente no hay referencia alguna al principio de representación proporcional previsto en el artículo 63 de la Constitución.

La propuesta de Constituyente, representa para la Unidad, otra forma de secuestrar el derecho al pueblo venezolano, que ya previamente ha experimentado tal situación con el caso de la suspensión de la solicitud para un referendo revocatorio y las elecciones de gobernadores que debieron realizarse en diciembre 2016.

Por cierto, la Unidad destaca que esa Constituyente ignora a los Estados como entidades políticas  fundamentales de  nuestro sistema federal.

En conclusión, la Unidad califica la iniciativa presidencial como ilegítima e inconstitucional, fraudulenta y orientada a secuestrar la soberanía popular, utilizando la represión como mecanismo para imponerla al pueblo venezolano.

2.-        Sobre la verdadera solución a la crisis actual.

La Unidad afirma que la única salida a la crisis es un cambio de gobierno, y en consecuencia no se necesita un cambio de Constitución; además, expresamente señala que cualquier solución constitucional a esta crisis, exige que el pueblo pueda expresarse en elecciones libres, directas, secretas y universales.

El documento a través del cual se le responde a Elías Jaua, coincide con los Acuerdos de la Asamblea Nacional, que reiteradamente reconocen la existencia de una ruptura del orden constitucional y democrático en Venezuela.

Así mismo, la Unidad, reconoce que esa ruptura del orden constitucional unida a la grave crisis humanitaria que experimenta la sociedad venezolana, son las principales causas de la reacción pacífica del pueblo venezolano que ha salido a las calles a ejercer su derecho a la propuesta.

Reclama en este sentido, que la repuesta por parte de Nicolás Maduro, además del secuestro del voto directo, secreto y universal, también ha sido la represión brutal, que de acuerdo el balance al 4 de mayo del Ministerio Público, ha causado 35 fallecidos y 717 lesionados y que lamentablemente sigue incrementándose como consecuencia de la brutal represión que mantiene.

Reconoce la Unidad que la Asamblea Nacional en su Acuerdo del 27 de abril de 2017, registra de manera concreta las acciones que deben emprenderse para superar esa crisis, entre ellas, está la tarea de restablecer el ejercicio pleno del derecho al sufragio en elecciones libres, secretas, directas y universales.

La Unidad  se une a la Conferencia Episcopal de Venezuela al cuestionar que el fraudulento proceso constituyente no coadyuva a superar la grave crisis por la que atraviesa Venezuela, por el contrario la agrava.

3.-        ¿Qué busca la Constituyente?

La Unidad denuncia que el objetivo de esta Constituyente no es otro que eludir el restablecimiento del derecho al sufragio en Venezuela, distrayendo la atención de los venezolanos y venezolanas de los graves problemas que les aquejan en virtud de la inflación, la escasez de alimentos y medicinas y la criminalidad desbordada.

En conclusión la Unidad ha dejado muy claro que “los Venezolanos no queremos cambiar la Constitución, lo que queremos es por medio de elecciones libres, universales, directas y secretas cambiar al gobierno”.

Carlos Romero Mendoza.
9 de mayo de 2017.

Fuente:



No hay comentarios: