miércoles, 26 de abril de 2017

La Iglesia llama a respetar la protesta pacífica y a celebrar marchas cívicas.



La Presidencia de la Conferencia Episcopal Venezolana, en ocasión al 19 de abril de 2017, hizo público un Comunicado en el que exhortó a todos los Venezolanos a rechazar cualquier manifestación de violencia y respetar los derechos de todos y cada uno de los ciudadanos.


La Presidencia de la Conferencia Episcopal Venezolana, reconoce que hay una gran confrontación política en el país, y en tal sentido, recuerda de manera expresa que la protesta cívica y pacífica no es un delito, por el contrario, ratifica que es un derecho y agrega que su control no puede ser una represión desmedida.


El Comunicado expresa que las marchas cívicas deben ser libres sin más restricciones que las que se derivan del deber de respetar la vida, la propiedad y el bien común y afirma, que la Iglesia acompaña y exhorta a los ciudadanos para que la protesta sea pacífica.


Recuerda el Arzobispo Diego Padrón, Presidente de la Conferencia Episcopal Venezolana, que la democracia se caracteriza, ante todo, por el respeto y protección de los derechos de los ciudadanos y advierte que cuando el Estado (o el Gobierno) los desconoce o irrespeta, deja de ser un Estado democrático, pierde legitimidad en su desempeño, pues su función es la defensa de todos los ciudadanos independientemente de su ideología política.


Agrega además, que hay otros factores que niegan la democracia, como es la concentración de los poderes públicos en manos de un solo poder y en ese punto, el Comunicado alerta que esa es la situación actual de Venezuela.


Sobre los Derechos Humanos, la Presidencia de la Conferencia Episcopal de Venezuela recuerda que es un deber de todo ser humano, defender los derechos humanos fundamentales, la vida, la libertad, la salud….y los demás derechos de los ciudadanos y reafirma que también es un derecho y un deber de la Iglesia y de todos los creyentes, pues lo derechos humanos y civiles no pertenecen exclusivamente al ámbito de lo socio-político sino también al religioso.


En ese sentido, el Comunicado se dirige a los creyentes, y les recuerda en primer lugar que Dios es el autor de la vida y su protector, y en segundo lugar que el mandato divino “No matarás” es una defensa de la vida.


El Comunicado hace dos llamados:


-Primero, a todos los ciudadanos, a los creyentes en Cristo y a los hombres y mujeres de buena voluntad, actuar según la recta conciencia, los principios democráticos y las leyes del país, así como ejercer el derecho a la manifestación y protesta pública de manera respetuosa con las personas y propiedades y de modo responsable y pacífico.


Y recuerda que Cristo Resucitado llama a todos a compartir gestos de reconciliación y a “la búsqueda de válidas soluciones pacíficas antes las controversias, para el progreso y la consolidación de las instituciones democráticas, en el pleno respeto del estado de derecho” (Papa Francisco, Bendición Urbi et orbi, 16.04.2017)


-Segundo, al Gobierno, particularmente al Ministerio Popular para las Relaciones Interiores, Justicia y Paz, a la Guardia Nacional y a los Organismos Policiales a respetar en sus actuaciones la dignidad de las personas y el derecho a la libre expresión de la protesta y manifestaciones pacíficas y democráticas.


Y por último, ese Comunicado expresa el respaldo de la Conferencia Episcopal Venezolana a  las declaraciones y actuaciones de los Señores Cardenales Jorge Urosa Savino, Arzobispo de Caracas, y Baltazar Porras, Arzobispo de Mérida, y de otros pastores de nuestra Iglesia.
Carlos Romero Mendoza.


Fuente:
Revista SIC.  Los venezolanos exigimos el respeto a nuestros derechos civiles y a todos nuestros derechos. 20 de abril 2017.  Recuperado online en: http://revistasic.gumilla.org/2017/los-venezolanos-exigimos-el-respeto-a-nuestros-derechos-civiles-y-a-todos-nuestros-derechos/

No hay comentarios: