martes, 22 de febrero de 2011

La Comuna es un ejercido fallido de la igualdad.

Yasmin Devesa Moreno en su blog comunicologos, presenta el 2 de julio del 2010 un registro sobre las Comunas qeu se transcribe y que fue titulada:

La historia demostró que La Comuna es un ejercicio fallido de la igualdad.
• Platón, Lenin, Stalin y Mao Tse-Tung fracasaron en sus deseos de instalar la comuna
• La comuna despoja a todo ciudadano de sus pertenencias, del fruto de su intelecto, de su trabajo, de sus esperanzas y de su futuro.

Ley de Comunas en Venezuela, actualmente en discusión

El proyecto de ley contempla, como en el pasado, la figura de el Parlamento Comunal tendrá entre sus funciones elaborar las Cartas Comunales, es decir el instrumento donde se establecerán las normas para la regulación de la vida social y comunitaria, garantizará el orden público, la convivencia y la primicia del interés colectivo así como también decidirá sobre los aspectos de planificación, coordinación y ejecución de actos del gobierno comunal y además designa a un Consejo de Cumplimiento que hará que se acate todo lo que apruebe el Parlamento Comunal.

Yasmin Devesa. El inicio de la discusión de la Ley de la Comuna en la Asamblea Nacional obliga a recordar los incesantes intentos por lograr que exista una riqueza pública, en la cual no es posible la figura de la pobreza y por el contrario la igualdad surge como el paladín del mundo ideal.

La idea de “La Comuna” se remonta a tiempos incluso antes de Cristo, tal como lo refiere Patricia Baum en su libro “La Comuna una alternativa a la familia” donde presenta una crónica de los intentos que ha realizado el individuo para crear un mundo mejor, adoptando drásticos estilos de vida basados en la copropiedad y la cooperación, y en la pérdida de la individualidad.

Platón: Nadie tendrá mujer propia

La más famosa expresión de este ideal en el mundo antiguo se encuentran en el libro La República, del filósofo griego Platón, quien 300 años antes de Cristo manifestó su rechazo al bienestar individual por encima de la sociedad. Por ello abolió la propiedad privada y estimuló la comuna.
Platón estableció normas como por ejemplo que “nadie tendrá mujer propia, de la misma manera los niños serán comunes y el padre no conocerá a su hijo ni el hijo a su padre”, con lo que suponía equidad hasta en los sentimientos y el amor.

Platón inspiró a muchos a lo largo de toda Europa y todas las comunas fueron disueltas por diversos motivos, el principal, el rechazo a la perdida de la individualidad.

La característica principal era que la comuna surgía estimulada por un líder generalmente de dinero, que compraba tierras y construía casas y locales que albergaron hasta a mil de sus seguidores.

Entre sus normas destacaban el que los hombres estarían en habitaciones comunes, las mujeres apartes, separadas incluso de los niños. Algunos grupos no permitían siquiera tener momentos de privacidad sin la previa aprobación de los líderes de la comuna, que podían ir rotando cada día pero donde siempre estaba como líder el impulsor de la comuna.

Entre los años 1600 y 1800 se generó en Europatambién dentro de las comunas lo que se conoció como el comunalismo religioso en Europa, pero tras ser perseguido llegó a Norteamérica con la promesa de los gobiernos de tolerancia religiosa, tierra abundante y barata y hasta mediados de los años 70 se mantenían al menos 3 mil comunas en territorio estadounidense, con sus propias leyes y reglas, la mayoría de índole religiosa.

Un gobierno propio dentro del Estado

La característica común entre las comunas conformadas, ha sido el deseo de una vida sencilla, la garantía de alimento y la crianza de los niños, pero para ello debían hacer producir la tierra y establecer normas de convivencias.

En el caso de las mujeres las vestimentas son diseñadas para que no provoquen deseos sexuales, se les prohíbe cualquier contacto con el mundo exterior, radio, Tv y menos la prensa, sin embargo la producción que generen como excedente a su consumo - piezas artesanales, alimentos, entre otros, - es la que les permitirá adquirir insumos que ellos por sí mismo no pueden proveer como la sal, maquinarias y medicinas.

Las normas se acatan de manera voluntaria y se respetaban. Sin embargo siempre llegaban las crisis, bien por la muerte del lider religioso, por la rigurosisdad del trabajo, la ausencia de estímulo frente al desempeño y la pérdida de la individualidad con sus consecuentes privaciones.

Rusia ejemplo del fracaso de las comunas

Los mayores más ambicioso ensayos de la vida comunal se llevó a cabo en La Unión Soviética y en la China Roja, involucrando a más de 500 millones de personas e intentando incluso abolir por completo a la familia, por el deseo de la igualdad.

Hasta entonces las comunas se constituían por individuos que de manera voluntaria y espontánea se juntaban por el deseo de una vida plena, pero en estos países comunistas fue una imposición que le garantizaría al gobierno el desarrollo de la nación.

En 1917 Nikolai Lenin ordenó en Rusia la confiscación de todas las haciendas, industrias fue entonoes cuando surgió “la dictadura del proletariado”. Entre tanto los comunistas consagrados hacían “un lavado de cerebro” a los campesinos para que creyeran que la granja individual estaba condenada a desaparecer y que las comunas tenían todas las respuestas a sus necesidades.

Pronto se cansaron de no cobrar nada por su trabajo, de compartir grandes dormitorios y comer en una mesa común, de estar separados de sus esposas e hijos. Uno de los mayores conflictos fue el renunciar a los artículos personales, lo que motivó a las mujeres a ponerse varias mudas de ropa encima con el fin de evitar que otra compañera las utilizara pues la orden impuesta es que todo es de todos.

Al poco tiempo empezó la escasez de alimentos, producto de infructuosas cosechas de campesinos que no tenían estímulo alguno más que el de la comida, y la crisis fue tal que Lenin tuvo que ordenar en 1921 que le permitieron nuevamente a los campesinos vender sus cosechas y retomar sus familias.

Lamentablemente a la llegada de José Stalin, en el año 1928, se impuso un ambicioso programa de industrialización y requería mano de obra, por lo que amparado en el comunismo obligó nuevamente a la conformación de comunas, utilizando para ello la fuerza, cárcel, deportación y hasta la muerte.

Nuevamente tanto la agricultura rusa como la producción en las industrias descendieron a niveles críticos. Las siembras no se realizaban con ánimo, la producción en las industrias descendió debido a la ausencia de estímulo frente al destacado desempeño. En menos de 2 años la Unión Soviética cayó en la mayor crisis económica jamás vista. En marzo del 1930 Stalin anunciaba “aún no es tiempo de las comunas” y ordenó que cada familia dispusiera de una parcela, de un huerto y de algún ganado, con lo que terminaron las comunas.

China Roja impone
experimento comunal

Al igual que en Rusia, China utiliza la fuerza para realizar un experimento comunal y realizan una reforma masiva de la tierra por orden de Mao Tse-Tung, quien creía que las comunas podrían producir inmensos excedentes de trigo, arroz, algodón y otros cultivos a la vez que le permitiría de forma rápida y más económica, levantar escuelas, edificios de viviendas, carreteras y y además veía en la comuna la vía más apropiada para la transición al comunismo por lo cual en el año 1958 Mao anuncia su programa “El Gran salto hacia delante”, que impulsa a las comunas.

Millones de chinos perdieron su individualidad. Los trabajadores empezaron a recibir sobre una base de igualdad una ración determinada de artículos de consumo, servicios y dinero, pero pronto eliminaron el metálico.
El golpe más agudo fue la supresión de la vida familiar. Las casas fueron sustituidas por enormes alojamientos tipo cuartel y dormitorios separados para hombres y mujeres. A los esposos solo se les concedía una hora en privado con sus parejas y las mujeres, en ves de cuidar a sus hijos debían dejarlos en guarderías y trabajar en el campo y las fabricas.

Los viejos eran recluidos en “hogares de felicidad” donde tejían cestos, cultivaban gallinas o huertos. Exigían jornadas diarias de hasta 16 horas de trabajo y aunque al principio las estadísticas de producción eran alentadoras para el Gobierno pronto se evidenció el cruel fracaso y poco a poco entraron en una hambruna pues.

Nuevamente un estado comunista debe retroceder en sus decisiones. Permitieron la reunificación familiar para estimular la producción pero el mal estaba hecho.

El gobierno tuvo que iniciar, de mala gana, lo que se llamó el Gran retroceso o restauración de la empresa privada.
Se entregó nuevamente el sueldo como incentivo, se permitió el cultivo de la tierra de forma individual y la venta de sus productos. Los padres volvieron a tener la custodia de sus hijos y decidir sobre su educación.
En 1969 China Popular se une al fracaso de la entonces Unión Soviética en su intento por instaurar a la fuerza la comuna, y se pone de manifiesto que va en contra de la naturaleza del ser humano la igualdad y la propiedad común y que el individuo valora el esfuerzo y el mérito. Quien se esfuerza merece una recompensa.

Para qué una comuna ¡en esta época!
La historia muestra que la comuna pretenden despojar a todo ciudadano de sus pertenencias, del fruto de su intelecto, de su trabajo, de sus esperanzas y de su futuro.

La Constitución Nacional, en los Artículos 16, 17 y 18 señala que…”el territorio nacional se divide en el de los Estados, el del Distrito Capital, el de las dependencias federales y el de los territorios federales. El territorio se organiza en Municipios.”… lo de comunas no aparece en la Constitución, lo que supone una violación a la ley.

Otro de los proyectos de ley en discusión contempla la moneda comunal y el trueque, válido exclusivamente para estructuras como las comunas

Fuente:
http://comunicologos.ning.com/profiles/blogs/historia-de-las-comunas-en-el

No hay comentarios: