sábado, 2 de octubre de 2010

GIOVANNI SARTORI. ¿Está en peligro la democracia?.

Giovanni Sartori dice:

"¿La democracia está en peligro?.   Me temo que tengo que responder que, a largo plazo, sí.

La democracia es una ´gran generosidad´, porque para la gestión y la creación de la buena ciudad confía en sus ciudadanos.  Pero los estudios sobre la opinión pública ponen en evidencia que esos ciudadanos lo son poco, dado que a menudo carecen de interés, que ni siquiera van a votar, que no están mínimamente informados.  Por tanto, decir que la democracia es una gran generosidad subraya que la democracia siempre está potencialmente en peligro.

Sin embargo, tenemos que distinguir entre la máquina y los maquinistas.  Los maquinistas son ciudadanos, y no son nada del otro mundo.  Pero la máquina es buena.  Es más, en sí misma, es la mejor máquina que se ha inventado nunca para permitir al hombre ser libre, y no estar sometido a la voluntad arbitraria y tiránica de otros hombres.  Construir esta máquina nos ha llevado casi dos mil años.  Intentemos no perderla.

Yo no creo que la democracia necesite importantes innovaciones estructurales.  Lo que me preocupa son los maquinistas.  En los años treinta, José Ortega y Gasset escribía La rebelión de las masas, un libro muy inteligente donde s identifica al ciudadano como el ´el hombre masa´.  ¿Qué es ese tipo?.   Es un niño malcriado e ingrato que recibe en herencia unos beneficios que no merece y que, por consiguiente, no aprecia.  La cuestión es que el niño mimado es un hombre debilitado, ´ablandado´.  Ortega lo llama ´invertebrado´, sin espina dorsal.  Y dado que nos aguardan retos durísimos, ¿será capaz de afrontarlos el niño mimado?.  Espero que sí.  Pero no estoy nada seguro.  Nos queda, en cualquier caso, la esperanza de que nuevas generaciones de jóvenes me desmientan.  Yo he terminado.  Ahora les toca a ustedes. Buena suerte."

FUENTE BIBLIOGRAFICA:

SARTORI Giovanni. (2009)  LECCION 30:  Por desgracia, he terminado.  En:  LA DEMOCRACIA EN 30 LECCIONES.  Editorial Taurus.  Pp 143-144.

No hay comentarios: