sábado, 28 de agosto de 2010

Constituyente Muncipal como antecedente del proyecto de Ley de Comunas.

Mata Harnecker publica bajo el sello de Monte Avila y Centro Internacional Miranda, en el año 2008 un libro titulado: Transfiriendo poder a la gente. Municipio Torres, del Estado Lara, en el cual recoge unas conversaciones sostenidas en el año 2005 y 2006 con Julio Chávez, entonces Alcalde de ese municipio quien venía promoviendo la denominada Constituyente Municipal.

Chávez señala que la Constituyente Municipal es el resultado de varias preguntas: ¿Cómo podíamos impulsar una democracia participativa y protagónica con esas estructuras que eran la fiel expresión del modelo de democracia representativa?. ¿Cómo podíamos impulsar un modelo económico distinto al que impulsaron las clases económicas dominantes?. ¿Cómo impulsábamos un proyecto similar al que impulsó el Presidente de la República, si no teníamos el basamento jurídico?. (P.15)

Como antecedente a esta iniciativa recurre un grupo denominado Colectivo 24 de julio, del cual él formaba parte y a través del cual se organizaron algunos foros con alcaldes como Aristóbulo Istúriz, Clemente Scotto, entre otros, y así fueron poco a poco incorporando líderes locales y comunitarios, hasta que llegaron a ser identificarlos con las siglas PPT, para ese momento figuras como Alí Rodríguez, Aristóbulo Istúriz y Maria Cristina Iglesias, ya eran parte del equipo. (Pag. 16)

Julio Chávez señala que no tuvieron otro camino en Carora, que convocar a la comunidad, a la colectividad, a los ciudadanos para que el pueblo se constituyese en poder y comenzar a construir ese nuevo estado que estábamos planteando sobre las ruinas de lo viejo. Con el proceso constituyente municipal, se dotaría al municipio de una ordenanza macro que permita una construcción de ese nuevo municipio.

El documento de Harnecker, registra que el proceso constituyente se inicio en febrero 2005, luego el 19 de junio de 2005 se aprueba la ordenanza macro municipal en Asamblea Constituyente Municipal; sobre su contenido se solicitar un referendo, el cual no es aprobado por el CNE por razones de tiempo y presupuesto.

Reconoce Julio Chávez, que hay aspectos en esa ordenanza que chocan con la Ley Orgánica del Poder Público Municipal, lo que genera dificultades con el Concejo Municipal de entonces y debe esperarse a las elecciones de agosto de ese año para lograr con los nuevos concejales aprobar la ordenanza macro producto de la Asamblea Constituyente a finales del año 2005. (Pag 24)

Cuando se indaga sobre la participación de la población en esa constituyente, Chávez responde que para tal fin se utilizó como referencia la estructura de las Unidades de Batalla Electoral (UBE), las cuales se definieron a nivel nacional en torno a las mesas de votación.

Al desarrollar un capitulo bajo el titulo de Acercar el gobierno a la gente, se señala que se reconocía la división política territorial del municipio Torres, pero debido a su extensión se dividió la parroquia en juntas comunales, por lo que varias juntas comunales, hacían el gobierno de la parroquia. (Pag. 41); esas juntas seguían el criterio de las UBE, y se planteaba que cada una de ellas tuvieran los cinco poderes constituidos: el ejecutivo: voceros electos por el poder legislativo. El legislativo: juntas comunales elegidos popularmente; el judicial: jueces de paz, jueces de agua, etc…; el poder electoral: comisión electoral y el poder moral: defensorías comunitarias, contralorías. En toda esa estructura las Asambleas de Ciudadanos eran la máxima instancia de decisión.

Ya entonces se hablaba en este diseño de parlamento comunal (Pág. 47); al plantearle Harnecker sobre las Comunas, Julio Chávez dice que esa es la ruta que indica el Presidente, y que a tal fin el presupuesto participativo del 2008 sirvió en el Municipio Torres para poder subdividir el territorio en comunas, con la cual se combate el individualismo de los consejos comunales, sobre la ley del 2006 que regula estas formas de organización local, señala que quedó muy limitada, de corta visión, porque parecieran asociaciones de vecinos pero más grandes.

Julio Chávez, plantea que el problema es el Estado y que por lo tanto es absolutamente necesario construir un nuevo Estado sobre las ruinas del viejo, demoliendo la estructura del viejo Estado y levantando un Estado que le posibilite al pueblo gobernar.

Para Julio Chávez, desde el municipio Torres se estaba llevando el poder constituido hacia abajo, pues los cinco poderes públicos del Estado venezolano operarían en los gobiernos comunitarios, en las comunas. Reconocía en ese texto, que tal vez no sea la mejor metodología pero que lo que busca es buscar darle al pueblo las herramientas para hacer más efectiva la transformación del Estado. (Pag 76)

¿Qué queda de ese proceso en el Municipio Torres?, parece que es el más claro antecedente del proyecto de ley de comunas aprobado en primera discusión; pero impuesto desde el parlamento.

Referencia bibliográfica:Harnecker, Marta. (2008). Transfiriendo poder a la gente. Municipio Torres, Estado Lara. Colección haicendo camino al andar. 2. Monte Avila y Centro Internacional Miranda. Pp. 166.

No hay comentarios: