sábado, 19 de diciembre de 2009

Hacia un Estado Social Comunal, dice Darío Vivas.

Con fecha 18 de diciembre de 2009, el portal AN, registra una declaración del diputado Darío Vivas, en la que afirma que con la entrada en vigencia de: la Ley Orgánica de los Consejos Comunales, la ley Orgánica del Consejo Federal de Gobierno, la ley Orgánica de Participación y Poder Popular y la Ley Orgánica de Planificación Pública se logrará establecer de manera definitiva el Estado Social Comunal, a través del cual se hará realidad parte del llamado Socialismo del Siglo XXI.

El diputado Darío Vivas consideró que esta fuerza que emana del pueblo organizado ya no tiene vuelta atrás debido a que la experiencia que han venido manifestando los integrantes de los 30 mil ( o más) Consejos Comunales que están registrando ante el Ministerio de esta competencia así lo demuestra.

“Todas estas leyes se han elaborado con la intensa participación del pueblo organizado, el propósito es normar las nuevas relaciones de poder que existe entre el pueblo y el poder central”, precisó el parlamentario.

Sobre la experiencia de los Consejos Comunales, indicó Darío Vivas:

“Los Consejos Comunales nos han demostrado que esa es la vía más adecuada y revolucionaria para conducir los destinos del país. El pueblo ha demostrado que sí es capaz de organizarse, de hacer sus propios proyectos y de activar el desarrollo sostenible del país".

Para Vivas la diferencia entre la descentralización de la IV y la V es:

Vivas indicó que con este conjunto de leyes la descentralización será más amplia y real puesto que será diseñada por los miembros de cada comunidad. “Antes, en la IV República, la llamada descentralización solo llegaba a los centros poblados del país, en lo adelante eso no será así, el desarrollo se llevará a ahora a los lugares más escondidos del país”, dijo.

Comentario: Sin duda el planteamiento de descentralización que se hace difiere con el que se tenía en el marco de la constitución de 1961, pues entonces era el poder transferido a los estados y municipios, de estos a las parroquias y a otras formas de organizarse para acercarse más en la gestión a los ciudadanos, ahora en este nuevo diseño que se impone a un sector del país es la transferencia a los ciudadanos en comunas, obviando la institucionalidad política, con lo cual deterioran las bases de las estructuras fundamentales de un sistema democrático, sus instituciones, pues las debilita, las vacía de funciones, y en algún momento habrá la sensación, de prosperar este diseño, que no es necesario pagar impuestos al municipio, votar por concejales o elegir alcalde, pues los problemas se solucionan en Comunas y sus Consejos Comunales, lo que al final nos lleva a tener una participación ciudadana y un protagonismo centrado, limitado y circunscrito a un territorio comunal, alejándonos del poder central y haciéndo éste muy poderoso.

Fuente:

No hay comentarios: