domingo, 3 de agosto de 2008

Sobre el artículo de ¿ Y despues de Chávez?

Y después de Chávez... ¿Qué? III
http://www.noticierodigital.com/forum/viewtopic.php?t=414897

Se pregunta Quiróz Corradi, en un artículo que es publicado en El Nacional y que aparece en Noticiero Digital, en su tercera parte. En este él se plantea la necesidad de ir construyendo un plan para garantizar la gobernabilidad del país en un escenario post chavez, pues argumenta, válidamente, que ese escenario no es fácil, porque afirma que muchos saldrán a pedir lo que no han logrado obtener en estos diez años.

Sin duda la reflexión que hacía en otro escrito en mí blog sobre los partidos políticos, va muy en este sentido, pues no pueden los partidos seguir centrando sus actividades exclusivamente en lo electoral, se hace necesario que los partidos tan pronto concluya las elecciones, hagan tienda aparte de quienes se conviertan en gobernantes, para trabajar en crear espacios en los cuales busquen recuperar la credibilidad perdida.

Se hace necesario que los partidos se encuentren con los ciudadanos, y que los ciudadanos se encuentren con los partidos, porque de esa manera es que el plan de gobernabilidad que plantea Quiróz Corradi, pudiera construirse de manera plural. Ahora bien, si no me equivoco, algunos destacan que el Pacto de Punto Fijo, que tanto se ha atacado y que a la vez sirvió para garantizar la gobernabilidad en los inicios de la democracia, funcionó al inicio, pero luego los propios padres del mismo lo desconocieron con sus actuaciones y proceder, por lo tanto, en materia de pactos de gobernabilidad, nuestra experiencia debe servirnos de algo.

Un plan de gobernabilidad debe partir por un consenso de que la DEMOCRACIA es lo que queremos, de que para lograr ello, debemos partir por recuperar la institucionalidad, y recuperar la libertad para que inspirada en esa libertad, podamos trabajar en alcanzar la mayor igualdad posible, a través de un poder judicial que cumpla, responda y sea eficiente.

Ese plan de gobiernaibilidad debe continuar con la construcción de nuestro Estado Federal y Descentralizado, deberiamos acordar no iniciar un debate de reforma constitucional, porque es perder tiempo, y ya se ha perdido mucho, debería acordarse, reformar puntualmente lo que haya que reformar, pero continuar con el diseño de Estado Federal, Descentralizado, y profundizar la participación ciudadana.

Sin duda alguna se debe recuperar nuestro nombre de país, y nuestro órden, pero teniendo muy presente, que el órden se debe garantizar con libertad, no un órden con autoridad que acabe o merme con la poca libertad que pueda existir.

Los partidos deben comprometerse y las organizaciones de la sociedad civil, también, es pues un acuerdo nacional. Suena bonito, pero suena en cierto grado irrealizable, porque no creo que en muchos sectores haya la disposición de hacer sacrificios por el país, pues económicamente por ahora les va bien, o porqeu políticamente tienen el protagonismo que deseaban.

Dios quiera, que hayamos aprendido en estos 10 años, que el momento de pensar en venezuela llegó, y que no podemos pensar en borrón y cuenta nueva, como siempre se ha hecho y al respecto el pensador Mario Briceño Iragorry tiene una frase que coloqué en este blog, muy interesante pues nos dice que siempre estamos tratando de inventar la rueda redonda y siempre llegamos al mismo punto.

No hay comentarios: