sábado, 20 de diciembre de 2014

La ruta hacia Paris en el 2015 para un nuevo Acuerdo Global frente al Cambio Climático.

Un total de 194 países se reunieron en Lima para participar en la XX Conferencia Mundial de Cambio Climático promovida por la ONU; este evento marcó el inicio del conteo regresivo para lograr alcanzar un nuevo acuerdo global que permita reducir el calentamiento global y que sustituya al Protocolo de Kioto.   Este nuevo acuerdo deberá aprobarse para finales del 2015 en el marco de una nueva Conferencia Mundial.

Cada año que pasa, los estudios van evidenciando que el cambio climático no es un mito, sino que por el contrario es una realidad.   Tan es así, que el 2014 registra -como saldo positivo-, los anuncios que China y Estados Unidos hicieron públicamente en el marco de la Cumbre Asia-Pacífico, sobre su posible contribución en la reducción del calentamiento global[1].  

Que ambos países se hayan tomado el tiempo para hacer públicamente el anuncio, es un indicador importante del reconocimiento que hacen sobre la gravedad del problema, pero además, que sean estos dos países los mayores generadores de gases tóxicos en el mundo, pone grandes esperanzas en la batalla contra los efectos del cambio climático.

Por cierto, algunos medios destacan que las diferencias entre ambos países en cuanto a la desaceleración del cambio climático, motivó al presidente Peruano a extender un día más las sesiones de la XX Conferencia Mundial sobre el Cambio Climático en Lima.[2]

La importancia que reviste un nuevo acuerdo global sobre el Cambio Climático, fue expresado por el Papa Francisco, a través de un mensaje mediante el cual reconoció que estamos frente a un grave problema que afecta a toda la humanidad y en particular a los más pobres y a las generaciones futuras, por lo que invitó a cada gobierno a actuar en esta materia con responsabilidad ética y moral.

Solamente podremos hallar soluciones adecuadas si actuamos juntos y concordes. Existe, por tanto, un claro, definitivo e impostergable imperativo ético de actuar”, advirtió el Papa Francisco en su mensaje.[3]

La XX Conferencia Mundial cerró con un angustioso acuerdo a última hora -como lo calificó Gestión, diario de economía y negocios del Perú[4]-, bajo el título de La llamada de Lima por la acción climática[5], cuyo texto incorporó con distintos matices aspectos cruciales en la ruta hacia el acuerdo que debe quedar aprobado en diciembre 2015 en París, y además, reconoció la responsabilidad común y diferenciada de cada uno de los países frente al calentamiento global.

Para Ban Ki-moon, Secretario General de la ONU, los acuerdos alcanzados abren el camino para el éxito en París[6]; y en el mismo senido, Laurent Fabius, Canciller de Francia, afirmó que la esperanza de éxito en París está cerca.

Para Matt McGrath, de la BBC, ninguno de los 194 países que asistieron a las charlas se fue con todo lo que querían, pero todo el mundo logró algo.  En este sentido, el ministro de Medio Ambiente de Perú, Manuel Pulgar Vidal, aseguró que La llamada de Lima por la acción climática  no es perfecta, pero incluye las posiciones de las partes.
Por su parte, World Wide Fund for Nature (WWF) es crítico y advierte que el texto de la declaración final de la XX Cumbre “pasó de débil a más débil y de más débil a realmente muy débil".  Así mismo, Amigos de la Tierra Internacional, afirmaron que el temor de que las conversaciones no consiguieran "un resultado justo y ambicioso" se cumplió y que ha sido "trágicamente cierto".[7]
La BBC resume los acuerdos alcanzados en La llamada de Lima por la acción climática,  de la siguiente manera:
  •  Que los países desarrollados proporcionen apoyo financiero a los países en desarrollo "vulnerables"
  • Promesas nacionales de los estados listos para comprometerse y que se presentarán en el primer trimestre de 2015.
  •  Que los países establezcan objetivos más allá de su "compromiso actual".
  • Que el organismo de la ONU encargado de cambio climático informen sobre los compromisos nacionales en noviembre 2015[8].

El recorrido hasta la Cumbre Mundial de Paris 2015 debe superar no sólo las diferencias entre China y Estados Unidos; sino también las tensiones que genera el debate que polariza entre países desarrollados y países en vías de desarrollo, o como lo llaman algunos medios de información, entre países ricos, que serían los altamente contaminantes, y los países pobres, identificados como los más vulnerables.

La ruta hacia la Conferencia de Paris del 2015, se acompaña en el caso venezolano con las elecciones parlamentarias, lo cual reclama a la sociedad venezolana, en particular a las llamadas ONGs en materia ambiental mayor esfuerzo para el 2015, a los fines de exhortar y exigir a los partidos políticos y al gobierno nacional, mayor responsabilidad en el tratamiento de un tema que no reconoce ideologías y que avanza sin frenos.  

La sociedad venezolana está llamada, incluso constitucionalmente, a ser corresponsable en garantizar un ambiente sano, saludable y ecológicamente equilibrado, lo cual supone reclamar a las autoridades gubernamentales la información oportuna y suficiente para comprender mejor el impacto del calentamiento global en Venezuela y el llamado de urgencia que se hace a nivel internacional en esta materia.

El Cambio Climático es un tema que no puede seguir ajeno a la realidad venezolana.  

Carlos Romero Mendoza 




[1] El acuerdo de China y Estados Unidos contra el cambio climático es necesario pero insuficiente. 12 de noviembre 2014. Online en: http://elpais.com/elpais/2014/11/12/ciencia/1415809849_052747.html
[2] Iberoamerica Central de Noticias.  Lima: Cumbre del Cambio Climático con desacuerdos entre china y estados unidos. 14 de diciembre 2014. Online en: http://www.icndiario.com/2014/12/14/lima-cumbre-del-cambio-climatico-con-desacuerdos-entre-china-y-estados-unidos/
[4] COP 20 logra angustioso acuerdo a última hora. 14 de diciembre 2014. Online en: http://gestion.pe/politica/cop20-alcanza-acuerdo-clima-2116676
[5] Lima call for climate action. Decision COP20. Advance unedited version. Recuperado el 19 de diciembre 2014. Online en: http://unfccc.int/files/meetings/lima_dec_2014/application/pdf/auv_cop20_lima_call_for_climate_action.pdf
[6] El Periodico.com.  El futuro del cambio climático se decidirá a una carta en Paris. 15 de diciembre 2014. Online en:  http://www.elperiodico.com/es/noticias/sociedad/futuro-cambio-climatico-decidira-paris-2015-3771404
[7] Biodiesel.com.  Cumbre de Lima. Avance global por el cambio climático. 15 de diciembre 2014. Online en: http://biodiesel.com.ar/8947/cumbre-de-lima-avance-global-por-el-cambio-climatico
[8]BBC.co.uk.  El acuerdo sobre el cambio climático que no deja a nadie contento.  14 de diciembre 2014. Online: http://www.bbc.co.uk/mundo/noticias/2014/12/141214_ciencia_cambio_climatico_acuerdo_onu_lima_ch

miércoles, 17 de diciembre de 2014

El Papa Francisco y la función parlamentaria.

En noviembre 2014 el Papa Francisco habló en el Parlamento Europeo y desde allí, reconociendo la representación que detenta esta institución, exhortó a todos los ciudadanos europeos, a avanzar con esperanza y aliento hacia una Europa menos centrada en lo económico y más centralizada en la persona humana.

Además, invitó a que Europa abrace con valentía su pasado y mire con confianza su futuro para vivir plenamente y con esperanza su presente.  A tal fin, el Papa destacó el papel que juegan los europarlamentarios en este exhorto, y les recordó que en este tiempo histórico tienen la misión de:

1-         Mantener viva la democracia en Europa.  El Papa reconoce que este reto exige evitar tantas maneras globalizantes de diluir la realidad: purismos angélicos, totalitarismos de los relativos, fundamentalismo ahistóricos, eticismos sin bondad, intelectualismo sin sabiduría.  

En este sentido, advierte el Papa que la concepción unificadora de la globalidad daña la vitalidad del sistema democrático,  debilitando el contraste rico, fecundo y constructivo de las organizaciones y de los partidos entre sí.  

2-.        Cuidar y proteger la memoria y esperanza del pueblo europeo, y a hacerse cargo del presente en su situación más marginal y angustiante, para dotarla de dignidad.

3-.        Custodiar y hacer crecer la identidad europea, de modo que facilite a los ciudadanos, en el marco de su propia diversidad, encontrar de nuevo la confianza en las instituciones de la Unión y en el proyecto de paz, amistad en el que se fundamentaron los padres fundadores.

4.-        Reconocer el valor de la vida humana, que se nos da gratuitamente y no puede ser objeto de intercambio o de comercio; así como también, a no olvidar que cada persona es parte de un contexto social en el cual sus derechos y deberes están conectados a los de otros y con el bien común de la misma sociedad.  

Considerando al hombre como parte de un contexto social, el Papa advierte que el hombre debe ser considerado como parte fundamental de la naturaleza, y así como se habla de ecología ambiental, hay que hablar también, de ecología humana, la cual se sustenta en el respeto de la persona.

Elevó un llamado a profundizar la cultura de los derechos humanos, para que ella pueda unir sabiamente la dimensión personal o individual con el bien común, por ese ´todos nosotros´ formado por individuos, familia y grupos intermedios que se unen en comunidad social.  

Estas reflexiones puntuales del discurso del Papa en el Parlamento Europeo, son útiles para cualquier debate que se haga sobre el proceso electoral de candidatos para las parlamentarias del 2015, pues nos invita a evaluar la función estratégica de los parlamentarios.

Debemos reconocer que desde el año 1999, cuando se aprobó la Constitución Nacional, perdimos aquél Congreso bicameral que hoy se recuerda como garante del espíritu federal y de una efectiva representación política que además de plural, fue diversa desde el punto de vista ideológico y entre los cuales siempre privó el mayor respeto muto en la dinámica parlamentaria.

Es claro que en estas próximas elecciones está en juego la supervivencia de la función parlamentaria y que los candidatos tendrán la enorme responsabilidad de hacer entender a sus electores, que estos no son tiempos normales  y que la participación electoral, con todo y los obstáculos que puedan surgir, representa la única alternativa viable y realista para mantener viva la esperanza de reencontrarnos con la democracia como único sistema capaz de reconocernos como sujeto de derechos y deberes, sin distinción alguna ante la ley y en un ambiente de mayor libertad.

Algunos dirán que lo mismo se dijo con las municipales en el 2013, y es cierto; pero son realidades distintas, en aquél diciembre estaba en juego el único modelo de organización local reconocido por la Constitución, que de debilitarse facilitaba el camino hacia el modelo comunal.   

Más allá de los obstáculos, y del propio resultado, las elecciones municipales reafirmaron y legitimaron las instituciones del Poder Público Municipal y garantizaron su permanencia como actores políticos legítimos, institucionales y además constitucionales.

Legitimar la vigencia y existencia del Parlamento, impedirá que el tiempo haga olvidar el significado de la representación política, su coexistencia con la libre participación ciudadana y el valor del voto directo, secreto y universal que intentan debilitar, porque la existencia de los mismos no son esenciales en el modelo comunal.    

Las elecciones 2015 será un proceso político complejo, que requiere un parlamentaro que esté a la altura de un tiempo histórico que exige de actores políticos, capaces de mantener viva la democracia, lo que significa ir más allá de la función legislativa, que ha quedado debilitada y prácticamente anulada.  El reto es recuperarla y para ello hay que rescatar la institucionalidad, desde el rol parlamentario y en alianza con los ciudadanos.

Es importante recordar que en su mensaje de esperanza a los Europeos, el Papa habla desde el Parlamento, casa del pensamiento plural, del debate y de la representación política; y desde allí llama por la confianza de que las dificultades puedan convertirse en fuertes promotoras de unidad, pues reconozcamos las dificultades que estas elecciones del 2015 traen consigo, no olvidemos que éstos no son tiempos normales y en consecuencia actuemos responsablemente, pensando en las generaciones futuras. 

Asumamos nuestra corresponsabilidad por mantener viva la esperanza en reencontrarnos con la democracia.

Carlos Romero  Mendoza

Fuente:
ACIPRENSA. Texto: Discurso completo del Papa Francisco al Parlamento Europeo. 25 de noviembre 2014. Online en: https://www.aciprensa.com/noticias/texto-discurso-completo-del-papa-francisco-al-parlamento-europeo-82825/