miércoles, 15 de marzo de 2017

Declarada la crisis humanitaria en materia alimentaria.



Por tercera vez, la Asamblea Nacional se pronuncia de manera contundente sobre el tema seguridad alimentaria[1].

La primera vez fue el  11 de febrero de 2016 con el título Acuerdo mediante el cual se declara crisis humanitaria e inexistencia de Seguridad Alimentaria de la Población Venezolana.

La segunda vez fue el 21 de julio de 2016 con el Acuerdo de condena de la represión política y de la violación de los derechos humanos, a propósito del ejercicio del derecho constitucional a la protesta por el hambre y la escasez de alimentos.

Ahora el 14 de marzo de 2017 aprueba una Declaratoria de crisis humanitaria en materia alimentaria en el país, el cual se desarrolla en 8 considerandos y 10 acuerdos.

Fundamento jurídico de la declaración:

-Artículo 305 de la Constitución Nacional que obliga al Estado a garantizar la seguridad alimentaria de la población.

Seguridad alimentaria, que recuerda el texto del Acuerdo, debe ser entendida como la disponibilidad suficiente y estable de alimentos en el ámbito nacional y el acceso oportuno y permanente a estos por parte del público consumidor.

-Artículo 11 del Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, que destaca el derecho a una alimentación adecuada.  

Causas de la crisis humanitaria:

El Acuerdo de la Asamblea Nacional identifica como causas de la crisis humanitaria las siguientes:

-El modelo económico impuesto por el Ejecutivo Nacional, basado en estatismo, expropiaciones arbitrarias, controles abusivos de precios, y en el desprecio de la iniciativa privada en la economía.

-La severa escasez de materias primas como agroquímicos, semillas, medicinas veterinarias, además de maquinarias y repuestos, lo cual dificulta aún más la atención de las necesidades alimentarias de la población

Consecuencias de la crisis humanitaria:

Las causas anteriores generan unas consecuencias que la Asamblea Nacional destaca en el Acuerdo, a saber:

-El colapso a niveles históricos de la producción nacional.
-Una inflación de 700% .
-Una escasez sobre 90%.
-Una Crisis social sin precedentes que se expresa en 82% de hogares pobres, 73% de personas perdiendo peso, 52% de niños en riesgo de padecer o padeciendo desnutrición y 3 millones de venezolanos comiendo desperdicios.
 
Sobre la respuesta del gobierno la Asamblea Nacional fija posición en el Acuerdo:

Sobre el CLAP la Asamblea advierte que podrían ser un paliativo ante la problemática esbozada, pero alerta, que por ser un mecanismo basado netamente en las importaciones de productos, no ataca la causa de la crisis, facilita el mercado negro y genera un problema grave que es la corrupción expresada en distintas modalidades, afectando a las familias venezolanas.

Desde los datos estadísticos, la Asamblea Nacional destaca que los mismos no han tenido un impacto significativo desde que fueron implementados, afirmando que solo distribuyeron en 2016 el 3% del consumo nacional de alimentos y atendieron de manera regular sola a menos del 10% de la población.

Además la Asamblea Nacional advierte que programas como la Gran Misión Abastecimiento Soberano, Misión Alimentación, Mercal, PDVAL entre otros, no logran impedir la profundización de la crisis alimentaria.

Acuerdos además de la declaración de la crisis humanitaria:

Exhortación a los órganos del Poder Público.

La Asamblea acordó requerir a los órganos del Poder Público, que adopten, atendiendo a sus atribuciones respectivas, medidas urgentes para combatir el hambre.    El Parlamento hace un llamado para que se activen todos los mecanismos institucionales viables para enfrentar la problemática conjuntamente con la sociedad organizada.

Creación de una Comisión especial.

El Acuerdo señala que esa Comisión tendrá la siguiente misión:

-Definir, con participación de todos los sectores políticos, sociales y económicos y mediante consultas desarrolladas en el ámbito local, regional y nacional, las acciones que deben emprenderse para impedir que la crisis alimentaria siga causando perjuicios a veces irreversibles a los venezolanos y venezolanas.

-Identificar fuentes de cooperación internacional para combatir el hambre en Venezuela, incorporando a Caritas de Venezuela a sus actividades y mediante visitas a delegaciones diplomáticas y a organismos internacionales.

Legislar en ocasión a la crisis.

La Asamblea Nacional se comprometió a la pronta presentación y discusión de un Proyecto de Ley sobre la Crisis Humanitaria en materia Alimentaria, que recoja lineamientos fundamentales dirigidos a proteger a la población frente al hambre.

En materia de responsabilidad política, se acordó:

-Exigir al Presidente de la República la inmediata sustitución de Rodolfo Marco Torres como Ministro del Poder Popular para la Alimentación, en acatamiento al voto de censura válidamente emitido por esta Asamblea Nacional, con la mayoría calificada  constitucionalmente establecida.

-Requerir la comparecencia de:
Freddy Bernal, Coordinador Nacional de los CLAP;
Wilmar Castro Soteldo, Ministro de Agricultura;
Otros posibles responsables de la crisis alimentaria, ante la Comisión especial antes mencionada.

Informar a los organismos internacionales.

Copia del Acuerdo será enviado a al Secretario General de la Organización de Estados Americanos, al Secretario General de la Organización de las Naciones Unidas y al Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales de la Organización de las Naciones Unidas.

Carlos Romero Mendoza.
15/03/2017


[1]Romero, Carlos. Seguridad alimentaria un reclamo y una exigencia al Gobierno Nacional 2016. En: Estado-Ley-Democracia.blogspot.com. 21 de diciembre 2016. Online en: http://estado-ley-democracia.blogspot.com/2016/12/seguridad-alimentaria-un-reclamo-y-una.html

No hay comentarios: