viernes, 10 de febrero de 2017

Asamblea Nacional eleva su voz en defensa de sus atribuciones, su autonomia y de la soberanía popular.




El 31 de enero de 2017, la Asamblea Nacional, aprobó el ACUERDO EN DEFENSA DE LA SOBERANÍA POPULAR Y DE LA AUTONOMÍA Y ATRIBUCIONES DE LA ASAMBLEA NACIONAl, cuyo contenido a continuación se revisa:

I.- Premisas que fundamentan el Acuerdo:

Ese Acuerdo se inspira en tres premisas fundamentales:

-Que el Parlamento es una institución esencial para la Democracia;

-Que su desconocimiento lleva consigo la desaparición de la Democracia;

-Que la Asamblea Nacional electa el 6 de diciembre de 2015 expresa el pluralismo garantizado por la Constitución y la diversidad de corrientes políticas de la sociedad venezolana, así como el reclamo de cambio de la ciudadanía ante el fracaso del Gobierno nacional y la grave crisis política y social que aqueja al país;

A lo largo de sus 11 considerandos se denuncia la intención del Gobierno de desmontar la institucionalidad democrática, utilizando para tal fin el Tribunal Supremo de Justicia y aprovechándose de la ausencia del principio de separación de poderes que el mismo gobierno ha promovido.

II.- Los hechos que se denuncian porque atentan contra la Asamblea Nacional:

Los hechos que denuncia el Acuerdo son los sigientes:

1.-Vulneración de la autonomía presupuestaria.  El TSJ ha invadido la autonomía de la Asamblea en la ejecución de su propio presupuesto, particularmente en relación con el pago de los sueldos del personal administrativo y obrero, que ahora están sometidos a nuevos condicionamientos del Ejecutivo tendientes a impedir que se les reconozca los aumentos acordados válidamente por la propia Asamblea Nacional en beneficio de su personal.

Así mismo el Acuerdo denuncia que el gobierno ha venido negando a los diputados la necesaria retribución por el desempeño de sus funciones y ha obstaculizado la actuación de los diputados en el exterior, cercenando el derecho a ejercer la diplomacia parlamentaria que es admitida en todos los pasises del mundo.

2.-Desconocimiento de las atribuciones constitucionales de control de la Asamblea Nacional.   El Acuerdo destaca que ese desconocimiento se concreta en primer lugar, en la extensión por más de un año del estado de excepción, sin el control respectivo de la Asamblea Nacional y sólo con el aval de la Sala Constitucional; en segundo lugar, en no reconocer la iniciativa legislativa de la Asamblea Nacional y de sus integrantes; en tercer lugar, en la imposibilidad de emitir votos de censura que produzcan la consecuencia señalada en la propia Constitución y por último, en la imposibilidad de aprobar o no los contratos de interés público.

3.-La manipulación de la Justicia desde el TSJ. El desconocimiento de la Sala Constitucional del TSJ, del derecho al debido proceso de la Asamblea Nacional, dictando en su contra, sin garantía de audiencia, toda clase de decisiones, después de haber creado las condiciones para que esta no pueda contar con una representación judicial propia.

4- El desconocimiento de la inmunidad parlamentaria. El desconocimiento de la inmunidad parlamentaria de los diputados, violentando las garantías elementales que deben rodear toda privación de libertad, en el caso de Gilber Caro, y la pretensión del gobierno de someterlos a la jurisdicción militar.

III.- La razón de ser de este y otros Acuerdos:

El Acuerdo reitera que su contenido, así como también, el contenido de los documentos políticos que le han precedido, responden a la responsabilidad que sienten los diputados en su condición de representantes del pueblo, de defender sus derechos y prerrogativas constitucionales en aras de un mejor cumplimiento de sus funciones. 

Aclaran que estas acciones no responden a un interés personal sino a su obligación legal y moral de atender las aspiraciones de su electorado y de preservar las garantías institucionales que permiten el desenvolvimiento de la Democracia.

IV.- Los acuerdos aprobados:

La Asamblea Nacional concluye con 4 acuerdos que se presentan de la siguiente manera:

1. Rechazo al desconocimiento de la AN.

1.1.- Los diputados reivindican a través del Acuerdo la importancia de las prerrogativas y derechos que amparan el ejercicio de las funciones parlamentarias, como garantías puestas al servicio del cabal cumplimiento de las tareas de legislación y de control de la Asamblea Nacional.

1.2.- Rechazan el bloqueo contra el Parlamento y la violación de las prerrogativas y facultades de los Diputados y Diputadas llevadas a cabo por el Gobierno nacional en complicidad con el Tribunal Supremo de Justicia.

2. Exigencia de respetar a los diputados de la Asamblea Nacional

2.1.      Exigir el cese inmediato de las medidas que están afectando indebidamente la libertad personal o la libertad de circulación de algunos parlamentarios.

3. Acciones internacionales.


3.1. Los diputados se comprometen a intensificar sus gestiones ante la Unión Interparlamentaria y demás instancias internacionales para defender la institucionalidad parlamentaria y el derecho del pueblo venezolano a vivir en Democracia.

4. Exhortación al TSJ:

4.1.-El Acuerdo exhorta a los integrantes del Tribunal Supremo de Justicia a que cumplan el papel de jueces que la Constitución les asigna y a que se aparten de la subordinación partidista e ideológica en la que se han sumergido. 

Carlos Romero Mendoza.
10 de febrero de 2017

No hay comentarios: