jueves, 22 de enero de 2015

Declaración de Red de Consejos Comunales y Asociaciones de Vecinos sobre el 23 de enero.

Declaración de la Red de Consejos Comunales y Asociaciones Vecinales de Baruta en ocasión del 23 de Enero de 2015

Considerando:

1.-        Que el 23 de Enero es una fecha de especial conmemoración para la democracia venezolana.

2.-        Que el 2 de diciembre de 2007, en el Referendo para la Reforma de la Constitución, dijimos NO al Estado Comunal, en consecuencia al Socialismo del Siglo XXI, y luego desde el 2010 la Asamblea Nacional a espalda de nosotros los representados, sancionó un conjunto de Leyes que son contrarias a la Constitución Nacional.

3.-        Que la violación a la Constitución, en referencia al Estado Comunal se refuerza con la sanción, también inconsulta e inconstitucional, del Plan de la Patria 2013-2019 por parte de la mayoría de la Asamblea Nacional.

4.-        Que la Asamblea Nacional demuestra de nuevo, su desconocimiento a la voluntad popular, pues la mayoría de sus diputados, a espaldas de la voluntad de sus electores naturales, decidieron burlar el espíritu constitucional y designaron, valiéndose de subterfugios jurídicos, nuevas autoridades de los Poderes Públicos Nacionales, a las que consideramos todas ilegítimas.

5.-        Que esta Asamblea Nacional abusando de su cuestionable mayoría y desconociendo la representación que detentan, se convirtieron en jueces y decidieron separar de su cargo a una diputada electa con la mayoría de los votos legítimos que la población de Baruta le otorgó, privándonos de nuestro derecho a ser representados, más cuando el diputado suplente traicionó la motivación de los electores.

6.-        Que la inocultable crisis económica, cuya responsabilidad es de única e insoslayable autoría del Gobierno presidido por Nicolás Maduro, obliga a romper el círculo vicioso que va de los controles a la escasez, de la escasez al contrabando y del contrabando a nuevos controles, en medio de la más devastadora devaluación e inflación, impidiendo el acceso regular de alimentos, medicinas y otros insumos, colocando al ciudadano en una situación de incertidumbre y desesperanza jamás vivida por los venezolanos.

7.-        Que la solución a la crisis política de manera constitucional y pacífica, siempre conducirá a un escenario electoral, que enmarcado en el espíritu del 23 de Enero, debe acompañarse de la necesaria organización, movilización, protesta pacífica y denuncia de los problemas que aquejan al pueblo venezolano.

Exhortamos a los Electores:

1.                  A participar libremente en la recuperación del parlamento en su circuito, como primera tarea en el camino de reencontrarnos con la democracia y recuperar el valor de la representación política.

2.                  A acompañar a nuestros candidatos en el proceso electoral, pero también en su ejercicio parlamentario, a través de los mecanismos de participación y utilizando la tecnología.

3.                  A promover y defender nuestro libre ejercicio al voto, directo, secreto y universal, e implementar las medidas necesarias para garantizar la más amplia participación y la voluntad expresada en las urnas electorales.

4.                  A defender al Parlamento como espacio para el debate político, plural y como caja de resonancia de la diversidad social, económica y política que el país representa.

Exhortamos a los Partidos Políticos:

5.                  A comprometerse con nosotros en la elección de candidatos que asuman su misión política de recuperar al parlamento y la credibilidad de su función frente a los ciudadanos.

6.A dejar de lado sus intereses particulares, demostrar su compromiso ético y moral con las exigencias que el país reclama en la necesaria tarea de reunificar a los venezolanos, recuperar el debate político y plural, desde la casa donde el debate construye consensos para legislar y ordenar pacíficamente a los ciudadanos.

7.              A conciliar sus visiones estratégicas y presentar de manera unitaria una alternativa democrática para dar solución a los problemas que aquejan al país.

Nosotros asumimos el compromiso de continuar nuestra lucha por los principios y valores que nutren nuestra democracia, con énfasis en la participación libre, masiva y unitaria para dar el primer paso en el restablecimiento del equilibrio y autonomía de los poderes públicos.

Con esta declaración consignamos ante los Partidos Políticos, el perfil del candidato(a) a Diputado que el país reclama en estos tiempos difíciles, producto del debate y la discusión en el seno de nuestra RED.

Firman en representación de los Consejos Comunales y Asociaciones Vecinales de Baruta que se mencionan, así como de los ciudadanos que han asumido el reto de participar directamente en los asuntos públicos locales. En Caracas hoy 23 de enero de 2015, fecha que nos recuerda el nacimiento de un período histórico que garantizó movilidad social, pluralidad política y participación ciudadana.

Firman representantes de Consejos Comunales y Asociaciones de Vecinos de Baruta, que se resguardan por la Red.

Perfil del candidato o candidata a Diputado a la Asamblea Nacional, El Decálogo del Parlamentario.

Perfil del candidato o candidata a Diputado a la Asamblea Nacional, El Decálogo del Parlamentario construido por la Red de Consejos Comunales y Organizaciones Vecinales de Baruta, en ocasión de celebrarse el 23 de enero y en un año electoral para renovar integrantes de la Asamblea Nacional:

1.      Un candidato(a) dispuesto a estar en contacto permanente con el ciudadano, a través de la formación de REDES y el uso de las tecnologías de comunicación e información para la divulgación oportuna y necesaria de la realidad del parlamento, permitiendo la comunicación bidireccional y la realización de reuniones o asambleas ciudadanas periódicas.
2.      Un candidato(a) que esté dispuesto a asumir su rol parlamentario a tiempo completo, su compromiso impedirá que se postule a otros cargos de elección popular en el periodo para el que ha sido elegido.
3.      Un candidato(a) que esté al servicio del ciudadano, de las iniciativas en defensa de la democratización y la ampliación de derechos ciudadanos. Trabajará en colaboración con los movimientos sociales y organizaciones ciudadanas y tendrá una agenda pública y concreta.
4.      Un candidato(a) con sensibilidad social, con experiencia comprobable en liderazgo en su área de acción y con respaldo popular.
5.      Un candidato (a) que sea originario de la circunscripción electoral a la que se postule, o que al menos tenga 5 años residenciado en ella, con amplios conocimientos del territorio que representa.
6.      Un candidato(a) con experiencia comprobable en trabajo parlamentario, ó en trabajo social con sus comunidades ó con experticia en alguna área sensible (economía, salud y medicina, ingeniería, educación, sociología, agricultura, etc.)
7.      Un candidato(a) que asuma la responsabilidad de asistir a las Plenarias y a las Comisiones Permanentes a las que pertenezca de manera obligatoria, informando extensiva y continuamente sobre su actividad parlamentaria.
8.      Un candidato(a) que esté dispuesto a asumir de manera permanente su función Contralora con el apoyo de la sociedad civil organizada y con el liderazgo local, que conocen en detalle lo que acontece en sus comunidades.
9.      Un candidato(a) que asuma su rol de representante de sus electores, con independencia partidista, defendiendo la Constitución por encima de su ideología.

10.  Un candidato(a) que asuma la defensa de la función parlamentaria, que legisle, controle y que logre consensos dentro de un ambiente plural y diverso.

23 de enero 2015.

lunes, 19 de enero de 2015

La voz del ciudadano en la política energética.

La participación ciudadana deja de ser teoría y se transforma en antídoto contra la indiferencia ciudadana, cuando la voluntad política de las autoridades públicas asumen el reto de abrir procesos y espacios para el encuentro plural de ideas y experiencias sobre temas concretos.

En este sentido el gobierno de Chile asumió la tarea de impulsar en forma participativa la construcción de una política energética de Estado y a través del Ministerio de Energía ha impulsado el Proceso Participativo de Política Energética 2050.    

Como se infiere del nombre, el gobierno chileno ha decidido facilitar al ciudadano la posibilidad de ser escuchado en la construcción de la política energética del Estado para el año 2050, y a tal fin, a desarrollado una serie de niveles institucionales de participación, a saber:

Consejo Consultivo: Convocado por Ministro de Energía con carácter estratégico.   Esta instancia reúne a actores claves públicos, privados, sociedades civiles; académicos y representantes políticos de las distintas regiones chilenas.

Grupos Expertos Temáticos: discusiones técnicas de expertos y con representatividad de distintos stakeholders en temas claves.

Instancias Regionales: mesa regionales temáticas seleccionadas y encuentros regionales amplios.

Plataforma ciudadana: plataforma virtual donde se dispone la información relevante del proceso: objetivos; descripción; plazos; insumos técnicos; formas de participar; y se reciben comentarios. 

La página web http://www.energia2050.cl/ permite acceder a información, documentos e invita a formular preguntas o inquietudes de manera directa; así como también, la plataforma permite conocer la las actividades que se realizan en el marco del desarrollo del proceso participativo energía 2050.

Energía 2050 se concibe -según la información oficial- como un proceso participativo a través del cual se busca construir una visión compartida para el desarrollo futuro del sector energía con la validación social, política y técnica requerida para transformarse en la política energética de Estado[1].

Para el desarrollo de este programa, por ejemplo en la Región de Magallanes, los medios destacan que el Ministerio de Energía ha encargado a la Universidad de Magallanes para que a través de su Centro de Estudios de los Recursos Energéticos (CERE) impulsen el proceso participativo y logren construir una propuesta de matriz energética para la Región de Magallanes mirando hacia el año 2050.    Ello supone construir soluciones a los problemas actuales en materia de recursos energéticos  y proyectar la demanda de energía de la región hacia el 2050.[2]

El Centro de Estudios de los Recursos Energéticos (CERE) de la Universidad de Magallanes, se concibe en su plataforma web, como un espacio para la promoción de soluciones en el campo de la planificación energética y el uso de los recursos naturales productivos, los energéticos en especial, en armonía con el ambiente[3].

Particularmente, en la Región de Magallanes, la información básica sobre este proceso en la web del CERE, permite identificar la integración plural del Consejo Consultivo en esa zona, a través de una representación de autoridades electas (alcaldes y concejales de la región); de autoridades públicas no electas popularmente; del sector académico de la región; de las ONGs, que tienen reconocida presencia regional trabajando el tema de protección y estudio del medio ambiente y por último, una representación de los sectores comunitarios, sociales y laborales de la región.

Según información pública, este Consejo Consultivo[4] viene a garantizar una instancia de encuentro institucional entre ciudadanos y autoridades, a los fines de monitorear la consultoría o el estudio de la matriz energética en la Región, y promover las mejores vías y estrategias para validar la propuesta que se construirá a través del estudio.   Se estima, que para el 29 de enero 2015 se tenga preparado el informe final del proyecto de matriz energética de la Región de Magallanes 2050.

Esta experiencia pone a prueba la participación ciudadana como herramienta para articular las diversas voces de la sociedad chilena y para promover mayor legitimidad a las decisiones políticas sobre la materia energética en Chile.

Leer sobre esta experiencia chilena que está en desarrollo, hace reflexionar sobre la necesaria tarea de rescatar la institucionalidad política venezolana, para reencontrarnos con la democracia a través de experiencias participativas como la que hoy experimenta la sociedad chilena en materia energética.  

El éxito de este proceso participativo será una gran contribución para la inclusión de diversos actores en la discusión de temas nacionales para la aprobación de políticas de Estado con mayores niveles de legitimidad.


Carlos Romero Mendoza.



[1] Energía 2050.  ¿Qué es energía 2050?.   Recuperado el 18 de enero 2015. Online en: http://www.energia2050.cl/programa
[2]La Opinión Austral. Avanza proyecto sobre la matriz energética de Magallanes 2050. 09 de noviembre 2014. Online en:  http://www.laopinionaustral.com.ar/diario.asp?Modo=Noticia&NId=50617
[3] Centro de Estudios de Recursos Energéticos. CERE-UMAG. Visión. Recuperado el 15 de enero 2015. Online en: http://www.cere-umag.cl/web/me.html  
[4] Radio Polar.  Consejo Consultivo sesionará primera vez en la UMAG. 21 de octubre 2014. Online en: http://radiopolar.com/noticia_95834.html

lunes, 5 de enero de 2015

El año viejo que se va y la crisis que nos llega con el año nuevo.

Venezuela cerró el año 2014 repitiendo el libreto de diciembre 2010 cuando manipulando la representación política que detentan los diputados a la Asamblea Nacional, se sancionó, de manera rápida y expresa, un combo de leyes a través de las cuales se ha pretendido imponer el modelo del Estado Comunal, desconociendo efectivamente la voluntad popular expresada en el referendo de la reforma constitucional del 2 de diciembre de 2007.

Ahora, nuevamente, aprovechándose de las fiestas navideñas, la Asamblea Nacional, acompañada por el Tribunal Supremo de Justicia, impulsaron una estrategia política y jurídica, que permitió de manera también rápida y expresa, renovar las autoridades de los distintos órganos del Poder Público Nacional a espaldas del espíritu de la Constitución Nacional.  

Así como ocurrió en el 2010, el año viejo nos deja una Asamblea Nacional convertida en instrumento para imponer la visión socialista del Estado.  Esa misma Asamblea Nacional, durante el 2014, estuvo sorda ante las distintas voces que elevaron su llamado para la urgente renovación de los Poderes Públicos, entre ellas, las que hicieron en marzo 2014 Leopoldo López, Henrique Capriles y el Movimiento Estudiantil a través de sus respectivos manifiestos, declaraciones o comunicados públicos.

Las leyes del poder popular, la renovación de los Poderes Públicos y las distintas leyes dictadas por vía habilitante, apartan al Estado y sus instituciones políticas de los fines legítimos que deben perseguir según la Constitución y en consecuencia, a 15 años del referendo aprobatorio de la Constitución su vigencia está cuestionada por la clara pretensión del gobierno de sustituir la democracia por el socialismo del Siglo XXI.

El año viejo también dejó el anuncio de medidas económicas como consecuencia de las “dificultades económicas severas”[1] advertidas desde agosto 2014 por el propio Nicolás Maduro; y en este sentido, a pocas horas de finalizar el 2014, el Banco Central de Venezuela (BCV) publica un informe cuyo contenido, según El País de España, “declara a la economía venezolana en recesión oficial”[2], obligando a Maduro el 30 de diciembre, a admitir definitivamente, ahora ante el mundo, que Venezuela experimenta una grave crisis económica que exige una serie de medidas económicas, no precisadas hasta el momento.

De manera que transcurrió todo el año 2014 y fue sólo al final del mismo, cuando el gobierno decidió actuar a través de cambios institucionales y de anuncios vagos sobre medidas económicas, repitiendo un esquema de urgencia, rapidez y poca transparencia que evitó el oportuno debate político, plural y público sobre la realidad país, buscando tomar de sorpresa a la sociedad venezolana.  Al final, todo es parte del juego perverso del abuso de un poder político que no reconoce que la soberanía la detenta el llamado “pueblo”. 

El Periódico Venezolano, advierte que lo que ocurre no es improvisado y  que la reforma al control de cambio se convierte en la táctica para lograr la transformación del modelo económico y de allí profundizar el modelo socialista[3].

Es importante destacar que el contenido del Plan de la Patria 2013-2019 propone una gran cantidad de objetivos y acciones, que en su mayoría pueden agruparse o concentrarse en dos áreas esenciales: una es la política institucional, que se refiere al diseño del Estado y del orden territorial, y la otra la que se refiere al tema económico y financiero, en donde se ubica precisamente el desarrollo de un nuevo sistema cambiario enmarcado dentro de un plan general de divisas de la nación, en el marco de un comercio exterior estatizado.  

Precisamente, en esas dos áreas el año viejo dejó las leyes vía habilitantes y el anuncio de medidas económicas que no terminan de concretarse.

El 2015 llega con la urgente necesidad de impulsar espacios que faciliten el encuentro entre los ciudadanos y los partidos políticos a través de sus dirigentes locales y/o regionales a los fines de debatir, dialogar y reflexionar sobre los deberes que nos impone este tiempo histórico, desde nuestra propia realidad local y frente a una crisis que se presenta en diferentes dimensiones: una que nos plantea serias dudas sobre la vigencia de la constitución, la otra que pone el acento en la ilegitimidad de los poderes públicos y una tercera que afecta seriamente la economía directa de las familias venezolanas, sin excepción.

La necesidad de un encuentro desde lo local entre sociedad civil y dirigentes políticos, requiere de niveles importantes de sensibilidad sobre la realidad, por lo tanto está en manos de cada uno de los actores sociales la posibilidad de facilitar el reencuentro con el valor de la representación política.  
 
Las primarias y la elección del parlamento es una de las herramientas para ese reencuentro, pero no es suficiente.  Es necesario recuperar niveles adecuados de cohesión social, para lograr alcanzar condiciones básicas necesarias para  simplemente aspirar a un pleno desarrollo con el mayor nivel de dignidad y calidad de vida.
 
En este año 2015, el menú que debe alimentar el espíritu ciudadano, requiere fortaleza, fe, humildad y sentido común, como ingredientes esenciales y necesarios para enfrentar la crisis política, económica y social que claramente experimentamos como sociedad.  
 
Carlos Romero Mendoza
________________________________
[1] El Mundo.  Maduro reconoce que hay dificultades económicas “severas”. 13 de agosto de 2014. Online en: http://www.elmundo.com.ve/noticias/economia/politicas-publicas/maduro-reconoce-que-hay-dificultades-economicas--s.aspx
[2]El Pais. Maduro reconoce que Venezuela está en recesión y anuncia medidas. 31 de diciembre 2014. Online en: http://economia.elpais.com/economia/2014/12/31/actualidad/1420029259_070709.html

[3] El Periodico Venezolano. Control de Cambio será más socialista. 02 de enero de 2015. Online: http://elperiodicovenezolano.com/control-de-cambio-sera-mas-socialista/