jueves, 27 de febrero de 2014

La responsabilidad de la ruina y verguenza de la patria. Pio Gil.

Pedro María Morantes, Tachirense, abogado, nacido en el año 1865 y fallecido en el año 1918. En la Revista Sociedad Venezolana de Historia Médica No. 1-2, volumen55, de fecha 2006, el Dr. Francisco Miranda Ruíz, registra un trabajo titulado:  Pedro María Morantes:  Beato de la Libertad.     

Morantes fue autor de la novela "El Cabito", que escribió y firmó como Pio Gil.
 
Precisamente Andrés Eloy Blanco, según destaca el autor, dijo de éste abogado que en Venezuela era un guerrillero del Derecho, pero en el Mundo fue un Beato de la Libertad. 
 
Cita el Dr. Miranda un párrafo que hoy creo recoge palabras que hoy pudieran escribir cualquier Venezolano, y que pudieron inspirar el débil reclamo que hicieron los diputados Miguel Angel Rodríguez y Abelardo Díaz, en la Asamblea Nacional sobre el caso de San Cristóbal, ciudad con más de 20 días en protesta.  Que por cierto, el Presidente cada que vez lo menciona, insiste que es un caso de paramilitares pidiendo la separación del territorio.
 
El texto dice:

"Es necesario determinar la responsabilidad que las distintas clases político-sociales tienen en la ruina y en la vergüenza de la patria.  De ellas, no es responsable el pueblo que las sufre, sino las camarillas que han sacado de la ruina nacional las inmensas fortunas de que hacen insolente ostentación.
 
Los responsables del desastre nacional sois vosotros, los que habéis conquistado el tremendo privilegio de representar la patria en todos los casos y de ejercer el patriotismo en todas sus formas; vosotros, los denodados generales, los incorruptibles periodistas, los historiadores y literatos por cuenta del erario público; vosotros, los mentores de la política, los mentores de la sociedad, los mecenas de la inteligencia.  Vosotros, los estadistas insignes, los doctores 
 sapientísimos, los arengadores en los congresos y en los festines, merced de una propina tan costosa como secreta; vosotros, los austeros magistrados de portamonedas repletos que os emborracháis, que os hartáis y que os divertís entre los clamores de los hambrientos que piden pan, los presos que piden libertad y de los perseguido que piden justicia; vosotros, los inamovibles empleados que , desde hace tantos años, venís haciendo la felicidad de esta patria que se ésta muriendo en vuestras manos; vosotros, los pastores vitalicios del rebaño nacional y los agentes fiscales que os enriquecéis con las deudas que echáis sobre los hombros del país; vosotros los jueces y jurados que absolvéis a los asesinos para fomentar el cáncer más disolvente del orden social: la impunidad del crimen; vosotros, únicamente vosotros, y no el pueblo, sois los responsables del envilecimiento de Venezuela."

2 comentarios:

Adriana Vigilanza García dijo...

Muy espeluznante el texto. Aplica tal cual a nuestra horrenda realidad! Muy impresionada con el coraje de los Tachirenses. Merecen un mejor patria...Un abrazo!

Adriana Vigilanza García dijo...

Muy apropiado el texto. Parece ecsrito para nuestra realidad de hoy. Dios nos ampare del "vil egoismo" Un abrazo!