sábado, 24 de noviembre de 2012

Crean Defensor Comunal, será también promotor del Estado Comunal.


En noviembre del año 2011 se anunciaba la idea de crear Procuradores Comunales, e incluso ya existía un candidato para ese cargo en un Municipio llamado Germán Roscio.   Para el entonces Procurador el fallecido Dr. Carlos Escarrá, esa posición de Procurador Comunal sería impulsado y desarrollado por los abogados socialistas. [1]

Un año más tarde, ese anuncio se traduce en una resolución de fecha 24 de octubre de 2012 y publicada en Gaceta Oficial 40.050 del día 14 de noviembre del 2012. 

La lectura de esa resolución permite identificar en el Defensor Comunal a un actor político y promotor de la figura de las Comunas y de un nuevo diseño de Estado, a tal fin entre sus competencias podemos leer:

1- Asesorar en todo lo que se relacione con el tema Comunal.

2.- Asesorar al Consejo Comunal para que integre la comuna que correponda.

3.- Promover todo tipo de espacio formativo e informativo para los consejos comunales a los fines de difundir las instancias y nuevas figuras del poder popular, así como del rol de la defensoría Pública.

4.- Promover, impulsar, desarrollar e incentivar la cultura de la justicia social comunitaria.

En su rol de Defensor Público, se convierte en un funcionario casi que exclusivo para la defensa de los voceros de los Consejos Comunales e integrantes de las comunidades, que podemos interpretar son las comunidades de las Comunas, en ese sentido dice la resolución que es competente para:

1.-Ejercer la defensa judicial y extrajudicial de los integrantes de las comunidades y consejos comunales, cuando así lo soliciten

2.- Ejercer la defensa de los voceros comunales en los procesos administrativos de revocación de esa condición.

Resulta curioso que una de sus competencias hace que este Defensor Comunal se convierta también en una especie de Juez de Paz Comunal, pues entre sus competencias podemos leer:

1.- Aplicar medios alternativos de resolución de conflictos,  y brindar a la comunidad las herramientas para lograr arreglos de diferencias colectivas o particulares.

Dos de las competencias que le otorga el Gobierno a través de esta Resolución, llevan al Defensor Comunal a ser actor y promotor de la participación ciudadana, a saber:

1.- Facilitar el ejercicio pleno y efectivo de la participación ciudadana y de la contraloría social  en la gestión de la defensa pública.

2.-Proponer y participar en mesas técnicas jurídicas.

Otra competencia, de las enlistadas en la Resolución lleva al Defensor Comunal a ser una especie de contralor sobre el funcionamiento de los Consejos Comunales, interpreto que se refiere a los Consejos Comunales de la Comuna respectiva, la Resolución dice:

1.- Constatar el cumplimiento de las normas en el ejercicio de las funciones de los consejos comunales.

La Resolución establece expresamente que serán los Coordinadores Regionales de Defensa Pública los responsables de informar a los Consejos Comunales sobre esta nueva figura a los fines de afianzar el Poder Popular y la consolidación del nuevo Estado.

Una nueva figura y un nuevo actor que desde la institucionalidad pública del Estado se convierte en promotor de un nuevo diseño de Estado.

Carlos Romero Mendoza.



[1]ROMERO, Carlos. Y ahora habrán Procuradores Comunales. 2 de noviembre de 2011.  En línea: http://estado-ley-democracia.blogspot.com/2011/11/y-ahora-habran-procuradores-comunales.html

sábado, 17 de noviembre de 2012

Se impulsa el POder Popular en Venezuela

Mariana Martínez Rodríguez, con fecha 16 de noviembre de 2012, publica en El Mundo de Economía y Negocio un reportaje sobre las Comunas titulado: Batallón de 300 militantes promueven el Poder Popular.

16/11/2012 07:38:30 a.m. | Mariana Martínez Rodríguez.- El poder popular no sólo está en papel, lleva tiempo gestándose en la comunidad. 

A la fecha cuenta con 300 mil voceros formados, 2.000 promotores de servicio de acompañamiento y 4.000 de aporte técnico, 41.000 consejos comunales y más de 250 proyectos de comunas, según las cifras que maneja la viceministra de Comunas, Margot Godoy.

La construcción de la comuna inició cuando en diciembre de 2010 se aprobó la Ley de Comunas, la viceministra Godoy dice que más de 250 iniciativas para constituirse en comuna han llegado al Ministerio, esto tras el llamado del Presidente.

"Lo más importante es que lo reconocemos como un proceso social, y más allá de la legalidad de las instancias que la integran apostamos a la legitimidad, a la adecuación de la ley a cada uno de los territorios, estamos trabajando en estas experiencias", apuntó.

La viceministra vislumbra que esto se masificará en el próximo período, no sólo porque sea el tiempo político, si no porque es la prioridad de todos los Ministerios y organismos del Estado. 

Godoy indica que en todo el período del formación del proceso comunal se han transferido a proyectos más de Bs. 8.000 millones, el año pasado por Consejo Federal de Gobierno (CFG) se entregaron Bs.3.000 millones. 

Los recursos para 2013 según la funcionaria dependen del plan presentado por el Ministro de Planificación y Finanzas, Jorge Giordani, "hay regalías que llegan a las gobernaciones, alcaldías y al Consejo Federal de Gobierno que también tiene una cuota que entregar a los consejos comunales". 

Además está previsto que el próximo año también recibirán aportes de las demás instancias del Ejecutivo pues es la prioridad.

Detalla que el Ministerio de Comuna no cuenta con recursos específicos para la transferencia a las comunas, pero cada uno de sus sistemas genera políticas para el acompañamiento y fortalecimiento de estas instancias. 

"Los entes financieros Fonden y Mi Banco del Pueblo sí tienen un conjunto de recursos que pretenden generar las bases de la nueva economía, pero son las otras instancias como el CFG a través del Fondo de Compensación Interterritorial que de alguna otra forma están encargadas a la transferencia de recursos".

Cuatro sistemas de trabajo 

El sistema comunal tiene según Godoy cuatro instancias de participación. 

La primera es el Sistema de Participación, desde donde se promueven instancias de los comités, se acompañan a los Consejos Comunales y demás organizaciones del poder popular, campesinos y trabajadores. 

"Todo eso tributa a las comunas, son 2.000 promotores al servicio del acompañamiento y más de 4.000 técnicos en la asesoría técnica, eso sirve para potenciar la experiencia del pueblo". 

El sigue el Sistema de Formación, es la escuela de fortalecimiento del poder popular que segúnseñala ha logrado atender a más de 300 mil voceros. Este proceso es itinerante, un equipo de formación se traslada a la comunidad que los solicite y dicta una instrucción básica que dura una semana. 

"Luego apostamos a que se queden en su comunidad indefinidamente transfiriendo sus conocimientos y otros que adquieran en otras estructuras". 

Godoy afirma que la Escuela Venezolana de Planificación, a pesar de las dificultades que ha tenido, ha servido para transferir otras herramientas en el plano de planificación, aunque todavía queda camino por avanzar. "Las exigencias del Plan de Patria son grandes, y hay metas puntúales en cada ámbito". 

El tercer espacio es el Sistema de Economía Comunal, ahí se impulsa la organización para la producción. 


El Financiamiento sale del Fondo de Compensación Interterritorial que está dentro del Consejo Federal de Gobierno, como la instancia principal desde donde se transfieren los recursos a los consejos comunales. "Los aportes han sido crecientes todos los años, y también se han diversificado políticas de transferencia". 

El cuarto es el Sistema de Protección social, que está encargando de las políticas relacionadas a la atención de las personas más vulnerables, los niños, adolescentes, adultos mayores, personas en situación de calle. 

Gobernaciones y alcaldías se mantienen 
La viceministra de comuna, aseguró que la población debe "tener confianza en que la comuna no atenta contra las estructuras del Estado, si no que viene a complementarlas. "Viene a reconocer al sujeto histórico de la transformación al pueblo que tiene 6 años organizándose y tiene capacidad para participar". 

Dice que las gobernaciones y alcaldías tienen sus competencias descritas en la constitución y las leyes, y la apuesta con las comunas es a que los problemas más sentidos y locales de una comunidad puedan ser solventadas por el poder comunal, y tengan herramientas para transformar esa realidad. 

"La experiencia de estos años ha sido extraordinaria, en 2011 el gran ejecutor de obras de vivienda fue el poder popular". 

Por su parte, Ulises Daal reiteró que la comuna no es una instancia impuesta, esta nace y se crea sólo por iniciativa popular. 

Fuente:
http://www.elmundo.com.ve/noticias/actualidad/noticias/batallon-de-300-000-militantes-predican-el-poder-c.aspx

jueves, 15 de noviembre de 2012

¿Por qué el gobierno no necesita una constituyente? II


El Gobierno además de la posibilidad legal de crear y formalizar las Comunas a través de Leyes estadales, dependiendo de los resultados del 16 de diciembre 2012, y/o vía de reeditar la estrategia de lo que se llamó en el 2005 la constituyente municipal, tiene un tercer mecanismo legal que no podemos perder de vista y es el Decreto Ley con fuerza y valor de Ley Orgánica de Gestión Comunitaria de Competencia, Servicio y Otras Atribuciones, dictado y publicado el 15 de julio del 2012.

Ese Decreto es otro elemento más que evidencia y prueba que el gobierno nacional no necesita de una constituyente para conformar las Comunas y así transformar el diseño de Estado que establece la Constitución de 1999.   Ese Decreto vigente pone de relieve que el tema de las comunas y que este proceso constituyente tiene instrumentos legales activados que advierten la necesidad de no subestimar estas nuevas formas de organización política y social.

Destaco 4 de los objetivos que persigue este Decreto:

-Desarrollar mecanismos que garanticen la participación de los Consejos Comunales, Comunas, Comunidades y organizaciones socioproductivas bajo el régimen de propiedad social comunal, Comunas y demás formas de organización  del Poder Popular en la formulación de Planes de Inversión y en la ejecución, evaluación y control de obras, programas y servicios públicos.

-Impulsar la creación de empresas comunales y otras organizaciones de base del poder popular como fuentes generadoras de trabajo y promoción del Sistema Económico Comunal.

-Fomentar la creación de nuevos sujetos de transferencia comunal, tales como Consejos Comunales, Comunas y demás formas de organización comunal para promover la corresponsabildad en la gestión pública.

-Impulsar procesos de planificación comunal.

En este sentido, el gobierno nacional tiene un manual de Planificación Comunal, que se titula Guía para la Formulación de Proyectos de las Organizaciones de Base del Poder Popular, el cual puede ser revisado en esta dirección web:  http://www.cfg.gob.ve/web_cfg/images/documentos/Comohacerunproyecto.pdf,  por la ubicación en la web de la Guía es un documento del Consejo Federal de Gobierno, lo cual tiene sentido asumiendo que ese proceso de transferencia se realizará según las normas de este Decreto que comento y el reglamento que a tal fin dictará el Consejo Federal de Gobierno.

Varias noticias son oportunas de señalar:  

-El portal web de aporrea destaca en fecha 23 de octubre de 2012 del Plan de Inversión Comunal Participativo de una Comuna llamada Ataroa,http://www.aporrea.org/poderpopular/n216860.html,   

-El Tiempo de Trujillo se destaca la organización de los Consejos Comunales para la presentación del Plan de Inversión Comunal Participativo, información fechada el 11 de noviembre de 2012.  http://www.diarioeltiempo.com.ve/V3_Secciones/index.php?id=239022012 

-El periódico El Sol de Margarita se presenta un trabajo donde se destaca que este proceso de construir el Plan de Inversión Comunal Participativo tiene tres fases y para lograrlo es esencial que los Consejos Comunales se organicen en ejes territoriales. http://www.elsoldemargarita.com.ve/site/185037/el-plan-de-inversion-comunal-se-ejecuta-en-tres-fases

En conclusión el Consejo Federal de Gobierno, también es otro actor clave, como ya lo sabemos, en ese llamado "proceso constiuyente", que va más allá que la convocatoria a una Constituyente, que como he dicho no la veo en lo inmediato, pero que si creo en algún momento surgirá en el debate político, más a largo plazo que a corto plazo. 

Por lo tanto con este Decreto Ley se tiene la herramienta legal para imponer el inicio de un proceso que concluya en el diseño del llamado Estado Comunal, mientras un sector del país intenta descubrir qué significa y cómo impacta esta realidad, hay otro sector del país que pareciera, al menos desde la visión mediática, ya está inmerso en esa nueva dinámica o en ese nuevo lenguaje de una relación ciudadano y Estado.

Carlos Romero Mendoza.

¿Proceso Constituyente?


Se habla de un "proceso constituyente" muchos han asumido que se trata de una Asamblea Constituyente, y estoy convencido que "por ahora", es decir en lo inmediato, no se trata de eso.

El gobierno no necesita de una reforma constitucional en lo inmediato para imponer el socialismo, desde el 2004 cuando anunció su Plan Salto Adelante nos advirtió que su meta era transformar las instituciones, la ética en la participación ciudadana y la estructura económica del país, entonces muchos subestimaron esos ejes estratégicos, asumieron la estrategia electoral como única salida, y ante esa motivación el gobierno preparó una agenda electoral prácticamente anual y allí quedamos entrampados.

El diseño de un nuevo Estado, funcione o no, independientemente de su naturaleza constitucional, se ha venido imponiendo en la práctica desde el año 2005. Entonces cuando empezaron a surgir los Consejos Comunales, se usaron muchos argumentos en contra como los que hoy estamos escuchando frente a la figura de las Comunas y al final no tuvimos otra alternativa que constituirlos porque no hubo músculo social y político para asumir estrategia contraria, principalmente porque entonces se subestimaron esas figuras de organización comunitaria.

¿Por qué no se necesita una asamblea constituyente?, porque existen todas las herramientas legales para imponer bajo el rostro de una democracia participativa el diseño Comunal.  Si bien el 2 de diciembre del 2007 se rechazó mediante Referendo el diseño Comunal, hasta la fecha y más luego de las leyes del 2010 la sociedad política no ha sabido interpretar ni capitalizar esos resultados.

En lo inmediato creo que el gobierno puede, según los resultados del 16 de diciembre 2012, promover una serie de leyes estadales a través de las cuales se incorporen a la división político territorial del municipio las Comunas como entidades locales.  Recordemos que la reforma del 2010 de la Ley Orgánica del Poder Público Municipal le otorga la condición de “entidad local” a las Comunas. 

En este sentido y utilizando la legalidad, las leyes estadales mantendrían la figura del Municipio como división territorial, y así activarian operativa y políticamente a las Comunas.  Ya eso lo hemos experimentado con los propios Consejos Comunales, con su organización y registro, así como recientemente lo vimos en el tema de la Justicia de Paz, se desarrollan en el Municipio pero sin relación con las autoridades del Municipio.

Creo que además, el gobierno podría revivir una formula que no funcionó en el 2005, me refiero a lo que llamaron Constituyente Municipal, una experiencia que tal vez no llegó a ser exitosa porque no había en el país un diseño de Consejos Comunales tan controlados en su validez como la que hoy existe en el país. 

De imponerse una u otra vía, que además no las veo excluyentes, se hace indispensable asumir el tema del registro de los Consejos Comunales con mayor responsabilidad que como se ha asumido hasta la fecha por parte de los dirigentes políticos y partidos políticos.

No hay que perder de vista que las Comunas, según la Ley de las Comunas nace de una Carta Fundacional y que la misma se somete a Referendo entre la comunidad.¿Qué sucede si no hay organización comunitaria plural y de haberla, no tienen su registro actualizado o nunca lo han tenido?.

Lo que llaman proceso constituyente lo interpreto como el inicio de una campaña mediática, estratégica y política para empoderar a sus electores y militantes a los fines de impulsar la transformación del Estado desde lo local asumiendo las Comunas como una herramienta a tal fin.

Mientras el gobierno vende la idea de las Comunas. ¿Quién defiende al Municipio como unidad política primaria y forma de organización del territorio nacional?

Carlos Romero Mendoza.

lunes, 12 de noviembre de 2012

Reaparece la palabra "constituyente". ¿Hacia una constituyente Municipal?.

Cuando veo un titular como el que registra El Universal que se lee: Gobierno inicia proceso constituyente para elaborar el Plan Socialista[1]  y cuyo texto firmado por Ocarina Espinoza concluye señalando expresamente que “en todos los estados del país el proceso constituyente arrancó bajo la organización de los candidatos a las gobernaciones y alcaldías del oficialismo" viene a mi mente rápidamente la estrategia política llamada: constituyente municipal. 

La constituyente municipal fue un proceso político que se intentó aplicar en el año 2005 en el municipio Torres del estado Lara, bajo el liderazgo de Julio Chávez, entonces alcalde, hoy diputado a la Asamblea Nacional.   Posteriormente por allá en el año 2009 se retomó la intención de impulsar eso que se llamó constituyente municipal en los municipios José Félix Ribas del estado Aragua y en Simón Bolívar de los Valles del Tuy, pero esos procesos no lograron cristalizar su misión.

La misión que se perseguía con ese proceso constituyente municipal lo decía claramente Julio Chávez en un libro que en el año 2008 escribió Marta Harnecker sobre este tema cuando afirmó que era absolutamente necesario construir un nuevo Estado sobre las ruinas del viejo, demoliendo la estructura del viejo Estado y levantando un Estado que le posibilite al pueblo gobernar[2] y entonces planteó que las Comunas como producto de una constituyente municipal era la forma para lograr esa transformación.

Retomo este tema, porque si el proceso de debate del Plan Socialista 2013-2019 lo encabezan los candidatos a las elecciones regionales y locales, no hay que descartar que mañana el proceso de creación de las Comunas y las elecciones locales se encuentren, y que bajo el manto de una campaña mediática y de mercadeo político, se dibuje un proceso político de constituyente municipal con el cual se dé una última estocada al poder público municipal y al municipio como organización política territorial.

Con esta iniciativa del gobierno central, pareciera que nuevamente nos quedamos sin un proyecto político alternativo de país, la Unidad pareciera se agotó con las presidenciales.  Extraño una campaña integral, en la que los candidatos a gobernadores se acompañen con sus candidatos a legisladores regionales y en la cual 335 candidatos a gobierno local con sus candidatos a concejales es explique al ciudadano el significado y valor de la descentralización y del municipio.

Lamentablemente en relación a la defensa del Federalismo es complicada, porque desde 1811 aún no terminamos por entender su significado y valor en el diseño del Estado.

Carlos Romero Mendoza.


[2]ROMERO, Carlos.  Constituyente Municipal como antecedente de la Ley de Comunas. 28 de agosto de 2010. En línea: http://estado-ley-democracia.blogspot.com/2010/08/constituyente-muncipal-como-antecedente.html
 

viernes, 9 de noviembre de 2012

Consejos Legislativos Regionales y el Poder Popular.


Estas semanas los medios impresos y digitales, así como las redes sociales se han visto inundados de artículos de opinión y de análisis sobre las Comunas y el Poder Popular, ello como consecuencia directa del anuncio que en días pasados hizo el Presidente de apresurar e implantar una nueva forma de organización política-territorial en la base de la organización social llamada: Comunas.

En este sentido no hay que perder de vista el Plan de la Patria 2013-2019 pues allí se plantea concretamente la nueva geometría del poder que se traduce en un diseño basado en ejes de desarrollo territorial, que en teoría agruparán unos 39 mil consejos comunales, los cuales a su vez, según la realidad demográfica, darán origen a 3.000 Comunas. Una nota curiosa: según Prensa Latina en el país existen un total de 44.196 mil Comunas.[1]

Esas Comunas -como sabemos- se alimentarán o se constituirán con las competencias, bienes, servicios y recursos que le transfieran los estados y municipios según las normas establecidas en el Decreto de gestión comunitaria de servicios, bienes y otros, publicado el pasado mes de junio del 2012 y que es el producto o resultado directo del objetivo 2.3.2 del Plan de la Patria 2013-2019.

La página web Prensa Latina[2] registra una nota de prensa fechada el 31 de octubre de 2012, que señala que los Consejos Legislativos Regionales, una vez legitimados el 16 de diciembre de 2012, deberán adecuar las leyes nacionales a la realidad regional y además a través de la actividad legislativa estadal impulsar la transferencia de recursos, bienes, servicios y competencias al Poder Popular.  Por lo tanto es evidente que los Consejos Legislativos Regionales serán –según el resultado electoral-  detonantes importantes para la activación del diseño Comunal y para el debilitamiento del Poder Municipal.  

Importante es recordar que el Consejo Legislativo Regional es el órgano legislativo estadal y por lo tanto es la instancia que tiene competencia para dictar leyes estadales a través de las cuales se organicen los municipios, las entidades locales y la división político territorial del estado (Art. 164 de la Constitución). 

El 16 de diciembre se estará decidiendo además del gobernador, y a un grupo de personas que con la legitimidad de una elección, tendrían  la capacidad de modificar la división política del Municipio, así como de desarrollar normas para organizar las Comunas como entidades locales dentro del territorio del Municipio.  Empieza a tener mucho más sentido el tema del voto entubado y a preocupar aún más la muy silenciosa, casi inexistente campaña de los candidatos a diputados regionales de la Unidad o de la oposición.

Debemos recordar que las Comunas son entidades locales “especiales” a partir del año 2010 cuando se reforma la Ley Orgánica del Poder Público Municipal, lo que la lleva a tener un mismo “estatus” –si se puede usar la expresión-  de las inutilizadas y olvidadas parroquias.   

Sorprende que siendo la estrategia del gobierno la transformación de la sociedad desde abajo hacia arriba, independientemente de su viabilidad práctica, el Municipio y la legitimación de sus autoridades no tenga en este proceso la importancia estratégica que debería tener.   Creo que la Unidad diseño su estrategia política con una visión centralizada, respondiendo al presidencialismo exacerbado que hoy padecemos y olvidando que el espíritu de Unidad debió haber arropado disciplinadamente también a las elecciones locales.    Por cierto a 5 meses de la elección municipal, aún no se ha dado la convocatoria oficial del CNE a ese proceso local.

La elección municipal y los referendos aprobatorios de las Cartas Comunales, requisito para crear las Comunas, se convierten en dos espacios cívicos y políticos de vital importancia, y decisivos, para que a través de la participación ciudadana se pueda contener la transformación del Estado y el desconocimiento de la Constitución Nacional en cuanto al diseño del Estado Venezolano.

El tema de la constitución de las Comunas es aún más complejo que el proceso traumático y excesivamente discrecional de activación y registro de los Consejos Comunales, en Buenos Aires, Argentina, ha tomado 6 años poder elegir las primeras autoridades comunales, y hoy a 7 años de su creación, diputados provinciales y ciudadanos se reúnen en mesas para analizar las razones por las cuales éstas nos han logrado cumplir con su misión de ser actores de la descentralización[3]
.
El tiempo se agotó, no se puede seguir subestimando las Comunas, su objetivo no es que funcionen para el beneficio de la comunidad, sino que por el contrario su objetivo es la creación de un Estado clientelar que aproveche ese vínculo para lograr un mayor control sobre la sociedad. La conciencia ciudadana, la valoración de nuestros derechos como ciudadanos y la organización local son claves en esta batalla que se inicia con las elecciones del 16 de diciembre.

Carlos Romero Mendoza.

miércoles, 7 de noviembre de 2012

Ramón Azócar, Comuna: utopía tópica.

La página web Aporrea.org, bajo el título La Comuna: uotpía utópica, publica un artículo de Ramón Azócar que copio a continuación tal y como se registró el 1 de noviembre de 2012 en la página web que se registra al final del texto.

La comuna: utopía tópica


Por: Ramón E. Azócar A.
Jueves, 01/11/2012 06:04 PM

Versión para imprimir Por utopía se entiende, desde una perspectiva racionalista-idealista, un plan ideal en que todo está perfectamente determinado, pero que su materialización o concreción es imposible en lo corto o inmediato, a veces es tan imposible en el largo plazo. El concepto procede de la obra de Tomás Moro (1478 –1535), pensador, teólogo, político, humanista y escritor inglés, autor de la Utopía, en la que describe la república de la imaginaria isla de Utopía. Desde la perspectiva de las ciencias sociales, se entiende por utopía la acción social o proyecto de acción que se fija unos objetivos explícitos sin tener en cuenta las formas de organización social que permitan alcanzar tales objetivos. Cuando se califica de “tópica”, utopía tópica, se hace referencia al mismo significado, salvo que por las condiciones del contexto y el colectivo, es altamente realizable. En esta realidad se sitúa, en la Venezuela contemporánea, el concepto de comuna.



En este aspecto valga hacer referencia al significado histórico que ha tenido la comuna, sobre todo en su ideario práctico de la París del siglo XVIII. En francés, la Commune, fue un breve movimiento insurreccional que gobernó la ciudad de París desde el 18 de marzo al 28 de mayo de 1871; durante ese tiempo se instauró un proyecto político popular autogestionario que para algunos autores se asemejó al anarquismo o al comunismo. Tras la derrota y derrumbe del gobierno imperial de Napoleón III, en la Guerra Franco-Prusiana (1870-71), París fue sometida a un sitio de más de cuatro meses (19/09/1870-28/01/1871), que culminó con la entrada triunfal de los prusianos y la proclamación imperial de Guillermo I de Alemania en el Palacio de Versalles. Este hecho histórico marcó la relación de la comuna con el modelo de organización política e ideológica de la izquierda que nacía como alternativa al conservadurismo y a los ostentadores del poder mercantil y feudal.



A todas estas, la comuna pasó a ser en la estructura de los Estados Nacionales europeos, commune en su lengua original francesa, una especie de ayuntamiento desde donde se gobernaba y promulgaban decretos revolucionarios; la autogestión de las fábricas abandonadas por sus dueños, la creación de guarderías para los hijos de las obreras, la laicidad del Estado, la obligación de las iglesias de acoger las asambleas de vecinos y de sumarse a las labores sociales, la remisión de los alquileres impagados y la abolición de los intereses de las deudas, entre otras muchas medidas, respondían a la necesidad de paliar la pobreza generalizada que había causado la guerra en la Europa del siglo XIX, aunque esa figura de organización política como tal no constituía un ideas difundido, su radio de acción estuvo entre Francia y España concretamente, con algunas experiencias en Inglaterra, dado que al poco tiempo de su concepción como instrumento de orden y de orientación comunitaria, fue sometida al asedio y la comuna fue reprimida con extrema dureza. Al final, fue desestimada y su figura circunscrita a un modelo histórico de organización social. Hoy día, en América Latina, en concreto, en la república Bolivariana de Venezuela, se ha creado una concepción humanista de la comuna, dándosele un lugar estratégico para la consecución, desde ella como organización primaria de la comunidad, proyectar las vías de acceso al poder popular que no es otra cosa que la asunción del poder comunal.



La comuna, en una palabra, ha pasado a configurar la célula social del territorio que estará conformada por las comunidades, cada una de las cuales constituirá el núcleo territorial Básico e indivisibles del Estado Socialista Venezolano, donde los ciudadanos y ciudadanas tendrán el poder para construir su propia geografía y su propia historia, respetando y promoviendo la preservación, conservación y sustentabilidad en el uso de los recursos y demás bienes jurídicos ambientales. A partir de la comuna, o comunas, las comunidades desarrollaran formas de agregación comunitaria político-Territorial, las cuales serán reguladas en la ley nacional, y que constituyan formas de autogobierno. La Comuna es un espacio socialista que, como entidad local, es definida por la integración de comunidades vecinas con una memoria histórica compartida, rasgos culturales, usos y costumbres, que se reconocen en el territorio que ocupan y en las actividades productivas que le sirven de sustento, y sobre el cual ejercen los principios de soberanía y participación protagónica como expresión del Poder Popular, en concordancia con un régimen de producción social y el modelo de desarrollo endógeno y sustentable, contemplado en el Plan de Desarrollo Económico y Social de la Nación.



En la experiencia venezolana, la comuna está delineada y amparada en la “Ley Orgánica de las Comunas” (2010), en donde se expresa que tiene como propósito fundamental la edificación del estado comunal, mediante la promoción, impulso y desarrollo de la participación protagónica y corresponsable de los ciudadanos y ciudadanas en la gestión de las políticas públicas, en la conformación y el ejercicio del autogobierno por parte de las comunidades organizadas, a través de la planificación del desarrollo social y económico, la formulación de proyectos, la elaboración y ejecución presupuestaria, la administración y gestión de las competencias y servicios que conforme al proceso de descentralización, le sean transferidos, así como la construcción de un sistema de producción, distribución, intercambio y consumo de propiedad social, y la disposición de medios alternativos de justicia para la convivencia y la paz comunal, como tránsito hacia la sociedad socialista, democrática, de equidad y justicia social.



En una palabra, la comuna es la estructura orgánica que el Estado promueve para que las comunidades se organicen y tengan acceso pleno al poder, tomando sus propias decisiones y creando condiciones morales y éticas, altamente comprometidas con la independencia y autodeterminación de los pueblos; la comuna no es un capricho idealista, es una realidad de lealtad y compromiso.



Funete electrónica original:

http://www.aporrea.org/poderpopular/a153479.html

Miguel Pérez Abad, Comunas vs Burocracia.

Miguel Pérez Abad publica en El Tiempo de Oriente, un artículo el 5 de noviembre de 2012 en el cual expone sobre la figura de las Comunas, y al respecto se copia el texto como aparece registrado en la página web que se señala al final del texto del artículo:


Comuna versus burocracia

 En este sentido, aclaro: el Estado es uno solo, sin importar los distintos niveles de competencia. El presupuesto nacional beneficia al país por una vía o por otra




Miguel Pérez Abad



Desde Barcelona.- La comuna es quizás una de las instancias más democráticas de ejercicio de gobierno, un hecho que se alinea perfectamente con la propuesta vertebral de la Revolución Bolivariana y de la oferta del presidente Hugo Chávez Frías, de dar más poder al pueblo.



Posiblemente quienes diseñaron los diferentes niveles e instancias de gobierno del Estado no contaban que con el transcurrir del tiempo, las gobernaciones y alcaldías, se iban a minar de burocracia debido a la demagogia e irresponsabilidad de muchos gobernantes que durante su estadía engrosaron las filas de empleados, sin una justificación adecuada.



El resultado: cerca de 70%, e incluso en algunos casos, el 90%, del presupuesto de instancias del gobierno se va en pago de nómina, cuando las convenciones internacionales en materia de planificación gubernamental eficiente, sentencian que ese gasto debería ser inferior a 30%, para que el resto de los recursos se destine a proyectos de inversión social.



Indudablemente que no todas las gobernaciones y alcaldías padecen el mal aquí señalado. También es justo decir que la responsabilidad de estas desviaciones en los presupuestos recae sobre una generación de gobernantes y no sobre nadie en particular. Las señales de alerta pueden servir para detener esta tendencia.



No obstante, la respuesta contundente de la Revolución es la comuna. Desde el poder central, la distribución del presupuesto ya no es exclusivamente vía situado constitucional, si no que un pueblo organizado es quien, conociendo sus necesidades y prioridades, planifica y ejecuta los proyectos para su comunidad.



Los recursos financieros no tienen que pasar por tantos peajes, sortear funcionarios que retrasan su entrega. Indudablemente, que esta loable tarea debe ir acompañada de formación de los integrantes de las comunas y la corresponsabilidad administrativa en el buen uso y manejo de las partidas que les fueron asignadas para cumplir un fin que beneficie al pueblo.



¿Quiénes la chillan? Las roscas de contratistas y funcionarios pocos éticos que durante décadas han generado un contubernio que permite que sean ellos los más beneficiados, quitándole una buena tajada a los presupuestos de las obras, en detrimento del beneficiario a la colectividad.



No se puede decir que la política de cautela del Ejecutivo Nacional con respecto al cálculo del precio del barril de petróleo del año 2013 ($55), sea una política que va a afectar a las gobernaciones y alcaldías, y que, según los pseudo eruditos, esto va a reducir el flujo de recursos a las regiones.



En este sentido, aclaro: el Estado es uno solo, sin importar los distintos niveles de competencia. El presupuesto nacional beneficia al país por una vía o por otra, es inversión pública para el desarrollo. Se ha demostrado que, no por asignar más presupuestos a las gobernaciones haya aumentado la inversión en obras.



Obras de envergadura como puertos, autopistas, desarrollos hidroeléctricos, metros y ferrocarriles, son competencia de la administración nacional, y por ende, esta última debe asegurarse los recursos. ¿Alguien se imagina qué hubiese pasado si la multimillonaria cifra del Fonden, Fondo Chino y otros, se le hubiese entregado a cada gobernación y alcaldía? ¿Se estuvieran desarrollando las obras que actualmente se desarrollan? Reflexione y deje que su mente le responda.

http://eltiempo.com.ve/opinion/columnistas/comuna-versus-burocracia/69749

Fantasma de las Comunas. Oswaldo Barreto.

Bajo la firma de Oswaldo Barreto, el 6 de noviembre de 2012, la web del Diario Tal Cual, registra un reportaje sobre las Comunas, titulado:  Fantasma de las Comunas.  El artículo se copia a continuación:


Fantasma de las comunas


En función de esta apreciación podríamos considerar que el título que hemos dado a nuestras propias observaciones notas sobre las comunas no se corresponde con la realidad, pues un sujeto de tan real presencia en el mundo del pensamiento y de la teoría escaparía al mundo del imaginario al que por lo general se considera que pertenecen los fantasmas, sean cuales sean

OSWALDO BARRETO

Toda nuestra política y el interés que por ella puedan sentir nacionales y extranjeros gira hoy día en torno a las Comunas. Es el tema que nos transmiten las ediciones diarias de la prensa nacional o de los programas de radio y televisión y es el tema que ha ocupado últimamente a nuestros más conocidos formadores de opinión, sean estos politólogos, sociólogos, economistas, filósofos o historiadores y vengan de los predios de la oposición o del oficialismo.



En función de esta apreciación podríamos considerar que el título que hemos dado a nuestras propias observaciones notas sobre las comunas no se corresponde con la realidad, pues un sujeto de tan real presencia en el mundo del pensamiento y de la teoría escaparía al mundo del imaginario al que por lo general se considera que pertenecen los fantasmas, sean cuales sean.



Pero, bien por el contrario, lo que hemos leído en algunas de esas recientes reflexiones sobre el tema, como las de Carlos Blanco, Fernando Egaña, Emeterio Gómez, Margarita López Maya, Aristóbulo Istúriz o el constante ­y no tan conocido ni reconocido colaborador de Aporrea­ Alexis Adarfio Marín, nos llevan a pensar que, cualquiera sea la opinión que se pueda tener sobre estas notas, el título que las engloba es incuestionablemente acertado: de las comunas que comentan, cada uno de estos autores tiene una versión distinta, como son distintas las versiones y visiones que nos hacemos de los fantasmas.



LAS COMUNAS QUE OBSEDEN AL PRESIDENTE CHÁVEZ

No es que ninguno de los autores mencionados tome a las comunas como entidades fantasmagóricas, pues, muy por el contrario, se refieren siempre a criaturas sociales que han existido o existen en estas tierras o en tierras extranjeras Y es que se han dado, en efecto, en la historia de la humanidad una amplia gama de comunas, de muy distinta ubicación entre las actividades del hombre.



Muchas de ellas se han dado en Rusia y en los imperios que ese gran país ha formado a lo largo de su historia. En tierras rusas apareció el "Mir", desde varios siglos antes que se diera la revolución comunista, una agrupación de campesinos que trataban en común lotes de tierras que también les pertenecían en común.



Y, sin ningún vínculo con ese ancestro, brotaron también en Rusia agrupaciones espontáneas de campesinos para trabajar en común la tierra que con la revolución lograron arrebatar a los famosos señores feudales de todas las Rusias, pero también aparecieron agrupaciones, comunas, impuestas por el gobierno, como los koljoses y sovjoses, células de la inhumana colectivización forzada que terminó imponiendo Stalin.



Pero también hubo comunas de dueños de ganado en España, las famosas "mestas", unión de propietarios de animales que impusieron su derecho pasar por todas las tierras de España para alimentar sus bestias. Comunas todas estas que agrupaban a determinado sector de la sociedad y que giraban todas en torno a la posesión y disfrute de la tierra y de sus frutos.



Pero también se dio el nombre de comunas en Francia, desde épocas de la gran revolución del 89 y hasta nuestros días, a las agrupaciones de todos los vecinos de un determinado lugar que en otras tierras se llaman Municipios.



Y más recientemente, a partir de la década de los sesenta del siglo pasado, parecieron en Europa y América comunas de otro carácter: agrupaciones de seres humanos de los diversos géneros, edades y procedencia social que querían despojarse de toda individualidad y motivaciones personales para hacerlo todo en común, desde la producción y distribución de bienes hasta la producción de hijos.



Y aquí entre nosotros, en Venezuela, si bien no se conocen comunas como las que se dieron con certeza entre los incas y en algunas regiones del México precolombino, también se han dado variedad de agrupaciones comunales. Desde el siglo pasado se conocen las cooperativas para producir en común o para comprar en común.



Y con Chávez, bien lo sabemos, esta tendencia a agruparse, más o menos espontánea, más o menos equipada o protegida por el gobierno, ha conocido una vida intermitente y con muy pocos éxitos concretos y duraderos.



Heteróclito, tanto por la forma como por el contenido, mundo de las comunas, al cual se refieren sin distingos especiales, cuantos participan en este debate. Todos ellos hablan de comunas, les adjudican vicios o virtudes y sobre todo vocaciones y destinos distintos, pero nunca las precisan, las presentan en su real existencia. Existen para ellos, repetimos, como fantasmas.



Y en todo caso no son estas comunas las que interesan a Chávez . El clama, exige y amenaza con otro tipo de comunas. Unas comunas que nunca han existido, ni siquiera en la imaginación de los audaces comunistas utópicos.



LAS ARMAS IDEALES PARA PULVERIZAR EL CAPITAL

Los objetivos que se han propuesto cuantas comunas han existido tienen que ver con los intereses personales de los individuos que las han constituido y han dejado como herencia a sus seguidores.



Y, particularmente, las comunas que han existido desde que existe el Capital (medios de producción, conocimientos y poderes en manos de una pequeña parte de la sociedad), así se declaren socialistas, independientes, autónomas, orientadas al bien y a la prosperidad de todos, etc, etc, no hacen otra cosa que reproducir las mismas formas de vida, los mismos sueños frustrados y la mismas quimeras que se han dado desde que existe el capital.



Todas esas comunidades, que se hayan dado aquí, en nuestra América, o en cualquier sociedad "capitalista" (países desarrollados) o "postcapitalistas" (los del comunismo real, Rusia y las "democracias populares, por ahora), funcionaban para "vender", "comprar", hacer beneficios, no hacen sino reproducir el Capital, el capitalismo, la opresión. Todas las comunas que han existido, al igual que todas las organizaciones sociales, públicas o privadas, que ser han dado desde que existe el capital funcionan todas como partes del organismo social encargadas de reproducir y dar vida al capital.



Cooperativas y corporaciones, carteles y trusts y pequeñas y medianas empresas, así como partidos políticos, Estados, poderes públicos, todo eso no son, en definitiva, mas que órganos encargados de reproducir, metabolizar el capital, reproducir el capitalismo y la burguesía.



Y hay que acabar con todo eso, dice Chávez, si de verdad se quiere lograr la independencia y la verdadera independencia y autonomía del hombre. Hay que acabar con esa anatomía y esa fisiología del capital e imponer otra: la anatomía y la fisiología del trabajo. Y estas nuevas formas de metabolismo social sólo existirán cuando se forme un nuevo tipo de comuna.



Eso, nos dice Chávez, el lo sabe muy bien desde hace tiempo y asegura que sabe también cómo se van a crear esas miles, centenares de miles de comunas aquí en Venezuela, para que los treinta millones de habitantes constituyan en conjunto y funciones armónicamente en un Estado Comunal.



Lo que hay en este "programa" chavista de espantosa amenaza es que él está dispuesto a invertir todos los recursos de la nación en crear ese Estado Comunal. ¿Proyecto viable para construir el socialismo XXI? ¿Camino seguro para acabar de arruinar al país? ¿Método acertado para seguir en el poder? Es lo que trataremos de discernir en la última parte de estas Coordenadas.

Fuente digital: http://www.talcualdigital.com/Nota/visor.aspx?id=78545&tipo=AVA

Emeterio Gómez: Comunas o Comunismo.

Con fecha 4 de noviembre de 2012, Emeterio Gómez publica en El Universal un artículo titulado: ¿Comunas o Comunismo?  en el cual analiza el tema de las Comunas y el Comunismo.   El artículo se copia tal como aparece en la página web respectiva que se registra al final del texto:

¿Comunas o Comunismo?

¿Llegarán alguna vez a entender lo que de verdad es el Comunismo aunque lo disfracen de Comunal?

EMETERIO GÓMEZ
EL UNIVERSAL

domingo 4 de noviembre de 2012 12:00 AM

Hace algún tiempo, Chávez se declaró marxista y es evidente que el Socialismo del siglo XXI es idéntico al Comunismo del XX... Pero no se han atrevido a asumirlo de manera explícita y por su nombre. Les da mucho miedo, por lo desacreditado de dicho Modelo de Sociedad. Ahora han encontrado el subterfugio o la coartada perfecta: La Sociedad Comunal. ¿Cuándo entenderán o, mejor, llegarán alguna vez a entender, lo que de verdad es el Comunismo, por mucho que lo disfracen de Comunal? ¿Llegarán algún día a intuir siquiera que es absolutamente inviable, utópico o iluso?



Pero no inviable, utópico e iluso por la ridiculez de la supuesta ciencia marxista del Materialismo Histórico. No porque el Esclavismo fue sustituido por el Feudalismo y éste por el Capitalismo, después del cual vendría necesariamente el Comunismo, como preveía dicha ciencia sosa. Ni tampoco inviable, utópico e iluso porque fuese inconsistente la Teoría Marxista del Valor, esa idea boba según la cual la totalidad del valor de las mercancías -¡¡en el Capitalismo!!- la genera el trabajo. Es decir, que el capitalista, el Emprendedor, el que pare la idea, pone el capital, asume los riesgos ¡¡y gerencia la Empresa!!, ese miserable, a pesar de todo ello, no genera un ápice de valor. Porque él es un parásito, un explotador inmisericorde -y casi criminal- que sólo sirve para expropiarle la Plusvalía al obrero. No es tampoco esta necedad la causa esencial de la inviabilidad radical del Comunismo.



La verdadera causa de que el Comunismo sea utópico, iluso e inviable es que resulta demasiado idílico ¡¡para la miseria espiritual que es el Hombre!! Imaginarse una sociedad en la que hayan desaparecido las contradicciones y confrontaciones entre los Seres Humanos; en la cual, en consecuencia, la Moral ya no sea necesaria ("Prejuicio pequeño burgués" la llamó Marx) porque hayan cesado la Lucha de Clases y la Explotación del Hombre por el Hombre; y, sobre todo, una sociedad en la que cada quien reciba un ingreso, no en proporción a sus capacidades -como en el Capitalismo Inhumano- sino en relación a sus necesidades; todo ello es una Utopía tonta... ¡¡porque las condiciones espirituales actuales del Ser Humano no dan para tanto!! Porque la Moral actual no tiene ninguna posibilidad de imponerse sobre la animalidad y el egoísmo. El Comunismo es inviable, en síntesis, porque la Humanidad no logró jamás desarrollar su Dimensión Ética. ¡¡Porque ésta fue dejada de lado ante la inmensa fuerza pragmática de la Lógica, la Tecnología y la Ciencia!! Porque -precisamente por todo ello- la única forma de imponer el Comunismo, es la que se usó en la Rusia de Stalin, la China de Mao y la Cuba de Castro: la dictadura totalitaria y criminal.



O, puesto todo exactamente al revés, visto todo desde la otra acera: ¿cuándo entenderán Chávez y los suyos que los Derechos Humanos, proclamados en 1948, eran inviables e ilusos hace 4.000 o 5.000 años, cuando asumimos la Ley del Talión y el animalesco "Ojo por ojo, diente por diente"? ¿Cuándo entenderán que hace 400 o 500 años, el Espíritu Humano no estaba preparado ¡¡sino para el Capitalismo Salvaje!!? Un Modelo de Sociedad centrado en el egoísmo individual y en la imposibilidad de incorporar a nuestro espíritu la Dimensión Moral. Pero también ¿cuándo entenderemos los defensores del Capitalismo que este Modelo de Sociedad ya no tiene hoy que centrarse exclusivamente en el Mercado y en la pura maximización de la Tasa de la Ganancia, sino que puede asumir la Moralidad y la posibilidad de avanzar -¡¡muy lentamente of course!!- hacia el Capitalismo Solidario?


Fuente:
http://www.eluniversal.com/opinion/121104/comunas-o-comunismo

Margarita López Maya: Las Comunas son verticales

La historiadora Margarita López Maya, expone en una entrevista publicada en la web del diario Tal Cual, su impresión sobre la propuesta del Estado Comunal.   El titulo con el cual empieza la entrevista que se registró el día 4 de noviembre del 2012 fue:  Las Comunas son verticales.   A continuación se registra la entrevista en su totalidad, registrando al final la f uente original:

–¿Qué son en verdad los consejos comunales y cuál es el verdadero propósito del presidente Chávez?


–Los consejos comunales siempre han estado en la cabeza de Chávez. Lo considera el músculo de su revolución. Esto no es nada nuevo ya que el Estado debe garantizar a los ciudadanos sus derechos. Pero Chávez quiso impulsar lo de las comunas desde un principio, porque cree que con esa ley se garantiza la participación del pueblo tal y como él lo desea. No es una novedad. Estaba en la la reforma de la Constitución en 1992. Ese proyecto lo dirigió Caldera y Ricardo Combellas fue el asesor. Ahora bien, la Constitución convierte el régimen político en participativo y se transforma en democracia participativa; es decir, se introducía la democracia directa. Con el artículo 62 los ciudadanos se sienten representados como individuos. Eso ocurrió en los inicios del gobierno de Chávez: asociaciones comunitarias autogestionarias, comités de salud, gallineros verticales, todos esos conceptos germinaban dentro del consejo comunal. Todas las leyes y las misiones creadas no cayeron del cielo. Fueron bien pensadas como Ley del Poder Popular, Ley de Planificación Pública y Popular, Ley de las Comunas, Ley del sistema Económico Comunal, entre otras. Así como las misiones, todas tienen una finalidad y en el caso de la Ley de las Comunas, si se activa, lo que se ha creado en democracia se viene a pique porque todo dependerá directamente del Presidente. No habrá descentralización.



–Pero esto de las comunas no está en la Constitución.

–Cierto, pero es que este Presidente modifica y hace lo que quiere. Va a poner a depender todo, o casi todo, directamente de él. En 2006 se justificaban quizás las comunas, porque en los municipios se debatía en ser más rico con esos entes. Hasta hubo una comisión presidencial que estudió los consejos comunales y se dijo entonces que debían ser autónomos. Pero no fue así, dependerán directamente del Presidente.



–¿Que puede decidir una comuna?

–Estas serán creadas para darle más poder al Presidente, porque son ideas que vienen de los soviéticos, cubanos, chinos. Chávez se asesora con ellos. No hay ningún venezolano presente. Y como él admira a los cubanos, se asesora solo con ellos y otra gente de afuera. Todo el mundo lo sabe. Algo negativo porque no conocen las condiciones del país. Los venezolanos que rodean a Chávez viven con la cabeza gacha. Ha habido una partidización de las comunas. Son los brazos del partido. Eso de decir que con las comunas se garantiza la transferencia del poder al pueblo es una gran mentira, porque todo vendrá de arriba. Aquí se hace y se hará lo que dice el Presidente y él está consciente. Si se aprueba se acelerará la profundización de este proceso. Las comunas son verticales y autoritarias. Sus bases no nacen del sufragio, ni el individuo tiene el poder de decidir quién pertenece o no, o qué se debe hacer con el dinero recibido. Esperan que se le dé la orden desde arriba para actuar. El poder no reside en el colectivo. Ellos hacen ver que el poder lo tiene el pueblo, pero es es así. Allí se hace lo que se decide arriba. Eso se hizo con el nacionalsocialismo alemán, organizado por gente de derecha y en la URSS, organizada por la izquierda. Con esas experiencias a cuestas que fueron un gran fracaso, vamos a ensayar en pleno siglo XXI las comunas, es como ir a cuestas. Y estas son una copia de las comunas cubanas.



–¿En qué medida este concepto de organización social tendría justificación?

–Los consejos comunales serían la columna vertebral de ese Estado-Gobierno que quiere controlar todo. Allí se vio cuando le dieron la Alcaldía mayor a Jacqueline Farías, no se reconoció el poder del voto popular. Y todo lo que se proponen será viable porque el gobierno tiene mucho dinero. Es vertical, autoritario, estadista y concentra en sus funcionarios todo lo que desea realizar y ellos obedecen. Es una exacerbación del petroestado. Es un estado devorador de la sociedad. No es una situación catastrófica si esa otra parte de la sociedad que no está de acuerdo con este proyecto socialista mal llevado, se moviliza. Pero hay otro aspecto que el chavismo tiene que sobrepesar que ahora se pertenece a Mercosur, al Alba, a organismos internacionales que deben respeto



–¿Cuál es la clave de esa percepción en positivo?

–Aquí la gente que ha recibido dádivas del gobierno siente que ha sido incluida en un proyecto. No podemos omitir que las personas ven en Mercal el acceso a la comida barata. Por eso las misiones y los consejos comunales han sido eficientes para incluir a los más pobres. Pero ¿qué tipo de democracia es ésta donde desaparece el pluralismo, la alternancia? ¿Qué tipo de ciudadano es ese que recibe bienes a través de las misiones, mediante políticas públicas como si fueran dádivas del Presidente, sin hacer el mínimo esfuerzo o cumplir con un deber? Ese clientelismo le quita ciudadanía a la gente. Chávez ha convertido a los pobres en clientes de su proyecto. Es cierto la desigualdad ha mejorado pero sacrificando a los demás y a tus propios principios. No se trata de cambiar unos principios democráticos por otros. Si no respetas los principios de todos. Hablo de igualdad, inclusión, derechos civiles y políticos para todos, no solo para un sector cuyos integrantes se vuelven serviles ante un proyecto político o ideológico.



–¿Por qué los consejos comunales no fueron parte del discurso de la izquierda que existió antes de la aparición de Chávez?

–Hay consejos comunales en Colombia. Son conceptos más asociados a una democracia participativa, pero en Venezuela son modelos populares que no están en la Constitución



–Ha dicho también que Chávez está desmantelando la democracia representativa. Pero ¿acaso no fue ese su propósito cuando cambió ese concepto por el de una democracia participativa?

–Son conceptos complementarios, no excluyentes. Solo que todo esto es el resultado de su radicalización y que se fortaleció después del paro petrolero y la abstención del 2005 que le entregó la Asamblea al oficialismo. Fue así como se consolidó en el poder. Radicalizó el proceso, desconfió de los venezolanos y se volcó a Cuba. Por eso prefiere hacer negocios con los chinos y los cubanos antes que con los venezolanos.



–¿Considera que el presidente Chávez posee un sólido conocimiento de la historia venezolana y prevalido de ello la cita a su antojo?

–Chávez lee mucho pero tiene una manera de interpretar eclécticamente muchas de las cosas que lee. Las interpreta a su manera. Tiene buena memoria, pero su pensamiento es en blanco y negro. Todo pasa por ese filtro ideológico y se sirve de ello para afirmar sus ideas.



–Usted, por ejemplo, lo ha descubierto citar frases o acciones del Libertador que no aparecen en los libros?

–Honestamente no le hago mucho caso a tanta palabrearía. Trato de captar otros elementos que me interesan más. Me interesa la estrategia política, los conceptos, el manejo de los símbolos. Sobre las citas del Libertador no le pongo cuidado. Además, esas citas sirven para todo.



–Con el tema de la deformación histórica ¿se trata de un problema de educación política o de un deliberado interés por mostrar el proceso revolucionario actual como una copia de la gesta independentista?

–Es un manejo ideológico. Chávez ha empobrecido la historia. Eso de decir que desde 1830 a 1988 todos eran elites, oligarcas, es no entender que hubo una transformación. Chávez maneja todo de una forma muy simple, lo cual obedece a legitimar sus cambios políticos.



–Usted estuvo alguna vez cerca de Chávez ¿Cómo lo define hoy, visto que la influencia que ejerce sobre el país es innegable y a veces da la impresión que es cada vez más fuerte?

–Nunca me ha interesado su historia, se han escrito libros biográficos que he revisado y algunos destacan que el poder lo cambió mucho. Es un hombre que en este momento está intoxicado por el poder. Eso lo ha afectado. Eso hace que sea una persona compleja de entender. Él está muy fuertemente motivado para mantenerse en el poder. Sobredimensiona su figura en la historia. El se cree un superhombre.

Fuente digital:

http://www.talcualdigital.com/Nota/visor.aspx?id=78435&tipo=AVA

Agustín Blanco Muñoz: Comunalismo.

El Universal publica el 2 de noviembre de 2012 un artículo de Agustín Blanco Muñoz sobre el tema de las Comunas, llamando al sistema que se quiere implantar como "comunalismo", que lo define como una síntesis del socialismo del fracaso.

El artículo se titula:  La derrota del 7-O da paso al comunalismo.  A continuación se copia textualmente como aparece en la fuente original que se comparte al final.

La derrota 7-O da paso al comunalismo


AGUSTÍN BLANCO MUÑOZ
EL UNIVERSAL

viernes 2 de noviembre de 2012 12:00 AM

El golpista-presidente (GP) fue directo en el reclamo que hizo en Consejo de Ministros una vez reelecto: no hemos aplicado la Ley Orgánica de las Comunas, Por ninguna parte se ve el espíritu comunal. "¿Será que seguiré clamando en el desierto por cosas como estas?". Nicolás, ¡Te ordeno la inmediata aplicación de esta ley! Y precisó: "espero ver respuestas rápido".



Para el GP con el triunfo del 7-0 llegó la hora de "profundizar la revolución" y el instrumento a utilizar para este fin ya fue debidamente aprobado y ahora se trata de llenar de comunas el territorio nacional.



Se pone a andar en este expaís lo que consideramos debe calificarse como comunalismo. Una institución que surge como una especie de síntesis del socialismo del fracaso.



Una organización que nace además, según el GP, en el marco del Estado social de derecho, justicia e igualdad que establece la constitución vigente. Y todo, encuadrado en el poder que le ha sido conferido al pueblo. De modo que la oposición que ahora rechaza las comunas, es la misma que hace un mes apoyaba el poder popular y las misiones.



A esto responde el Secretario General de PJ: "respaldamos profundamente los programas sociales pero eso nada tiene que ver con la creación de comunas." Y agrega: "creemos en el poder comunal entendido como la participación democrática que se da dentro de las instituciones como alcaldías y gobernaciones".



Es evidente que Guanipa no tiene en cuenta La Ley Orgánica de las Comunas, publicada el 21-12-2010, ni ha medido sus alcances para cumplir su cometido: acabar con la antigua organización administrativo-territorial que ha regido hasta el presente.



Y esto se ve con mucha mayor claridad cuando dice: "creemos en consejos comunales despolitizados y despartidizados, que atiendan solo los intereses de sus comunidades". (C del O, 30/10/12, p.6).



Este dirigente identifica poder comunal con poder de la comunidad. Olvida que para los marxistas de Marx, la idea es la imposición de las comunas que sufren el primer fracaso en el París de 1871 y luego en la China que decía construir el socialismo como transición al comunismo y que asomaba la Comuna como punto de partida o muestra de lo que sería la sociedad del futuro.



En estos casos, como en la experiencia soviética del koljoz, no fue posible superar el marco del capitalismo. Cuba ni siquiera se lo propuso. Y se supone que en el escenario venecubano la comuna sería dirigida hacia el fortalecimiento de estructuras capitalistas.



Se requiere, sin embargo, de una cobertura socialista que le sirva para mantener la supuesta condición de "revolución".



Y se cuenta en este tiempo de Venecuba, de la fusión de "dos revoluciones", con suficientes recursos petroleros para construir y reivindicar el esquema inicial de Marx y Engels pero llevada a la variante Mészáros.



Para los clásicos del marxismo, el Proyecto de la Comuna de París es la muestra de como sería la sociedad opuesta a la capitalista. Y este es el mismo mensaje que adopta Mao. Pero la modalidad que propone el nuevo intérprete no tiene que ver con la Comuna sino con muchas de ellas. Esta es la concepción que prevalece en la ley que pretenden implantar los bolivarianos.



Para esta "revolución" la organización comunal significa el establecimiento de múltiples formas de autogobierno para la edificación del Estado Comunal, que se basa en el "Estado democrático y social de derecho y de justicia establecido en la Constitución de la República".



El pueblo organizado en consejos comunales pasa, por iniciativa de los mismos, a la instancia comunal. A una multitud de autogobiernos que contarán con sus propias instituciones y el Parlamento Comunal como la máxima instancia, contará con los recursos necesarios para la defensa de "la revolución".



El sistema de agregación (Art. 60) parte del Consejo Comunal, que es una instancia de articulación de los movimientos u organizaciones sociales de la comunidad. Luego viene la Comuna, constituida por varias comunidades organizadas en un territorio determinado.



La unión de varias comunas constituyen la Ciudad Comunal y dos o más ciudades constituyen la Federación Comunal en un Distrito Motor de Desarrollo.



La Confederación Comunal es la articulación de las federaciones comunales en el ámbito de un Eje de Desarrollo.



Y el Art. 64 es determinante en cuanto al poder del Comunalismo: la República, los estados y municipios transferirán funciones de gestión, administrativas, control de servicios y ejecución de obras, atribuidas a aquéllos por la Constitución.



Se comenzará de este modo a construir los espacios socialistas definidos por la integración de la comunidad para la edificación del Estado Comunal.



Y en este momento todos los ministerios actúan en función de la construcción de las comunas. En este sentido, por ejemplo, los Comités de Educación al que alude el Art. 11 de la Ley de las Comunas, son los mismos previstos en la Resolución 058 del Min. Popular para la Educación. Se trata de sustituir la Comunidad Educativa por unos Comités de Educación, dispuestos para controlar desde la instancia partidista la acción educacional y promover y redactar la Carta Fundamental de las respectivas comunas.



De modo que el comunalismo incidirá en todos los órdenes de la vida de este expaís. De allí que el régimen afine su maquinaria de fraude-trampa para obtener la casi totalidad de las gobernaciones el 16D con miras a impulsar la implantación del Estado Comunal.



Y mientras la destrucción de firme inspiración autoritotalitaria avanza, las oposiciones y muchos más seguimos jugando y esperando una democracia que no está en ninguna parte. ¡Qué historia amigos!



Fuente electrónica:
http://www.eluniversal.com/opinion/121102/la-derrota-7-o-da-paso-al-comunalismo