sábado, 25 de febrero de 2012

¿Habrá reforma laboral para el 1 de mayo de 2012?

Muchas veces se ha anunciado la reforma a la Ley Orgánica del Trabajo desde la Asamblea Nacional y el más reciente anuncio viene del propio Presidente de la República a finales del año 2011.  Recordemos brevemente:

En el año 2008 Oscar Figuera, entonces presidente de la Comisión de Desarrollo Social Integral de la Asamblea Nacional, anunció que se elaboraba un cronograma para el debate sobre la reforma laboral y que la consulta se realizaría agrupando al país en 6 zonas geográficas[1] y no hubo reforma.

Llega el año 2009 y le corresponde al diputado Oswaldo Vera, integrante de la Comisión de Desarrollo Social Integral de la Asamblea Nacional anunciar que la fecha para dar inicio a la consulta pública sobre la reforma laboral era el 14 de abril 2009 y que el primer proyecto de ley se tendría listo para el 5 de agosto de 2009[2].

Pasa el 2009 sin que exista formal y públicamente un anteproyecto de reforma a la Ley Orgánica del Trabajo que garantice un debate efectivo sobre los cambios propuestos.  Llega  el 2010 y ahora es el turno para que Orlando Castillo, integrante de la Comisión Permanente de Desarrollo Social Integral de la Asamblea Nacional, anuncie que la reforma se aprobaría antes del 15 de agosto 2010 y que la misma se encontraba en la Comisión en un proceso de revisión para luego ser consultada públicamente[3].

Por lo menos, la declaración de Orlando Castillo da un indicio que para el 2010 existía un documento formal sobre la reforma laboral, el cual estaba en revisión; nada más se informó de ese proceso de revisión y llegamos al 10 de noviembre de 2011 cuando el propio Presidente Chávez anuncia que trabajará para tener una nueva ley del trabajo para el 1º de mayo, recordando que la habilitante termina en Junio, con lo cual pareciera decir que será vía habilitante la reforma laboral[4].

El 9 de enero 2012 la  Comisión Presidencial para la Reforma Laboral, creada por el Presidente a finales del 2011 anunciaba que tenían 12 mil propuestas de reformas, de las cuales se han incorporado 7 mil 680 a la ley que se aspira aprobar el 1º de mayo, señalándose que un 64% del nuevo articulado es producto de esas propuestas presentadas[5].

Antonio Espinoza Prieto, miembro de esa Comisión Presidencial advertía recientemente que el tiempo no alcanzará para tener una reforma lista para el 1º de mayo como lo anunció el Presidente Chávez, pero “trataremos de complacerlo si él lo dispone, pero creo que hay cosas que no se pueden hacer atropelladamente[6]

Por su parte, la presidenta de la Comisión Laboral de Conindustria, Maryolga Girán, también cree que la reforma Laboral no se concretará el 1 de mayo, y más se complica con la situación de salud del presidente de la República, que obliga su ausencia por un tiempo no determinado[7].

Para la representante de Conindustría posiblemente la Comisión intentará uno o dos cambios no representativos para cumplir con la promesa de reformar la Ley Orgánica del Trabajo, pero advierte que nada será improvisado, que esas reformas han sido cuidadosamente estudiadas para evitar impactos negativos, advierte la especialista que ninguna de esas propuestas abordará una reforma a la retroactividad, que permanecerá intacta.

Espinoza Prieto, también ha expresado que para él, lo mejor sería promover una reforma parcial a la ley laboral, ajustada exclusivamente al contenido de la disposición transitoria 4 de la Constitución en su numeral 3: la restitución del régimen de prestaciones para asumir el que está establecido en el artículo 92 de la Constitución; la reducción de la jornada de trabajo y tercero la prescripción.

Mientras tanto, el misterio sobre el contenido de esta reforma, la ausencia de un verdadero proceso de participación y consulta plural a 8 semanas del 1º de mayo 2012 alimenta la desconfianza sobre este proceso de reforma laboral, el cual ya ha sido definido por la Unión Nacional de Trabajadores (UNETE) como una gran “estafa” pues para ellos ninguno de los dos proyectos que se discuten para ser aprobados han sido debidamente consultados. UNETE señala que los proyectos que están siendo analizados como documentos bases para la reforma han sido elaborados uno por el Ejecutivo y otro redactado por la Universidad Bolivariana de Trabajadores “Jesús Rivero”.[8]

Como ciudadano y en particular sobre esta reforma, sólo queda esperar a la Comisión Presidencial para la Reforma Laboral para ver si realmente le darán al Presidente una reforma total o parcial de la ley laboral sólo para complacerlo, o si por el contrario, nuevamente la reforma es pospuesta. Lo ideal sería que los gremios y los representantes electos ante la Asamblea Nacional por la Unidad Democrática pudieran crear un movimiento nacional capaz de frenar esta reforma para exigir no sólo una mayor divulgación del proyecto, sino también para demandar una consulta amplia y plural.

Carlos Romero Mendoza.

romerocgr@gmail.com


No hay comentarios: