domingo, 4 de diciembre de 2011

La participación social en la comuna argentina.

Maria Laura Abeijón Sarquiz, publica una nota de prensa el 3 de diciembre de 2011 en el portal web perfil.com, de argentina, en la que presenta la realidad de las Comunas en Buenos Aires yy permite analizar el tema de la participación social en el marco de las Comunas. La nota de prensa se inicia con el anuncio del 10 de diciembre como la fecha en la que asumirán las quince Juntas Comunales electas en julio pasado y que administrarán cada una de las comunas que conforman la Ciudad de Buenos Aires y cuyas decisiones deberán contar con el aval del Consejo Consultivo Comunal formado por los mismos vecinos. La nota dice expresamente:

Se trata del primer mandato en esos distritos desde que se sancionó la Ley de Comunas que busca descentralizar la administración de la Ciudad.

El Director General de Descentralización y Participación Ciudadana Juan Pablo Graña admite que basándose en la historia de la Ciudad, los niveles de participación no son elevados en relación a la cantidad de población pero destaca que aquellos que sí participan están muy involucrados. “Hubo frustración y falta de respuestas durante años por lo que asumir el compromiso no es de lo más fácil”, asegura.

El desafío de este gobierno es entonces incentivar al vecino y lograr una fuerte convocatoria a fin de generar el cambio cultural necesario para despertar el interés en la participación no solo en agrupaciones sino especialmente a nivel individual.

Oscar García, Director de la Licenciatura en Dirección de Organizaciones de la Universidad de San Martín explica que las comunas tienen una estructura institucional muy exigente que coloca a su funcionamiento pleno y ejecutivo en una encrucijada de equilibro: o bien una alta madurez política de actores muy heterogéneos para conseguir consensos que eviten la parálisis ejecutiva, los voluntarismos o las zancadillas políticas o bien se expresarán - en el otro extremo – con un funcionamiento corporativo de “toma – daca” de la vieja política.

Aún con las restricciones que pueda generar la falta de conocimiento o la actitud de las autoridades, la puesta en marcha de los gobiernos comunales implica un avance en la administración de la Ciudad cuyo resultado se va a ir dando en varios años, en la medida que obtengan resultados y que sus miembros comiencen a ser conocidos por los vecinos de cada Comuna.

El presupuesto de 2012 aprobado por la legislatura destinará el 0.31% - 102 millones de pesos – a las comunas. En los primeros dos años, el porcentaje asignado a los gobiernos comunales no puede superar el 5% del total pero a partir de 2014 será cada Junta la que elaborará junto al Consejo Consultivo un anteproyecto de presupuesto que deberá ser avalado por el Consejo Consultivo Comunal y autorizado por la Legislatura.

¿Aumentará la participación?

El éxito o fracaso de este complejo modelo se verá condicionado en gran medida por el grado de compromiso que asuma el mismo vecino. Si bien es temprano para hacer pronósticos, las opiniones al respecto son diversas.

Marcelo Iambrich, actual director del CGP Nº6 y futuro presidente de la Junta Comunal por el PRO considera que la participación no va a aumentar. “La importante concurrencia inicial en los Pre Consejos Consultivos Comunales se ha ido diluyendo un poco por alta expectativas y otro poco porque muchos vecinos creyeron que las propuestas eran tareas a realizar en lo inmediato. Algunos vecinos que se incorporaron el segundo año convirtieron a los PCCC en una ventanilla de reclamos”, sostiene.

Oscar García aclara que creer que porque se abre un nuevo espacio de participación la gente automáticamente va a participar más, no es pertinente. Por un lado destaca el rol que tomen los Consejos Consultivos Comunales y por el otro sostiene que los Juntistas electos deberán demostrar que no son representantes de la vieja política tan criticada.

Por su parte, Carlos Grisafi, miembro electo de la Junta Comunal Nº15 por el Frente para la Victoria y proveniente del espacio de Aníbal Ibarra considera que una mayor convocatoria dependerá de encontrar canales creativos para que la participación ciudadana se potencie ya que por sí sola no lo hará.

Sin difusión no hay participación

Juan Pablo Graña asegura que la intención del gobierno es ampliar la participación pero admite que la campaña de publicidad se está llevando a cabo con pocos recursos por lo que se está apelando a la creatividad al momento de elegir los medios y formatos de difusión.

Sin embargo, la intención oficial entra en cuestionamiento teniendo en cuenta por un lado que la información ha sido escasa y confusa y por el otro que la desinformación evita el empoderamiento de los protagonistas. La sensación general es que el vecino no es consciente de su rol en este nuevo modelo y que llegó a la elección de julio desinformado sobre la posibilidad de que las comunas sean un canal de participación directa.

Luciano Umérez, candidato electo para la Junta Comunal Nº2 por Proyecto Sur sostiene que el Gobierno de la Ciudad se encargó de anular los espacios de difusión de las comunas y vació el presupuesto de difusión gráfica y radial y destaca además que no se escucha a su dirigencia mencionar la importancia de este nuevo ente de gobierno.

Carlos Grisafi coincide con Umérez y opina que hay un componente ideológico que hace que al macrismo no le guste demasiado el vecino participando. “El proceso institucional de difusión de las comunas y la participación es bastante irreal”, sostiene.

Iniciativas sociales

La Flecha es una organización social que busca promover la participación social de los jóvenes para construir una sociedad igualitaria e inclusiva. Impulsa, apoya y gestiona distintos proyectos educativos, culturales y sociales para construir espacios participativos, constructivos y creativos.

Desde hace unos meses La Flecha está llevando a cabo el proyecto ComunaVoz en tres escuelas secundarias públicas ubicadas en las comunas 3 (en el barrio de Balvanera), 4 (en el barrio de Nueva Pompeya) y 9 (en Parque Avellaneda).

El objetivo de esta iniciativa es que las voces de los jóvenes se posicionen en el debate público, que sean escuchados y valorados. A través de una serie de talleres se abordan las principales características de las comunas y se reflexiona con los chicos sobre las necesidades de sus barrios. Luego, se proponen alternativas de solución para esas problemáticas. Para el cierre se están organizando encuentros entre los chicos y chicas que participaron de los talleres y los comuneros, con el objetivo de que puedan intercambiar sus puntos de vista y sus propuestas con sus representantes.

“Más allá de todo, esperamos que esto funcione al menos como un disparador para que los pibes puedan pensarse como actores protagónicos del desarrollo de sus comunidades. Creemos que si realmente se abre el juego a la participación de distintos actores barriales, organizaciones, colectivos, y a los vecinos y vecinas en general, con el correr del tiempo se irán legitimando, y serán vistos como espacios válidos para discutir lo que pasa en los barrios”, señala Pablo Moschen, miembro de La Flecha.

Las reuniones de los Pre Consejos Consultivos Comunales (PCCC) ya se están llevando a cabo en distintos puntos de la ciudad y son de asistencia libre y gratuita. La información sobre horarios y lugares de encuentro se brinda en el CGP de cada comuna.

Fuente:
(*) Especial para Perfil.com

No hay comentarios: