lunes, 19 de septiembre de 2011

Sobre las comunas argentinas y la descentralización en Buenos Aires.

Con el título “Hay que reformar la Ley de Comunas” se realiza una entrevista en el portal argentino de noticias urbanas sobre la realidad de Buenos Aires en el marco de la implantación de la Comuna y una polémica que surge precisamente por la propia dinámica de la convivencia entre distintas instancias de poder en un mismo territorio.

Jimenaz Alcaraz y Gabriel D`Angel hacen este reportaje y en un subtitulo señalan:

A punto de estrenarse las comunas, el funcionario porteño explica en detalle cómo serán los tramos finales del proceso de descentralización. Y defiende la creación de las UAC, organismos paralelos a las juntas comunales manejados por el Ejecutivo.

Eduardo Macchiavelli de la Subsecretaría de Atención Ciudadana, ubicado en el edificio contiguo a la Jefatura de Gobierno, sobre Avenida de Mayo. Luego de los saludos propios de la ocasión, y las disculpas por un retraso a causa de un piquete en el Obelisco, se presta a dialogar sobre el camino que transita la Ciudad hacia la descentralización en comunas, y también sobre política, esa misma que atraviesa cada espacio de poder en el Gobierno porteño.

Hablará del futuro del presupuesto para estas nuevas unidades de gestión descentralizadas, adelantará que ya están preparando un reglamento de trabajo para las juntas comunales de las quince secciones de la Ciudad y defenderá al oficialismo de las críticas de la oposición por la creación de las Unidades de Atención Ciudadana (UAC), organismos paralelos que dependerán del Ejecutivo y que, según se denunció, podrían vaciar de poder a las juntas comunales electas.

Justamente este tema, que trajo controversia en las últimas semanas, y por el que dos diputados opositores presentaron amparos en la Justicia, fue el puntapié de la charla.

–Si la Justicia falla en contra de la creación de las UAC, ¿tienen un plan B?
–Si pasa eso le encontraremos la vuelta. Igual, y como ya he dicho en otras oportunidades, las UAC son para funciones que no son competencia de las comunas, como Rentas, por ejemplo.

–¿Pero las UAC no invadirán funciones de las comunas? El artículo 47 de la Ley 1.777, de creación de las comunas, habla de descentralización de los servicios actualmente desconcentrados en los Centros de Gestión y Participación, tarea que ustedes asignan a estas Unidades.
–La Constitución de la Ciudad marca qué cosas dependen del Poder central, como Rentas, por ejemplo. Lo dice la Constitución y las comunas no pueden recaudar impuestos. Por eso, es impensable que haya un fallo que valide cosas contra la Constitución. Y contra lo que dice la Constitución, no hay norma que valga. En todo caso, entra en contradicciones la Ley 1.777, que es algo que venimos planteando y por lo que enviamos un proyecto de modificación.

–En la Legislatura aún no tomó relevancia esa iniciativa. ¿Van a insistir con su aprobación?
–Es una lástima que no se haya tratado el proyecto que envió el Ejecutivo y que aún esté cajoneado. Nosotros vamos a insistir para que se trate. Es para delimitar y aclarar las zonas que no están claras. Si no, ocurre que se presentan contradicciones como la que planteé recién.

–Pero la oposición dice que la creación de las UAC es una política en contra del fortalecimiento de las comunas.
–Están haciendo una bola de nieve de una pavada. Con las UAC estamos poniendo un coordinador que se ocupe de la administración de cuestiones menores. Es un tema muy menor, han tomado una pavada para hacer juego político sin darse cuenta de que están lastimando al proceso de comunas. Por sacar una ventaja política circunstancial están yendo en contra de estas nuevas instituciones que recién están creciendo y que necesitan ser fortalecidas.

–¿Cómo van a funcionar internamente cada una de las juntas comunales?
–Las quince juntas van a funcionar con un reglamento interno propio. Los tres espacios políticos representados (PRO, Frente para la Victoria y Proyecto Sur) tendrán la tarea de presentar sus propuestas. Pero es bueno aclarar que no pretendemos trasladar el debate político al ámbito de las comunas.

–¿Cuál va a ser la tarea de los juntistas en ese contexto?
–La Ley 1.777 realiza una separación primaria de lo que le corresponde hacer a cada uno de los miembros. Lo importante es entender que, pese al cargo que ocupen, todos los integrantes entienden en todas las cuestiones. Por otra parte, y además de las juntas, existirán los Consejos Consultivos Comunales, el lugar que tendrán los vecinos para hacer escuchar sus inquietudes y los reclamos que surjan. Y en una estructura aún mayor, va a trabajar el Interconsejo Consultivo Comunal, del que participará el Jefe de Gobierno o la persona que éste designe y los presidentes de las quince juntas comunales. Desaparecen, entonces, los Preconsejos Consultivos Comunales, que venían trabajando desde hace un año y medio en el contexto de los Centros de Gestión y Participación Comunales (CGPC).

–Para dar solución a los conflictos que se den dentro del ámbito de la junta, ¿el Ejecutivo planea elaborar un reglamento único que garantice un modo seguro de encontrar soluciones?
–Las respuestas las van a tener que encontrar en las reuniones que realice el Consejo Interconsultivo Comunal. Pero además, vamos a seguir dependiendo de la intervención de la Procuración General de la Ciudad y de los organismos de control que funcionan hasta la fecha.

–¿Cuál será el futuro de la Subsecretaría? ¿Hay posibilidades de que ascienda de rango y se convierta en Secretaría, como ocurre, por ejemplo, con la de Recursos Humanos?
–No lo sé todavía. Es una decisión que deberá tomar el Jefe de Gobierno. Todavía no está resuelto. De igual modo, no es una cuestión que nos quite el sueño. Hasta hoy, los roles y las funciones están claras. Es más importante el trabajo que quién lo realiza. Lo que nos interesa, en definitiva, es garantizar la calidad de servicio y el éxito de las comunas.

–Y si hablamos del trabajo en la Legislatura, ¿cuánta influencia puede tener a nivel partidario el peso del jefe del bloque PRO designado a partir de diciembre?
–El trabajo en las comunas va por otro carril que el de la Legislatura. No va a cambiar el modo de proceder de las comunas por el nombre de quien sea el nuevo líder del bloque. Tanto Cristian Ritondo como Oscar Moscariello (los principales candidatos) son dos lujos. Excelentes personas y diputados.

–Sin embargo, y si pensamos en los proyectos de ley sobre comunas enviados, sí hay relación con el Parlamento.
–Sí, claro. Nuestro mayor acercamiento es con la vicepresidenta de la Comisión de Descentralización y Participación Ciudadana, Raquel Herrero. Con ella sí trabajamos y tenemos un contacto diario.

Fuente:

No hay comentarios: