jueves, 5 de mayo de 2011

Sobre el impulos presidencial a la reforma de la LOT.

Con fecha 4 de mayo de 2011, el portal web de la Asamblea Nacional informa que el pronunciamiento del presidente Hugo Chávez, cuando pidió acelerar el debate y aprobación del Proyecto para la nueva Ley Orgánica del Trabajo, fue fundamental para darle a ese instrumento legal un dinamismo especial, porque dado su nexo concreto con los trabajadores, ha colocado el tema como un motor fundamental para saldar la vieja aspiración de la clase trabajadora venezolana.

Así lo señalaron, en el programa Asamblea Viva transmitido por ANTV, el diputado Óscar Figuera (PCV/Guárico) miembro de Comisión de Desarrollo Social Integral y Orlando Castillo, miembro del Frente Socialista de Trabajadores, quienes enfatizaron que ese impulso es necesario para poder darle discusión a un instrumento que tiene mas de año y medio sin abordarse en el Parlamento.

Aseguraron que a partir de ahora se abre un gran debate, en el país, que movilizará a todos los trabajadores para elaborar una nueva y revolucionaria ley. A su juicio, la más importante después de la Constitución, la cual fijará como uno de sus objetivos volver al valor trabajo, que dejó de lado el capitalismo para privilegiar la ganancia especulativa.

Hoy el capitalismo lo que hace es especular con grandes masas de dinero, ya no es ni siquiera la relación patrono explotando al trabajador para producir plusvalía, ahora es una condición distinta de la burguesía internacional, lo que ha traído que el capitalismo haya dejado de producir bienes y servicios, para dedicarse a producir dinero, “una montaña con pies de barro” porque son solo bonos, papeles y especulación sobre el gran capital

Por otra parte sin dejar de reconocer que este es el único gobierno, a nivel mundial, que viene desarrollando una política sostenida de incrementos salariales, manifestaron que en el Partido Comunista de Venezuela no están satisfechos del todo con el aumento del 25 % en el salario mínimo, por lo que consideran necesario que se revise en correspondencia con lo que significa el aumento en la escala del sector publico.

Argumentaron que si bien en la administración publica había un retraso, este salario es el único sustento para quienes no tiene convención colectiva, en su mayoría trabajadores de la empresa privada y quienes en consecuencia carecen de otros beneficios.

Así mismo manifestaron que, desde su perspectiva política, se impone la reducción de la jornada de laboral frente intensidad de la explotación de la fuerza de trabajo y la necesidad de incorporar cada vez más trabajadores a la economía formal

Resaltaron que además existe un mandato jurídico en las Disposiciones Transitorias de la Constitución, donde encomienda a la Asamblea Nacional la reformar la Ley Orgánica del Trabajo en tres elementos básicos: la reducción de la jornada laboral, la ampliación del lapso de prescripción para reclamos de trabajadores y el cambio del régimen de prestaciones sociales.

Cuestionaron la matriz de opinión que ha querido crear la oposición diciendo que en Venezuela no se discuten los contratos colectivos, lo cual es incierto como lo demuestran los datos, porque entre 1998 y 2008 se firmaron 6 mil 648 contrataciones colectivas, sobre todo de los sindicatos estratégicos de mayor vinculación con la población como el petrolero, el de Cantv, el sector eléctrico, la construcción, el Metro de Caracas y el sector educación, atendiendo el llamado de los trabajadores.

Sin embargo, hicieron una autocrítica al movimiento sindical, al reconocer que el incremento en el número de sindicatos lo que demuestra es que hay una profunda división en el ámbito laboral, porque si bien hay plena democracia sindical, se ha hecho un ejercicio anarquizado de ésta con la creación de sindicatos paralelos que, en vez de fortalecerlo, lo ha debilitado.

Por ello señalaron que está planteada, entre las tareas de trabajadores y trabajadoras, la unidad del movimiento sindical y la fusión de los sindicatos paralelos y los pequeños en grande sindicatos por rama de actividad económica.

No hay comentarios: