miércoles, 20 de abril de 2011

Sobre los recursos recibidos en el 2010 por consejos comunales y el FIDES.

Con fecha 20 de abril de 2011, El Nacional, en su portal web nos presenta un reprotaje elaborado por Maru Morales, en la cual señala que durante su comparecencia ante la Asamblea Nacional en febrero, el vicepresidente Elías Jaua detalló la cantidad de recursos entregados a las gobernaciones el año pasado a través del Fondo Intergubernamental para la Descentralización, adscrito a su despacho. Incluso dijo que si el petróleo estuviera a 140 dólares por barril las regiones recibirían mucho más dinero, pero poco habló de los recursos transferidos a los consejos comunales.

En 2010, las alcaldías tenían un presupuesto asignado de Bs 1,8 millardos, pero el monto recibido fue de Bs 2,1 millardos gracias a dos aportes de recursos ordinarios excedentarios decretados en agosto y noviembre. Los consejos comunales recibirían transferencias por Bs 1,9 millardos, pero por los mismos ajustes aumentaron su ingreso hasta Bs 2,3 millardos.

En otras palabras, los consejos comunales recibieron Bs 147 millones más que las alcaldías.

El documento no especifica la distribución de los fondos aprobados a los consejos comunales, pero sí aclara que la preferencia en la entrega del dinero estuvo alineada con el único proyecto del organismo para el año 2010 denominado "reimpulsando a las comunidades organizadas como núcleo de la descentralización bolivariana y del poder popular", aunque en la Constitución la descentralización se define sin adjetivos y el poder público sólo tiene 5 ramas: electoral, ejecutiva, legislativa, judicial y ciudadana. Nada de poder popular ni descentralización bolivariana.

La memoria y cuenta precisa que el objetivo específico del proyecto es ofrecer "asesoramiento tecno-político a las comunidades organizadas a escala nacional, en la formulación y gestión de proyectos socio-productivos", mientras que el objetivo estratégico es la "conformación de organizaciones socio-productivas comunitarias y redes de la economía social que impliquen cambios hacia el modelo de producción socialista". Para alcanzar tales metas, el Fides destinó Bs 10 millones.
Duro de liquidar

Al momento de presentar el informe ante el Parlamento corría la prórroga del lapso inicial fijado para la liquidación del Fides luego de su sustitución por el Fondo de Compensación Interterritorial.

Según la ley especial publicada en Gaceta Oficial el 29 de julio de 2010, el proceso debería culminar en seis meses, es decir, en enero de 2011, pero dos inconvenientes obligaron al vicepresidente a declarar una extensión.

Según el informe suscrito por Elías Jaua estaban pendientes los procesos de finiquito con el Bolívar Banco, adscrito al Banco Bicentenario. Se indica: "De acuerdo con la información suministrada, el Banco tiene problemas de migración de la data. En el caso de Fondo Común existe un fideicomiso constituido en dólares, el cual presenta problemas, toda vez que no tiene fecha real para su terminación".

En cuanto a la contabilidad de cierre del Fondo Intergubernamental para la Descentralización agrega que "la terminación del trabajo asociado a su revisión y cierre está directamente ligada al término de todas las operaciones financieras y contables, para poder liquidar los saldos de las partidas".

La prórroga decretada por Jaua el 5 de enero se extiende hasta el 30 de abril próximo y, según la ley de liquidación del organismo, la vicepresidencia tiene permitida una prórroga más de 3 meses en caso de no haber saldado todas sus cuentas.

Como se recordará, el Fides se alimentaba de 15% de los ingresos provenientes de la recaudación del Impuesto al Valor Agregado destinado a gobernaciones, alcaldías y consejos comunales a través del Servicio Autónomo del Fondo Nacional de los Consejos Comunales (Safonac) para el desarrollo de proyectos.

Fuente:

No hay comentarios: