viernes, 14 de enero de 2011

La planificación pública participativa según la Escuela Venezolana de Planificación Pública.

La Escuela Venezolana de Planificación Pública, en el portal web del Ministerio para la Planificación y finanzas, define lo que debe entenderse por planificación pública participativa.

La Planificación pública participativa, viene a ser "una forma, aunque no la única ni siempre determinante, que tienen los ciudadanos comprometidos de apropiarse del mundo, proceso que nunca termina.

La planificación pública participativa es un nuevo sistema de uso que demanda un tipo singular de aprendizaje, especialmente 'aprender a reflexionar en la propia acción de idear, de proponer, de inventar planes', cuyo propósito inmediato es que se actúe para cambiar la realidad existente que ya no satisface y/o para satisfacer nuevas necesidades.

La participación responsable, competente y protagónica en la planificación pública de los ciudadanos organizados es siempre, en algún grado y medida, una exigencia para la autoreproducción ciudadana. Esto implica que una verdadera ciudadanía asume su responsabilidad a través de las diversas acciones de su involucramiento en la resolución de conflictos en el momento histórico que a cada generación le toca vivir, y que tal proceso tienen que ser continuo, deliberado y planificado-acordado entre ellos y conjuntando y coajustado con otros similares en los planes más generales y englobadores municipales, estadales y nacional.

A través de la participación en la planificación pública, el ciudadano se objetiva: prefigura y forma su mundo, a través de lo cual también se prefigura y (re)forma a sí mismo al interiorizar el proceso social de planificación en que se involucró.

Cuando el ciudadano planifica, cuando crea anticipadamente su mundo, se crea a sí mismo. Proyectar un mundo alternativo es proyectarse a sí mismo, es formular un 'proyecto de vida' individual y colectivo compartido.

En los procesos de cambio, sobre todo de cambio estructural, la participación ciudadana en la planificación pública implica dejar de ser 'representante de aquel mundo donde sus padres y él o ella habían nacido y criado', para convertirse en reales creadores de un mundo diferente, alternativo, posible. Planificar en el ámbito público se convierte en parte de un nuevo tipo de 'vida cotidiana' porque es trabajo, trabajo generalizado a toda la comunidad. Es, además, el potencial y más apropiado sistema de uso para erradicar el 'desempleo' y generar trabajo.

La planificación pública participativa es uno de los pocos escenarios espacio-temporales de encuentro de ciudadanos iguales.

La participación consciente y deliberativa del ciudadano en su planificación pública implica romper con cualquier residuo de 'Humano particular' que pudiera quedar todavía, viéndose forzado por su propio trabajo planificador a ser un 'humano singular', un humano creador y proyectista de su propia vida, con normas propias (= plan de acción).

Por lo tanto, el pueblo, la sociedad organizada, tiene que apropiarse de:

1º La planificación pública en tanto actividad (= práctica no de un mero 'hacer', sino como 'algo socio-política e históricamente construido') y objeto (= la sustancia sobre qué y cómo la nueva sociedad se manifiesta concretamente en el proyecto específico de la comunidad)

2º Los 'sistemas de uso' de la planificación pública y de los elementos que la componen y rodean.

3º Las instituciones involucradas, directa e indirectamente.

4º La reproducción social de la planificación pública

5º La propia reproducción de cada agente planificador público participativo."

Fuente:

Ministerio del Poder Popular para la Planificación y Finanzas.  LA PLANIFICACIÓN PARTICIPATIVA COMO CLAVE PARA DISEÑAR LA TRANSICIÓN AL SOCIALISMO.  Recuperado el 14 de enero de 2010 en: http://www.fevp.gob.ve/EVP2.html



























No hay comentarios: