domingo, 28 de noviembre de 2010

Un artículo sobre las Comunas en el ejemplo de China.

El Blog de Ignació de León, denominado Cazafantasmas, publica con fecha 25 de noviembre de 2010 un interesante artículo sobre el tema de las Comunas, titulado:  Las Comunas que dejaron de serlo.    A continuación se transcribe textualmente:

"En la aldea de Nanjie, en el norte de China, los trabajadores comienzan el día cantando alabanzas al fallecido líder del país, Mao Tse-Tung. El pueblo es una de las últimas comunas que quedan en el país y aquí los trabajadores aún se rigen por muchos de los principios colectivistas que estableció. La comuna también tiene una serie de pequeñas fábricas de alimentos en los que se producen cerveza, chocolate, salsa picante y fideos, entre otros.

La mayoría de las comunas se disolvieron hace años, dado a que los sucesivos líderes chinos transformaron la economía planificada en una gobernada por el mercado. Sin embargo, esta comuna que alberga 4.000 residentes, aun resiste el avance inexorable del capitalismo chino. Una residente, Hu Xinhe, opina: “Me siento muy relajada y segura viviendo en Nanjie, ya sea en términos de trabajo o de la vida en general. Estoy muy satisfecha”, dice la mujer de 34 años.

Lo que aun no se han percatado gente como Hu Xinhe, es que la experiencia “colectivista” en el Nanjie de hoy nada tiene que ver con el comunismo a gran escala que practicó Mao, con el cual mató de hambre a no menos de 40 millones de compatriotas, en la Gran Hambruna de 1957-1962, y mantuvo el ingreso por habitante en China en 400 miserables dólares para 1989, momento en que Deng Xiao Peng decidió reorientar ese país hacia el capitalismo. Luego de 30 años de reformas pro-mercado ese ingreso ya alcanza los 5.450 dólares.

La vivencia del Nanjie de hoy se parece más bien a esas experiencias cuasi religiosas o místicas, de grupos asociados bajo el muy liberal principio de libre asociación, en este caso, para desarrollar tareas de interés común. Es la experiencia de los pocos kibbutzim que aun existen en Israel, o de sectas religiosas como los Amish en Pennsylvania. Es la decisión libre de grupos humanos que deciden convivir en plan comunitario para satisfacer algún instinto tribal que todos tenemos bajo nuestra piel, aun no superado luego de 4 milenios de civilización.

Pero no es lo mismo “comunitario” que “comunista”. Quienes idealizan estas experiencias comunales bajo la ideología “comunista”, no entienden que bajo el comunismo toda sombra de libertad de asociación queda extinguida por la planificación a gran escala de la sociedad, bajo un modelo político vertical, incuestionable, supuestamente infalible y en cuya cúpula se encuentra un líder iluminado por el Espiritu Santo o su equivalente. Líder que ni siquiera admite que hablen de él.

Un claro ejemplo de la naturaleza incuestionable de la estructura de poder comunista, donde el líder manda y los demás obedecen, es la última pieza jurídica emanada del gobierno bolivariano, el Decreto Nº 7.836 (Gaceta Nº 39.556 del 19/11/2010), mediante el cual “se prohíbe a las organizaciones políticas, sociales y comunitarias, el uso del nombre, imagen y figura de la persona del Presidente de la República Bolivariana de Venezuela para la identificación, nombre, denominación, caracterización, tipificación, calificación y designación de organizaciones, sociedades, bienes, obras, proyectos, programas, actividades políticas o sociales, campañas publicitarias o propaganda.” De modo que solamente previa autorizacion de El podrá utilizarse el nombre, la imagen y figura de El para actividades políticas o sociales, campañas publicitarias o propaganda, o en afiches, fotografías u otros similares.

Los ingenuos residentes de Nanjie deberían darse una vuelta por Venezuela para entender mejor lo que es el comunismo.

Fuente:
http://blogs.noticierodigital.com/cazafantasmas/?p=1386

No hay comentarios: