lunes, 19 de julio de 2010

Gobernador Capriles y las Comunas.

El Universal, con fecha 18 de julio de 2010, hace un reportaje firmado por Marisol de Carli, al Gobernador de Miranda, Henrique Capriles Radonski, en la que desarrolla su posiciòn sobre las Comunas. El reportaje señala:

"Cuando Henrique Capriles Radonski comenzó su carrera política en 1998 no se imaginaba que una década después habría ya competido en cuatro ocasiones a cargos de elección popular y en los cuatro los conquistaría. Por eso su afirmación de que nunca ha sido designado a dedo o por decreto, revela una verdad inocultable.

Fue diputado y presidente de la antigua Cámara de Diputados, dos veces alcalde de Baruta y desde hace año y ocho meses, gobernador de Miranda. -¿Cómo se prepara para la Ley de Comunas?

-La Ley de Comunas, como otras, se arma en las cuatro paredes de la Asamblea Nacional. Existe una profunda desinformación de esas legislaciones que se aprueban a media noche, así que efectivamente, no se debaten nada.

Cuando sancionaron la Ley de Consejo Federal de Gobierno, yo solicité un derecho de palabra para rebatirla, pues la Constitución da esa posibilidad a los representantes de los estados y el Legislativo mirandino aprobó una moción para que yo hablara en nombre de mi entidad. Pero ese derecho nunca me lo dieron. Introduje un amparo en el TSJ y este nunca se pronunció. Eso quiere decir que los instrumentos legislativos que sancionan no se están debatiendo en ninguna parte.

Una figura inconstitucional -¿Las comunas serán lo mismo que los consejos comunales?

-Primero que todo debo decir que las comunas son una figura que no aparece en la Constitución, así como muchas de las cosas que desarrolla el Gobierno, como los consejos comunales, los cuales no son de Chávez ni del PSUV, aunque ellos quieren apropiarse de estos organismos y que de forma obediente, sean del PSUV.

Pero nosotros en Miranda hemos trabajado con ellos, sean del color que sean, y les hemos desarmado el juego (al Gobierno). Ellos quieren otorgarle recursos a los que respondan a sus fines y si no es así, los dejan en el aire.

Hay tres cosas que me preocupan sobre la Ley de Comunas. Primero, que corran la misma suerte que los consejos comunales. Fundacomunal, su ente rector (nombrado por el Ejecutivo Nacional), no los inscriben si no figuran en la base de datos de la computadora del PSUV. Eso no es Poder Popular, pues si no hay obediencia no hay reconocimiento del Gobierno.

Segundo, el control absoluto que se quiere ejercer. No hay espacio intermedio: El Gobierno está detrás de las comunas y usan como fachada el discurso del Poder Popular. Pero eso no es más beneficio para la gente sino más poder para el Gobierno, y un ejemplo de ello es que se apoderan de instituciones y luego las cierran, como los ambulatorios, que se los quitaron a la Gobernación para después clausurarlos.

Tercero, la anarquía. Cuando uno oye a diputados diciendo que las comunas estarán por encima de todo, significa que traerán caos, pues no le rendirán cuenta a nadie.

-¿No le preocupa el ventajismo oficial?

-Ya barajaron y modificaron los circuitos electorales. Ahora lo único que falta es que se sinceren y le cambien al voto su concepto de expresión popular legítima. Eso es lo que ellos en el fondo quieren; que, por ejemplo, el voto de un pesuvista valga un sufragio y el de los demás valga medio sufragio...

Esa es la orientación detrás de la Ley de Comunas. Ojalá y nos den derecho a participar. La Asamblea Nacional tendría la obligación de abrir un espacio para las gobernaciones, alcaldías, concejos municipales, pero todos sabemos que esta Asamblea no lo va a permitir.

Porque se trata del poder central decidiendo todas nuestras formas de determinación. Pues realmente quien está detrás de esta nueva ley es el poder central, que se buscó otro mecanismo, que es hacer creer que es una organización popular y no es otra cosa que un partido político, el PSUV, tratando de tomar control hasta de la vida diaria de las personas.

-¿Quién tiene el poder po- pular?

-Todo indica que la Ley de Comunas va a consumarse y nuestro pueblo tiene que ocupar todos los espacios, vencer el chantaje político, pues para el Gobierno, el poder popular no es otra cosa que el que milita en el PSUV, y este quiere hacer ver que ellos son el poder popular.

Recuerdo un obrero, un cuadrillero, que me dijo "esta fue la franela que me dieron hoy para trabajar" y no era otra cosa que una franela con el nombre del PSUV. Y eso no es otra cosa que una gran corrupción.

-¿Es este un gobierno so- cialista?

-Esto que estamos viviendo no es ningún socialismo democrático. Un gobierno que gasta seis millones de dólares en armas compradas a Rusia no puede hablar de poder popular.

Una genuina organización popular es necesaria pero eso no es lo que ellos están proponiendo. Todo lo contrario, hay un gran chantaje, un juego de palabras usando el poder popular como fachada, para engañarnos, pero lo que aspiran es convertir las comunas en un partido político.

El debate no es quien tiene el poder, el debate es cómo hacemos para desmontar la anarquía y el atropello, pues el gobierno tiene injerencia diaria en cada uno de nosotros.

Aquí hay que construir una democracia social. La vida del país es lo social y Chávez trata de hacer ver que él es el dueño. Se lo he dicho a los corresponsales extranjeros que me han entrevistado, que es una falacia que Chávez es la voz del pueblo, que él lo que quiere es que el pueblo haga lo que él desea. que está endiosado. Que ni el PSUV ni Chávez son el poder popular, aunque quieran mezclarse y confundir a la gente.

La lucha desde adentro

-Todo indica que van a aprobarla...

-Que Chávez sepa que si aprueban esa ley en cada comuna vamos a estar nosotros porque ellos ya perdieron el control de la base, así como perdieron el control de los consejos comunales. Los habladores de pistoladas, como los ministros, no tienen idea de lo que es el poder popular porque son nombrados a dedo, por decreto. Son unos caraduras. ¿Con qué moral hablan del poder popular? ¡Es que si se lanzan a una elección sin padrino, la pierden!

Nos vamos a meter allí porque no nos va a pasar como con la Asamblea Nacional que nos inhibimos y ahí tenemos los resultados. No hay poderes. No hay debate. Lo que se ejecuta es lo que ordena el Presidente.

El Gobierno Nacional cree que su capacidad de chantaje es infinita y se equivoca. Pero qué va. Esto no lo va a parar nadie, después de que el 5 de enero asuma la nueva Asamblea. Como dije antes, a los consejos comunales no los reconocerán ni les dan recursos si no son obedientes al caudillo. Y de la misma manera querrán actuar con las comunas.

-¿Y cómo afectaría esta ley la descentralización?

-Mucho. Pues cómo se financian las comunas, pues quitándole más dinero a las gobernaciones y a las alcaldías.

La pregunta al ciudadano debe ser "¿Usted quiere un gobernante todopoderoso, usted quiere un país a la medida de Chávez o quiere un país para todos, como el que queremos los venezolanos? Esa es la pregunta que debe hacerse el 26S.

Y la Ley de Comunas es el país que Chávez quiere para seguir debilitando al poder popular. El llamado nuestro es: Ley con fachada de poder popular que aprueben, que sepan que nosotros nos vamos a meter allí, como lo hemos hecho con los consejos comunales, donde sabemos que los que no son de ellos, no les dan recursos para desacreditarlos. Es la ley del chantaje.

Otro ejemplo de la deficiencia y la anarquía es la transferencia de servicios a los consejos comunales, como por ejemplo el aseo en San Pedro de Los Altos. Es el Estado transfiriendo su ineficiencia a los ciudadanos, a las personas comunes y corrientes.

-¿Y quién responde por el dinero que se invierta en las comunas?

-Como he dicho, son una máscara de Poder Popular pero será el PSUV, el partido único, mandado por Chávez, quien dé las órdenes y controle todo.

No hay ninguna buena intención con esa legislación. Lo más seguro es que lo que nos espera es una gran anarquía. Porque, qué pasó con los círculos bolivarianos. No los pudieron armar, así como no pueden controlar los consejos comunales. Ni podrán con las comunas, si en definitiva aprueban la ley, que por cierto no se sabe si la segunda discusión será ahora o después de las elecciones.

-¿Cómo trabaja la Gobernación mirandina con los consejos comunales?

-A ellos les damos asistencia técnica y recursos, pero también ejercemos contraloría y supervisión, y nos ha ido muy bien. En el estado Miranda hay muchos conglomerados contentos con lo que hemos hecho con los consejos comunales, aunque quieran deslegitimarlos cuando no se arrodillan ante el poder central. El ejemplo que tenemos es que cuando los consejos comunales no tienen presión del PSUV son exitosos. "
Fuente:

No hay comentarios: