lunes, 14 de junio de 2010

Consejos Comunales el control del estado en la participaicón.

Con fecha 14 de junio de 2010, El Universal, recoge dos interesantes notas de prensa sobre el tema de los Consejos Comunales y la "real" participación ciudadana.

I.- Los Consejos Comunales canaliza toda la participación y la secuestra a favor de la tendencia oficial.

El primer reporte señala que los consejos comunales surgieron como un modelo de participación ciudadana y en muchas comunidades llegaron a desplazar a las asociaciones de vecinos. Pero con el paso del tiempo esta forma de asociación se encuentra cada vez más sesgada.

A partir del más simple de los requisitos se condiciona la participación de los ciudadanos. Así se puede ver en la planilla de postulación de candidatos en la que además de demostrar la voluntad para optar a un cargo, el candidato debe manifestar su compromiso de cumplir con lo establecido en la Ley de los Consejos Comunales, todo ello "en aras de la construcción del nuevo de modelo socialista de igualdad, equidad y justicia social".

"Uno participa, pero con una camisa de fuerza", critica Kiomara Escovino, dirigente vecinal.

Miguel González Marregot, vicepresidente del Consejo Local de Planificación Pública de Baruta, municipio en el que se han recibido numerosas denuncias sobre trabas impuestas, asegura que con estas acciones se violan los derechos de libre asociación y participación establecidos en la Constitución y en convenios internacionales.

"Cuando el Gobierno dice que a través del Ministerio de las Comunas se dictarán los lineamientos se viola el libre ejercicio a la participación. Además, la ley dice que deben responder a una planificación centralizada y así se rompe también el libre ejercicio de la actividad comunitaria y vecinal", explica el especialista en la materia.

González Marregot recuerda que en alocuciones la viceministra de Participación Comunal, Margaud Godoy, ha señalado a los consejos comunales como herramientas para profundizar el socialismo. "De esta manera se pretende ahogar la participación, los consejos comunales no se pueden manejar bajo el concepto de esta persecución política", agrega.

Por su parte, Belkis Colmenares, del consejo comunal de Vista Alegre, coincide en que la ley es muy específica al decir que los consejos comunales deben estar todos dentro de una poligonal, pero no habla de ideologías. "Nuestro consejo es plural y nuestro único objetivo es mejorar Vista Alegre sin importar intereses políticos o monetarios".

II.- El registro de los Consejos Comunales se convierte en una "alcabala" y termina limitando la participación, pues deja uno sin registro por un tiempo o por siempre.

La segunda nota de prensa destaca los siguientes comentarios:
Consejo Comunal en Hoyo de la Puerta:
Los proyectos en los que trabaja el consejo comunal Francisco de Miranda Siglo XXI, en el sector El Campito de Hoyo de la Puerta, buscan mejorar la distribución de agua, así como optimizar el servicio de electricidad en el sector. Hace un mes que la comunidad votó para escoger los voceros de esta comunidad organizada y desde hace un mes los elegidos intentan registrarse en la Fundación para el Desarrollo y Promoción del Poder Comunal (Fundacomunal). Pero hasta ahora todos los intentos han sido infructuosos.

"En el registro nos quieren imponer cosas, nos quieren decir cómo trabajar y qué hacer. Lo que pasa es que no somos chavistas y como yo trabajé en la Alcaldía de Baruta, ellos creen que soy escuálida", comenta Mariela Torres, miembro de este consejo comunal.

De manos atadas se encuentran numerosos consejos comunales que están en medio del proceso de formación o actualización de acuerdo con los nuevos estatutos establecidos por la ley aprobada en diciembre del año pasado. Con requisitos que están fuera de la ley u obligándolos a representar el socialismo del siglo XXI más de un consejo comunal ha quedado al margen de las labores para las que fueron elegidos.

Consejo Comunal en La Trinidad:
A finales de noviembre la comunidad de La Trinidad escogió los nuevos representantes del consejo comunal Ríos de Venezuela. "Siete veces hemos ido a registrar la organización y nos mandan siempre a una sede diferente. Finalmente nos dijeron que solo iban a registrar a los que pertenecieran a los batallones o milicias", denuncia Luis Colmenares, representante del consejo comunal.
Comité Promotor de Consejo Comunal en San Bernardino.

Desde San Bernardino, José Gregorio Castillo, quien formó parte del comité promotor del consejo La Ceiba del Ávila, acota que la ley no establece la necesidad de identificarse políticamente, así pues, considera que esta actitud representa una obstrucción al derecho de la participación. "Hay otras comunidades del sector que se están tratando de organizar y les dicen que si no se unen con otro grupo oficialista no les crean el comité promotor. Estas cosas no pueden suceder", denuncia este vecino.

Precisamente, por estas dudas, los recién elegidos miembros de La Ceiba del Ávila esperan desarrollar un centro de capacitación que permita compartir la experiencia de la formación de consejos comunales entre los demás miembros de la comunidad. Ellos, por su parte, han recibido el apoyo de la Universidad Católica Andrés Bello para la conformación de los equipos vecinales.

Consejo Comunal de Prados del Este:
Y en efecto, muchas son las dudas que hay que aclarar. Una es la de los vecinos de Prados del Este, quienes realizaron recientemente elecciones con la participación de 900 personas. De acuerdo con Kiomara Escovino, dirigente vecinal, las autoridades de Fundacomunal negaron el proceso de registro del consejo comunal pues el promotor o veedor asignado por parte del Poder Comunal no supervisó el proceso de elección.

"Ellos nos asignaron un veedor y él nunca se presentó a pesar de que había cartas firmadas y le mandamos mensajes. No se puede jugar con la buena intención de la comunidad. Aquí parece que el que apoya al Gobierno tiene garantizada su participación, de lo contrario, no", critica Escovino.
Estos dos aspectos son los dos contenidos de los artículos que son publicados en la web de El Universal.

No hay comentarios: