lunes, 19 de abril de 2010

Diputada Maria de Queipo opina sobre las Guerrillas Comunicacionales.

Con fecha 14 de abril de 2010, El Nacional, registra una declaración de la Diputada Maria de Queipo, Presidenta de la Comisión de Educación de la Asamblea Nacional, quien sobre la guerrilla comunicacional señaló no sin antes restarle importancia a las críticas formuladas por los sectores de oposición con respecto a la creación de la guerrilla comunicacional.

"Yo jamás me atrevería a vincular a los colectivos estudiantiles con guerrilleros, a menos que tenga una investigación convincente en la mano, aunque a través de la observación directa hemos percibido que hay sectores que se hacen pasar por estudiantes para cometer hechos terroristas, subversivos o desestabilizadores", afirmó la parlamentaria, en una nota de prensa difundida por la AN.

La parlamentaria consideró que la situación es delicada y el Estado está en la obligación y tiene el compromiso de profundizar la investigación para que no se vincule el colectivo estudiantil en esos hechos. En caso de comprobarse que hay estudiantes o sectores de la oposición que están ejecutando hechos violentos serán denunciados con nombres y apellidos, y serán sancionados.

"No podemos caer en un desprestigio general de los estudiantes. Ellos son el futuro de la nación para el debate y para que el país cuente con una reserva moral fuerte", expresó Queipo.

En tal sentido, aclaró que la LOE contempla que se comience a generar iniciativas en las escuelas para que los niños, niñas y adolescentes estén en capacidad de analizar los contenidos de los medios de comunicación y su alcance social.

Dijo que se trata de hacer análisis de contenido de los medios, para que todos los ciudadanos y ciudadanas, a través de un proceso de democratización y el aprendizaje, lean e interpreten la información que presentan los medios y así acabar con esa condición de indefensión que tienen niños, niñas y adolescentes, quienes se encuentran prisioneros de la ofensiva mediática que perturba su salud mental y, sobre todo, forma antivalores en relación con la patria, sus autoridades y sus instituciones.

Fuente:

No hay comentarios: