viernes, 3 de abril de 2009

¿Bibliocausto? ¿Desincorporación legal de titulos en bibliotecas venezolanas? ¿Qué pasó realmente?

El domingo 29 de marzo de 2009, El Nacional, publica bajo la pluma de Laura Helena Castillo, un reportaje sobre la destrucción de más de 60.000 volúmenes sustraídos de las bibliotecas públicas del estado Miranda, durante la gestión de Diosdado Cabello.

Previamente en El Universal, el día 21 de marzo de 2009, la periodista Natalia Matamoros Migdalis Cañizález, publica un especial para este diario caraqueño en el que se informa sobre la denuncia que el Instituto de Bibliotecas de Miranda hará ante la Contraloría y la Fiscalía sobre la desincorporación de 46 mil textos o libros, que fueron vendidos como pulpa de papel a centros de reciclaje.

Denuncia que según la nota se hace en función de la revisión que contraloría interna del instituto de bibliotecas realiza sobre distintos soportes. En la información se indica que según informes de desincorporación de textos elaborado por la propia institución, la Biblioteca Cecilio Acosta ha sido la que mayor pérdida reportó, en total unos 1.948 titulos. Guarenas-Guatire con 4.340 ejemplares desaparecidos.

La nota de prensa destaca que para Hermoso, la intención de la anterior directiva era eliminar las obras para tener mayor capacidad de almacenar libros ideológicos. Incluso en la denuncia que se hace, se habla de unos bienes muebles, que luego de algunas mudanzas de bibliotecas en el 2008, simplemente desaparecieron.

Aunado a esto, la periodista destaca que en Caucagua el pueblo tomó la entrada de la biblioteca, frente a la plaza bolívar para evitar que la alcaldía desalojara la Biblioteca. En el Municipio Acevedo, afirma la nota de prensa, el síndico ordenó desocupar el inmueble donde opera la Biblioteca por 30 años.

Por su parte el 2 de abril Ignacio Barreto, director nacional de la Biblioteca Nacional, realizó una rueda de prensa sobre las denuncias de desincorporación de libros y según nota de prensa del Ministerio del Poder Popular para la Cultura, con fecha 02 de abril, afirmó:

-No haber podido reunirse con las autoridades del Instituto de Bibliotecas del Estado Miranda.

-Que existe a la disposición pública un manual normativo sobre desincorporación de títulos, que claramente indica las razones en que se debe fundamentar esas acciones y el aspecto temático no está contemplado como una razón para el descarte de libros.

-ABN registra en igual fecha, que Ignacio Barreto de la Biblioteca Púbica Nacional señaló que la desincorporación de libros no se puede hacer en detrimento de una colección, manifestó que si se desincorporaron libors de la colección Gallegos, es porque hay libros de Gallegos en la colección.

-Apuntó que el tema tiene como objetivo estratégico, apuntar hacia la instalación de una matriz mediática, orientadas a convertir a este proceso y a sus integrantes, en reencarnaciones tropicales del fascismo sufrido por la mayoría de los países europeos.

- ABN registra que en esa rueda de prensa el presidente de la Biblioteca Nacional, señala que los gobiernos regionales de Carabobo y Táchira, han desincorporado libros cuya temática podía considerarse afín con el proceso de transformación del país, tal y como se lo han informado trabajadores bibliotecarios en esos estados.

Dos posiciones, acusaciones mutuas, y una respuesta del gobierno a las denuncias, el mismo gobierno que por otro lado declara que no habrá cine capitalista en las salas de cine en Caracas.-

1 comentario:

Anónimo dijo...

Ya hace 6 meses que se inicio la campaña sobre una supuesta destrucción de libros de las bibliotecas publicas de Miranda. Hasta ahora los denunciantes ni siquiera han abierto una averiguacion que avale lo indicado. Solo la campaña mediatica para dañar y chantajear a los trabajadores.
Para mas información visita bibliotecasmiranda.blogspot.com

Saludos