sábado, 7 de junio de 2008

Las elecciones del PSUV, QUE BUENO que se celebraron!

Si, ¡¡qué bueno!! que se hayan celebrado estas elecciones, porque se ha dejado una evidencia más, de lo que es el Poder del Estado en situaciones donde la imparcialidad está en crisis y debilita la institucionalidad. Las 2 razones principales para aplaudir esas elecciones son:

1./ Los Venezolanos aún no tenemos conocimiento de los resultados del 2 de Diciembre cuando el NO ganó al SI en el referendo para la reforma constitucional. Mientras han pasado 6 meses, el CNE, en menos de 1 día logra presentar en su web, los resultados de las elecciones internas del PSUV, elecciones que igual que las del 2 de Diciembre, fueron nacionales y además realizadas con el uso de la tecnología. Entonces, si hay capacidad para dar resultados rápidos de una elección interna, ¿por qué no dar los resultados de un referendo?.

2./ Se demostró que el CNE puede financiar elecciones internas de organizacioens con fines políticas, lo cual abre la puerta para que otras organizaciones así lo soliciten y puedan elegir sus candidatos. Pero ¿y cómo queda la norma constitucional que prohibe el financiamiento a las asociaciones con fines políticos por parte del Estado?.

Si bien es cierto el inmenso número de candidatos no eran conocidos, por lo que los resultados en este juego válido de democracia interna, eran resultados facilmente predecibles en la mayoria de las ciudades del país. Ahora bien, todos esos candidatos que postularon, debieron incurrir en gastos electorales, por lo tanto deberian presentar sus cuentas y el CNE velar por que ese proceso haya estado financiado por fondos lícitos.

Se discute el financiamiento público de campañas, luego de una década (1998-2008) en la que año tras año se han celebrado elecciones de todo tipo. ¿Por qué ahora y no antes?.

¡Qué bien!, que se celebraron estas elecciones, porque así el debate sobre la igualdad de oportunidades entre el partido oficialista y los de oposición, no queda en palabras de la oposición, sino que además los hechos son la mejor prueba ante el mundo, que la democracia participativa, protagónica de la República de Venezuela, no es para todos.

No hay comentarios: